La Cabaña del Tío Tom

Simon peleando con Tom / Wikimedia

Tal día como hoy… 20 de marzo de 1852 se publicaba en los Estados Unidos la novela ‘La Cabaña del Tío Tom’

 

El 20 de marzo de 1852 se publicaba en los Estados Unidos la novela ‘La Cabaña del Tío Tom‘ –Uncle Tom’s Cabin-. Su autora, Harriet Beecher Stowe (1811-1896), una abolicionista convencida y militante, la escribió con la expresa intención de denunciar la esclavitud y los discursos supuestamente benevolentes, legitimadores de la esclavitud que desde el “Viejo Sur” acostumbraban a presentar una imagen irreal e idealizada de una supuesta armonía social que nunca fue.

 

CV / Sin ser una obra maestra, ‘La Cabaña del Tío Tom’ consiguió sensibilizar a gran parte de la población del norte de los EEUU con una denuncia descarnada de la esclavitud y, no solo de las pésimas condiciones de trabajo de los esclavos negros, sino también del atentado contra la dignidad humana que es y representa en sí el propio hecho de la esclavitud.

Fue la novela más vendida del siglo XIX en los Estados Unidos, y el segundo libro más comprado después de la Biblia en todo este periodo

Fue la novela más vendida del siglo XIX en los Estados Unidos, y el segundo libro más comprado después de la Biblia en todo este periodo. Tras el primer año de su publicación se vendieron trescientas mil copias. Y que fuera el segundo libro más vendido después de la Biblia establece también una relación con esta obra: Harriet Beecher Stowe era hija de un pastor congregacionista antiesclavista, y su marido un pastor y teólogo profesor de seminario protestante. Los valores que pretende transmitir en su novela son precisamente los valores de la Biblia y mostrar su incompatibilidad con la existencia de la esclavitud.

Y lo hace partiendo de la inconsistencia de la idealización de Dixie –el viejo Sur-, asumiéndolos como hipótesis que se manifiesta inviable. Había ciertamente un modelo idealizado del Sur y su reivindicación de un mundo rural, supuestamente armónico, en el que los negros vivían felices trabajando bajo la paternal supervisión de sus propietarios blancos, que velaban por ellos. Y de esta premisa parte precisamente la autora al comienzo de su novela.

Portada de la edición de Boston de 1852 7 Wikimedia

Tom, el protagonista, es un esclavo que trabaja en la típica plantación cuyo propietario podemos admitir que es muy humano con sus esclavos, y una buena persona, él y toda su familia… Pero desde el mismo comienzo del relato, tiene problemas económicos y se ve obligado, contra su voluntad, a vender algunos de sus esclavos, y uno de ellos es Tom, el prototipo del esclavo abnegado y fiel a sus dueños por encima de todo.

Un mercader compra a Tom y a una esclava, Eliza, madre de un niño pequeño. Eliza decide huir con su hijo, y consigue llegar al Norte, acogida y ayudada por un grupo de cuáqueros abolicionistas. Tom es vendido en un merado de esclavos lejano, y es comprado por un padre a instancias de su hija, Evangeline Saint-Clare. Una familia de buenas personas que acogen a Tom. Pero la niña muere de enfermedad al poco tiempo, y su padre también, siendo Tom revendido a un cruel propietario de plantaciones, famoso por maltratar a sus esclavos, que quiere convertir a Tom en su cómitre. Tom se niega a utilizar el látigo y como castigo su dueño ordena azotarle hasta la muerte. Mientras tanto, el hijo de su antiguo propietario busca a Tom desesperadamente para recuperarlo. Cuando finalmente consigue saber dónde había ido a parar, llega con Tom agonizando, recibiendo de él palabras de perdón y agradecimiento. Regresa entonces a Kentucky, libera a todos sus esclavos a la vez que jura solemnemente luchar toda su vida contra la aberración de la esclavitud.

La autora se hizo famosa y dedicó su popularidad fomentar el abolicionismo

La autora se hizo famosa y dedicó su popularidad fomentar el abolicionismo. Años después, en 1862 y en plena guerra civil, fue recibida por el presidente Abraham Lincoln la recibió y le dijo a modo de agasajo: “Así que es usted la pequeña mujer que provocó esta gran guerra”.

Harriet Beecher Stowe murió en hartcourt (Connetticut, EEUU) el 1 de julio de 1896 a la edad de 85 años.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí