La cerámica de Cataluña y del Japón

Josep Llorens Artigas y Hamada Shōji, Tesoro Nacional Viviente japonés, se pueden considerar dos de los ceramistas más importantes del siglo XX. Los dos artistas compartían una relación de admiración y amistad, un vínculo que se hace patente en la nueva exposición del Museu Nacional d’Art de Catalunya, Los colores del fuego. Hamada – Artigas.

 

La muestra ofrece una nueva aproximación a las relaciones artísticas entre Cataluña y Japón a través de la unión de los dos ceramistas, que será el eje conductor de la visita y permitirá profundizar en el impacto y la inspiración que generó la cerámica japonesa en el país. También se muestran los intereses que Hamada y Artigas compartían con otros artistas como Joan Gardy Artigas, Eudald Serra y Joan Miró.

Artigas fue uno de los primeros ceramistas catalanes en acercarse a los modelos de Asia Oriental

Aunque el centro de la exposición es el arte de la cerámica, se complementa con otros documentos y fotografías de la época con el objetivo de mostrar los vínculos que Artigas y otros artistas catalanes establecieron a mediados del siglo XX con el movimiento mingei, que se dedicaba a la recuperación de la cerámica y el arte popular japonés. Artigas fue uno de los primeros ceramistas catalanes en acercarse a los modelos de Asia Oriental. El artista incorporó algunas características de esta tradición, como el equilibrio simple, armónico y depurado a sus cerámicas.

La exposición estará hasta el 3 de octubre dentro del horario del museo, de martes a domingo, incluidos los festivos. El precio de la entrada general es de 12 euros y es válida para dos días durante un mes a partir de la fecha de la compra.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí