La conducción inteligente llega a los vehículos eléctricos

© imágenes: OpEneR

Los coches eléctricos del futuro serán todavía más verdes

.

Aunque los coches eléctricos están de moda, quedarse sin batería sigue siendo una de las grandes preocupaciones de sus conductores. Seis socios de Alemania, Francia, Austria y España han reducido el consumo de los vehículos eléctricos con un nuevo sistema inteligente de gestión y recuperación energética.

.

El equipo OpEneR ha desarrollado nuevas funciones y ha mejorado la conexión entre los componentes y los sistemas. Gracias a esto, el conductor recibe consejos para frenar en función del tráfico y para elegir la ruta con la que más se limite el uso energético. El ahorro obtenido puede alcanzar hasta un 30 % de energía y no hará falta esperar mucho para conseguirlo. Las nuevas soluciones se comercializarán y se integrarán progresivamente en la producción de nuevos modelos, lo que hará que los vehículos eléctricos sean más verdes todavía.

«Nuestros hallazgos son de gran importancia para el futuro de todos los vehículos eléctricos, incluidos los híbridos. Ayudarán a desbloquear el mercado», explica el Dr. Kosmas Knödler, coordinador del proyecto OpEneR, que trabaja para la división Chassis Systems Control en Robert Bosch GmbH.

El equipo del proyecto ha presentado en España dos vehículos eléctricos de demostración

Al cabo de tres años de colaboración intensa y de una inversión de 4,4 millones de euros de la UE, el equipo del proyecto ha presentado en España dos vehículos eléctricos de demostración.

 .

Vías más eficientes, más seguras y más inteligentes

Los ingenieros y los investigadores se han centrado en mejorar el sistema de propulsión eléctrica, el sistema de frenado regenerativo, el sistema de navegación y los sensores periféricos. Han desarrollado una arquitectura de red con varias funciones que conecta estos elementos entre sí.

Por ejemplo, la función «eco-routing» considera las necesidades específicas de un vehículo eléctrico al calcular la ruta más eficiente en términos energéticos. El control de crucero adaptativo garantiza un estilo de conducción semiautomático económico. Se basa en sistemas de radar y de vídeo apoyados por datos cartográficos perfeccionados que incluyen información sobre pendientes, desniveles y límites de velocidad. Además, la comunicación entre el vehículo y la infraestructura aporta información sobre los semáforos. En el gran cuadro de instrumentos aparecen como parte del salpicadero unas señales fácilmente interpretables que indican cuándo se debe levantar el pie del pedal al acercarse a un semáforo, a zonas urbanas, a señales de límite de velocidad o a otros vehículos.

.

La producción comenzará el próximo año

«Tenemos previsto hacer más pruebas en carretera. Luego esperamos que el sistema se integre progresivamente en la producción a partir del próximo año», afirma el Dr. Kosmas Knödler.

La Vicepresidenta de la Comisión Europea @NeelieKroesEU, responsable de la Agenda Digital, declara: «¿Quién no querría vivir una experiencia mejor y más segura al conducir, ahorrando dinero y protegiendo el medio ambiente? Necesitamos vías más inteligentes y más verdes para movernos: los proyectos de la UE, como OpEneR, van en la dirección adecuada».

El objetivo de la Unión Europea es incorporar entre 8 y 9 millones de vehículos electrónicos en las carreteras de aquí a 2020.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí