La batalla de Inglaterra

Bombarderos alemanes Heinkel He 111 atravesando el canal de la Mancha en 1940. / Wikimedia

El 10 de julio de 1940, denominado en clave por los alemanes “Operación día del Águila”, la aviación del III Reich iniciaba los ataques aéreos contra territorio británico, especialmente la ciudad de Londres. Se iniciaba con ello la conocida como Batalla de Inglaterra, que se libró principalmente en los cielos de este país, aunque también sobre Alemania por los contraataques británicos.

 

CV / La II Guerra Mundial había comenzado el 1 de septiembre del año anterior con la invasión y ocupación de Polonia por las fuerzas de la Wehrmatch. Polonia se rindió el 6 de octubre. Entonces comenzó lo que se denominó drôle de guerre, que significa algo así como guerra de broma o guerra de ficción. Durante varios meses, con la excepción de una breve y limitada ofensiva francesa que fracasó, los contendientes se limitaron a observarse desde sus respectivas posiciones durante unos meses.

En abril de 1940, los alemanes iniciaron la invasión de noruega, que ocuparon en unas semanas derrotando a la fuerza expedicionaria británica y a las fuerzas noruegas. En mayo la Wehrmatch desencadenó un ataque fulminante aplicando los principios de la Blitzkrieg, ocupando Holanda y Bélgica y Luxemburgo, entrando poco después en Francia a través de las Ardenas. Francia se rendía el 22 de junio y poco después Hitler presidía un desfile militar alemán en París. Alemania había ganado la guerra en el continente y solo le quedaba Gran Bretaña.

Londres devastada tras los bombardeos alemanes, vista desde la Catedral de San Pablo. Al fondo la cúpula del Old Bailey. / Wikimedia

Algunos historiadores han sugerido que la rapidez de la victoria alemana sorprendió al propio Hitler y a su estado mayor, tanto que no habían previsto qué hacer en este caso. O mejor, lo que habían previsto era que con la caída de Francia concluía la guerra. Parece ser que Hitler propuso al Reino Unido un acuerdo de paz mediante el cual Inglaterra conservaría su imperio colonial a cambio de dejar las manos libres a Hitler en el continente. Pero los británicos, aunque solos, decidieron proseguir la guerra. Hitler tuvo que platearse entonces como enfocar la guerra con Inglaterra.

Los británicos dominaban los mares. Por lo tanto, cualquier proyecto de invasión tenía que pasar necesariamente por la neutralización de su flota, empresa que la Kriegsmarine no estaba en condiciones de acometer. Napoleón lo había intentado un siglo y medio atrás desviando a la armada inglesa, pero la derrota de Trafalgar frustró todos sus proyectos en este sentido. Goering convenció a Hitler que la clave estaba en la superioridad aérea alemana. Se proyectó entonces la Operación León Marino, cuya primera fase sería la Operación día del Águila: la Luftwaffe podía destruir la flota inglesa y allanar el camino para un desembarco de la Wehrmatch en Gran Bretaña. En realidad, se trataba de doblegar la resistencia británica y forzarla a un acuerdo que le permitiera a Hitler librarse del frente del occidental para poder emprender su acariciado ataque a la URSS, con la cual tenía por entonces un pacto de colaboración mutua y no agresión.

La superioridad aérea de la Luftwaffe hacía plausible en proyecto. Los pilotos alemanes tenían también más experiencia en combate que los británicos. Pero no se contó con el desciframiento de los códigos de transmisión alemanes, ni con el radar, que dotó a la fuerza aérea británica de una muy superior capacidad operativa. Tampoco se contó con que los cazas Spitfire británicos estaban técnicamente por encima de sus homólogos alemanes en muchos aspectos.

La batalla de Inglaterra duró entre julio y octubre de 1940. El objetivo era atacar los aeródromos y la flota británica para dejar libre el Canal de la Mancha

La batalla de Inglaterra duró entre julio y octubre de 1940. El objetivo era atacar los aeródromos y la flota británica para dejar libre el Canal de la Mancha. Al principio, la proporción de aparatos en combate llegó a ser de 3 a 1 a favor de los alemanes, pero la mayor capacidad operativa británica con el uso del radar contrarrestó esta ventaja. Aun con un gran número de bajas en ambos lados, Hitler no lograba doblegar a Gran Bretaña, que gracias a los suministros norteamericanos y de las colonias, pronto estuvo en condiciones de replicar con bombardeos en Berlín que, si bien de poco alcance, causaron un gran impacto psicológico: Alemana estaba perdiendo la batalla.

Hacia el mes de octubre, se calcula que Hitler había perdido casi dos mil aviones. Finalmente, contrariado porque las bravatas de Goering cada vez eran más inverosímiles, e irritado por el bombardeo de Berlín, decidió cancelar la operación León Marino. Propiamente, la batalla de Inglaterra concluyó aquí. Hitler cambió entonces de táctica y optó por los bombardeos masivos de las ciudades británicas, para minar la moral de la población y su obstinación por resistir. Tampoco lo consiguió. Hacia mayo de 1941, con la Luftwaffe agotada, los ataques a gran escala alemanes sobre territorio británico cesaron. Alemania había perdido el dominio del aire y comenzaron los bombardeos en su propio territorio. Hitler decidió olvidarse de Inglaterra y atacar directamente a la URSS.

A propósito de la URSS hay una curiosa anécdota. En una reunión en Berlín entre el ministro de exteriores alemán, von Ribbentrop y su homólogo soviético, Molotov, un bombardeo británico obligó a los asistentes a interrumpirla y trasladarse a un refugio antiaéreo mientras Ribbentrop se estaba ufanando de que los británicos estaban en las últimas y a punto de rendirse. Molotov le preguntó entonces que por qué estaban en aquel refugio y quién estaba bombardeando Berlín. Toda una premonición.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA: 

Lunes, 5 de julio de 1687

En Inglaterra, se publicaba la obra Philosophiae naturalis principia mathematica, de Isaac Newton, una de las obras científicas con más influencia de la historia. Significó la culminación de la Revolución Científica del siglo XVII.

Martes, 6 de julio de 1535

Nacía en Londres (Inglaterra) Tomás Moro, autor de Utopía de los pensadores más influyentes del Renacimiento.

Miércoles, 7 de julio de 1846

El ejército estadounidense ocupaba las ciudades de Monterrey y San Francisco. Comenzaba la invasión de California en el marco de la guerra entre los EEUU y México (1846-1848).

Jueves, 8 de julio de 1497

El navegante portugués Vasco de Gama partía de Lisboa para llegar por primera vez a la India.

Viernes, 9 de julio de 1922

En los Estados Unidos, el nadador norteamericano John Weissmüller, posteriormente actor cinematográfico que protagonizó películas de Tarzán, batía el record del mundo de los 100m libres bajando por primera vez del minuto. Su marca fue de 58,6 segundos.

Sábado, 10 de julio de 1940

Tras la caída de Francia y como preludio de la operación León Marina, Comenzaba la batalla de Inglaterra entre la Luftwaffe alemana y la RAF británica.

Domingo, 11 de julio de 1975

Durante unas excavaciones arqueológicas en la ciudad china de Xia’n, se descubría el yacimiento de los guerreros de terracota, más de ocho mil figuras a tamaño real de guerreros y caballos en el monumento funerario del emperador Qin Shi Huang, fundador de la dinastía Qin, que datan del 210 a.C.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.