Se encontró que, en general, en los países nórdicos la ocupación era de alta calidad, mientras que en los países del sur de Europa y de Europa Oriental, las altas tasas de empleo precario estaban claramente relacionadas con la satisfacción laboral autopercibida, la salud en general y la salud mental / UPF

Una ocupación laboral de calidad mejora las desigualdades en la salud

.

Un artículo publicado en la revista International Journal of Health, con la participación de varios investigadores del grupo Greds-Emconet, resume las principales conclusiones del proyecto Sophie dentro del ámbito del mercado laboral y las políticas de empleo.

.

UPF / Un empleo de calidad en un mercado laboral regulado es beneficioso para la salud de los trabajadores y reduce las desigualdades. Esta es una de las principales conclusiones de la investigación que el Grupo de Investigación en Desigualdades en Salud – Employment Conditions Network (Greds-Emconet) de la UPF ha llevado a cabo en el marco del proyecto europeo Sophie, concretamente en su línea dedicada al mercado laboral ya las políticas de empleo.

Un artículo científico publicado recientemente en la revista International Journal of Health, con autores pertenecientes a siete instituciones diferentes, hace un resumen de los principales resultados y conclusiones dentro de este ámbito de estudio del proyecto Sophie.

.

Entre los autores, encontramos a cinco investigadores vinculados a Greds-Emconet: Joan Benach, profesor de Departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la UPF y director del Grupo de Investigación; Mireia Julià (primera autora), investigadora del grupo y profesora asociada del mismo departamento; Laia Ollé-Espluga, doctora por la UPF; Carles Muntaner (Universidad de Toronto) y Christophe Vanroelen (Vrije Universiteit Brussel).

.

Nuevos conceptos multidimensionales para medir la calidad del empleo

La investigación que ha llevado a cabo Greds-Emconet ha evidenciado la falta de acuerdo existente sobre las definiciones conceptuales en este ámbito. Ha establecido nuevos conceptos multidimensionales para medir la calidad del empleo, la precariedad laboral y el empleo informal, así como su impacto sobre la salud en los mercados de trabajo europeos contemporáneos, en los que el empleo a tiempo completo está disminuyendo.

El estudio encontró que el empleo precario e informal necesita una categorización más detallada que la clásica dicotomía entre empleo estándar y no estándar. Así, diferenció cinco tipos diferentes de puestos de trabajo en cuanto a la calidad de empleo. Son (de más a menos calidad) los siguientes: SER-like (óptima relación de empleo estándar), instrumental (relativamente estable pero con beneficios), portfolio (de alta calificación, pero más flexible), precario insostenible (con condiciones de empleo y relaciones adversas) y precario intensivo.

.

Diferencias notables entre países de la Unión Europea

Las condiciones y la calidad de empleo (factores que constituyen uno de los determinantes sociales más poderosos en cuanto a salud durante la vida adulta) y su relación con las desigualdades en salud, difieren mucho según el país de la Unión Europea donde nos encontramos y también entre la UE y los países de fuera. La investigación utilizó diferentes encuestas y herramientas europeas, como la European Social Survey (EES), la European Working Conditions Survey, o el Employment Precariousness Scale (EPRES) para analizar la calidad del empleo y su relación con la salud.

También se puso de manifiesto que las diferencias entre países relacionadas con la calidad del empleo afecta a las desigualdades socioeconómicas basadas en la clase social y el género

Se encontró que, en general, en los países nórdicos la ocupación era de alta calidad, mientras que en los países del sur de Europa y de Europa Oriental, las altas tasas de empleo precario estaban claramente relacionadas con la satisfacción laboral autopercibida, la salud en general y la salud mental. También se puso de manifiesto que las diferencias entre países relacionadas con la calidad del empleo afecta a las desigualdades socioeconómicas basadas en la clase social y el género.

Greds-Emconet, en su estudio, también ha llevado a cabo estudios de casos de varios países europeos, para analizar sus políticas de empleo y mercado de trabajo. La precariedad del empleo en Cataluña, la representación de los trabajadores en el ámbito de la salud laboral en España, los trabajadores por cuenta propia en Suecia, o el sistema de vales de servicio de Bélgica, son algunos ejemplos.

.

Las políticas del mercado de trabajo impactan en la salud de los trabajadores

La investigación evidenció que las políticas sociales y de empleo han llevado a la precarización del mercado de trabajo europeo, creando peores condiciones laborales. La relación entre empleo a tiempo parcial, condiciones de trabajo y estado de salud de las personas depende, en buena medida, de las tipologías del Estado de bienestar, el género, la medición del empleo a tiempo parcial y su naturaleza forzosa o voluntaria.

Por tanto, sería necesario tomar una serie de decisiones, que deberían contar con la implicación de las políticas nacionales y europeas de salud pública: frenar el aumento de la precariedad; aumentar la seguridad y la calidad del empleo, a fin de proteger la salud y el bienestar de los trabajadores, y así poder reducir las desigualdades en salud.

Otros aspectos a mejorar serían desarrollar las definiciones del los indicadores estandarizados, las encuestas y los sistemas de información, para poder medir el empleo precario e informal y la participación de los trabajadores en los países europeos, o velar por el equilibrio entre trabajo y familia.

.

Un proyecto que analiza el impacto de las políticas estructurales en las desigualdades en la salud

El proyecto Sophie, desarrollado entre los años 2011 y 2015, ha sido financiado por el 7º. Programa Marco de la Comisión Europea, y ha contado con la participación de una docena de socios de todo el mundo, entre los cuales, en España, la Agencia de Salud Pública de Barcelona (centro coordinador), la UPF, Cáritas Barcelona y la Universidad del País Vasco, junto con otros centros de Italia, Canadá, República Checa, Eslovaquia, Suecia, Países Bajos y Gran Bretaña.

Las conclusiones de la investigación, llevada a cabo en siete ámbitos de trabajo diferentes (Estado de bienestar, mercado de trabajo, ámbito de la construcción, vivienda, género, migración, métodos de evaluación de políticas y transferencia de la participación y el conocimiento ) han confirmado la hipótesis inicial, que las políticas sociales y económicas son determinantes en las desigualdades en la salud, y que las políticas orientadas a la equidad pueden mejorar estas desigualdades.

.

Referencia bibliográfica:
Mireia Julià, Laia Ollé-Espluga, Christophe Vanroelen, Deborah De Moortel, Sarah Mousaid, Stig Vinberg, Vanessa Puig-Barrachina, Esther Sánchez, Carles Muntaner, Lucia Artazcoz i Joan Benach (octubre 2016). Employment and Labor Market Results of the Sophie Project: Concepts, Analyses, and Policies. International Journal of Health. DOI: 10.1177/0020731416676233