La ciberenseñanza cambia la forma de estudiar

Según datos de un estudio reciente, por sí solo o complementada con tutorías y clases presenciales, el e-learning destaca como la modalidad preferida para el 97% de los encuestados.

La formación on-line destaca como la modalidad preferida

.

Prácticamente, todos los modelos de interacción humana y profesional se desarrollan a través de la red. A estas alturas nadie cuestiona el valor de internet como herramienta de mediación en el conocimiento.

La formación online permite la flexibilidad de horarios y un mayor reconocimiento profesional entre las empresas de selección de personal.

La crisis económica ha disparado la demanda de aprendizaje online como opción para prepararse mejor para el futuro e invertir el tiempo. Las tasas de paro registradas en España han propiciado que muchas personas se planteen la formación virtual como un método de preparación para el futuro.

También las nuevas demandas del mercado profesional requieren de la generación y el dominio de conocimientos adaptados a las nuevas tecnologías o a profesiones emergentes que repercutan en la inserción laboral a corto plazo.

Además, el reconocimiento de un título por internet tiene incluso mejor aceptación que el presencial entre los profesionales de recursos humanos pues valoran el doble esfuerzo que supone para el alumno. Eso sí, siempre que el título esté avalado por un buen centro académico.

Según el estudio de 2011 de Krasis sobre las preferencias de la formación en el sector de las tecnologías de la información, se confirma que la formación on-line destaca como la modalidad preferida frente a la presencial, algo que avalan los casi 700 profesionales que comparten esta valoración en dicho informe.Por sí solo o complementada con tutorías y clases presenciales, el e-learning destaca como la modalidad preferida para el 97% de los encuestados.

En este escenario, cabe destacar dos aspectos importantes a la hora de diferenciar una formación presencial de otra online. Por un lado, el hecho de no depender de horarios u otras restricciones es lo que más destacan los profesionales que intentan compaginar su formación con su trabajo.

Por otro, el grado de reconocimiento en el mercado profesional por parte de las empresas de selección es igual o superior a un título alcanzado en cualquier centro presencial pues se valora el esfuerzo que suponen la auto organización y el empeño por adquirir conocimientos desde una actitud proactiva.

Además, y sin perder de vista que ambas opciones presentan pros y contras, el alumno a distancia está formándose dentro de un sistema que obedece al uso y al desarrollo de nuevas tecnologías pues cuenta con herramientas multimedia que debe manejar de forma natural al tiempo que adquiere nuevos conocimientos en otras áreas.

.

Un nuevo paradigma educativo

El escenario educativo en España cambió a partir de la década de los noventa cuando nacieron nuevos sistemas formativos basados en las nuevas tecnologías mediante las cuales se impartirán materias. Desde entonces, son numerosos los estudios pedagógicos que apuntan hacia nuevas formulaciones del sistema educativo en el que las T.I.C. (tecnologías de la información y la comunicación) supongan algún “valor añadido” a los procesos tradicionales de enseñanza.

La mayoría de las grandes compañías disponen de formación online como parte de la formación continúa a sus empleados. En general, las grandes empresas tienen más experiencia con programas de e-learning y una visión más amplia de la metodología ya que ofrecen cursos online para contenidos de todo tipo. Sólo un 5% de las grandes empresas no tiene iniciativas de formación online en marcha.

Una comunidad virtual educativa puede estar integrada por universidades hasta pequeñas escuelas. La transmisión de conocimiento se efectúa gracias a las tecnologías de la información pero su uso también condiciona la conducta de los individuos. La tecnología ha cambiado la forma de estudiar. La revolución de formatos permite una conexión permanente de la información a la vez que se interactúa a través de preguntas, búsquedas, debates en foros o formatos audiovisuales y también redes sociales.

Al aumentar las herramientas se desarrollan nuevos modelos que conducen a un cambio de paradigma educativo. El Plan Bolonia es prueba de ello. Bolonia, según dicen los responsables tanto de la UOC como de la UNED, supondrá el respaldo definitivo a sus métodos en Europa. El nuevo espacio europeo de educación exige que el alumno sea más autónomo, más activo, más autodidacta, algo que la universidad tradicional ha implementado ya que los profesores presenciales incluyen cada vez más material interactivo en sus clases.

.

Noticia patrocinada por EducaciOnline

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí