Ya se realiza cirugía de obesidad, extirpación radical de vejiga y de ganglios paraórticos en cáncer cuello de útero y de endometrio. Desde su puesta en marcha, hace cinco años, se han realizado  800 procedimientos con esta cirugía robótica.

El Clínico San Carlos aborda nuevos procedimientos quirúrgicos con el robot Da Vinci

En las especialidades de Cirugía General y Aparato Digestivo, Urología y Ginecología.

.

El  Hospital Clínico San Carlos ha iniciado el abordaje de nuevos procedimientos quirúrgicos con el robot Da Vinci en las tres especialidades en la que lleva trabajando desde hace cinco años: Cirugía General y de Aparato Digestivo, Urología y Ginecología.

Robot Da Vinci.

Así, ya se están realizando operaciones de cirugía de la obesidad; extirpación radical de vejiga en pacientes con cáncer, y extirpación de los ganglios linfáticos- linfadenectomías aortoiliaca- en pacientes con cáncer de útero. En Ginecología además se están llevando a cabo cirugía robótica en pacientes con estadíos iniciales de cáncer de ovario y con endometriosis profundas del tabique rectovaginal.

Estos procedimientos se añaden a los que viene haciendo desde hace cinco años el Clínico San Carlos cuando incorporó el robot el Da Vinci a  sus quirófanos y con el que ya se han realizado un total de 800 intervenciones en pacientes con patologías de las especialidades citadas.

Este hospital madrileño ha sido el primer centro público español  en contar con esta moderna tecnología diseñada por la NASA con la que ha llevado a cabo intervenciones pioneras, como una cistectomía o extirpación radical de vejiga realizada por el Servicio de Urología y  la primera histerectomía o extirpación radical del útero, llevada a cabo por el Dr. Vidart, jefe del Servicio de Ginecología.

Asimismo, la primera intervención ginecológica realizada en España con el Da Vinci  tuvo lugar en este centro en el año 2007 y fue llevada a cabo por el Dr. Javier Magriñá, de la Clínica Mayo, Estados Unidos, y consistió en la extirpación de un tumor de cuello uterino mediante una histerectomía radical.

Del total de las intervenciones realizadas en estos cinco años con esta tecnología, 315  han sido de patologías de cirugía general y aparato digestivo, 315 de problemas urológicos, y 170 en pacientes con enfermedades ginecológicas.

Los procedimientos de cirugía general y aparato digestivo que más se han operado son problemas biliares, hernias, cirugía colorrectal y cirugía de la obesidad. En Urología, la gran mayoría de los pacientes operados con este robot lo fueron de problemas de próstata, y en Ginecología, de histerectomías.

.

Cirugía de alta precisión y seguridad

La cirugía robótica se realiza sin que el cirujano esté en contacto directo con el enfermo. Situado en una consola de mando dotada de un visor en 3-D, el cirujano maneja unos mandos ergonómicos comparados en destreza a la mano humana. A través de éstos se transmiten las instrucciones al robot que está situado junto a la mesa de operaciones y que mediante dos brazos reproduce con precisión los movimientos indicados por el cirujano y ejecuta la intervención. Un tercer brazo sostiene una cámara endoscópica en 3-D.

Esta cirugía permite mayores ventajas frente a los instrumentos laparoscópicos y mínimos invasores ya tradicionales. Este avance se traduce en mayor precisión, con cicatrices más pequeñas, menos anestesia, menor sangrado y menos transfusiones de sangre, menos riesgo de infección, menor tiempo de hospitalización y recuperación más rápida para el paciente, con menos dolor.

La cirugía robótica es idónea en aquellas circunstancias que requieran una disección de precisión de estructuras anatómicas como ganglios linfáticos, vasos y nervios o las operaciones de tumores. También es útil para suturar estructuras delicadas y de difícil visualización, como la próstata o en la cirugía de la obesidad.

.

Programa de Cirugía Robótica

El Clínico San Carlos incorporó el Da Vinci a sus técnicas quirúrgicas en 2006 gracias al patrocinio de la Fundación Esther Koplowitz, poniendo al mismo tiempo en marcha el Programa de Cirugía Robótica, dirigido por el Dr. Jesús Alvárez Fernández-Represa, jefe del Servicio de Cirugía General y de Aparato Digestivo I.

Este programa tiene como misión alcanzar la excelencia, tanto en la asistencia a pacientes como en las vertientes docente e investigadora e ir incorporando la cirugía de telepresencia o robótica a la mayoría de las especialidades quirúrgicas.

La actividad llevada a  cabo con este robot ha convertido al Clínico San Carlos en un referente no solo en el campo asistencial sino también en el docente  ya que desde su puesta en marcha se está formando a cirujanos y  médicos residentes de las especialidades involucradas en  el mismo, tanto del propio centro como de otros hospitales de España y también del resto del mundo.

Para ello, periódicamente se  programan  cursos teórico-prácticos  de cirugía robótica y jornadas de carácter internacional donde se realizan intervenciones en directo para que los asistentes a las mismas puedan visualizar los procedimientos al tiempo que reciben explicaciones de los especialistas.

En cuanto a la investigación, el principal objetivo es la evaluación continua y sistemática de los procedimientos quirúrgicos que se llevan a cabo  con la cirugía de telepresencia o robótica.

Concretamente se hace un seguimiento exhaustivo, tanto desde el punto de vista clínico como del asistencial y económico, comparando los resultados obtenidos con la cirugía laparoscópica habitual y también con la cirugía convencional, así como con los resultados obtenidos de estudios internacionales.

El objetivo investigador es, por tanto,  evaluar  el impacto de la incorporación de la cirugía robótica a la actividad quirúrgica en forma de publicaciones, participación en reuniones científicas  y en estudios tanto nacionales como internacionales.