La COVID-19 en pacientes asmáticos

Los pacientes asmáticos deben protegerse de una forma especial, según este estudio / UAH

El estudio ‘El impacto de COVID-19 en pacientes con asma’, que acaba de ser publicado en la revista ‘European respiratory journal’, utiliza una metodología basada en inteligencia artificial y Big Data, lo cual permite obtener información clínica de forma casi inmediata.

 

Fuente: Universidad de Alcalá

En esta entrevista para uah.esnoticia, José Luis Izquierdo, docente de la UAH y neumólogo del hospital de Guadalajara, comenta las principales claves del desarrollo de este proyecto de investigación que ha liderado.

 

En primer lugar, ¿En qué ha consistido el estudio ‘El impacto de COVID-19 en pacientes con asma’?

Una de las principales preocupaciones que tuvimos cuando aparecieron los primeros casos de COVID-19 era conocer cuál iba a ser su impacto en las patologías respiratorias crónicas. Pronto supimos que la gravedad era mayor en pacientes hipertensos, diabéticos o con enfermedad cardiovascular. Recientemente, hemos publicado una de las series más amplias de la literatura médica sobre el impacto de la COVID-19 en pacientes con EPOC utilizando Big Data e inteligencia artificial.

El asma bronquial es otra de las grandes patologías respiratorias crónicas, en la cual existían múltiples dudas, tanto en cuanto a su evolución en pacientes con COVID-19, como en el papel que pudieran tener los tratamientos.

Este estudio constituye una de las mayores series de la literatura, que analiza el impacto de la COVID-19 en pacientes asmáticos

Este estudio constituye una de las mayores series de la literatura, que analiza el impacto de la COVID-19 en pacientes asmáticos. Lo más novedoso es que utiliza una metodología basada en inteligencia artificial y Big Data, lo cual permite obtener información clínica de forma casi inmediata, en condiciones de vida real, sin todas las limitaciones y sesgos que puede generar un sistema basado en registros.

¿Cómo habéis realizado la muestra? ¿De qué manera ha contribuido en este estudio la Inteligencia Artificial y el big data? ¿Por qué han usado estas tecnologías?

A diferencia de los métodos de investigación clásicos, que consumen mucho tiempo, las nuevas técnicas disponibles, como el análisis de Big Data, la Inteligencia artificial, el ‘machine learning’, etc., facilitan intervenciones muy rápidas. Estas herramientas son especialmente importantes cuando la pregunta clínica requiere la recopilación de datos de un gran número de pacientes en un tiempo muy limitado, como es el caso de la pandemia de la COVID-19.

Teniendo en cuenta la creciente disponibilidad de registros sanitarios digitalizados, el Big Data proporciona las herramientas necesarias para apoyar la labor clínica del médico, identificar grupos poblacionales en riesgo, conocer el efecto de tratamientos en vida real y para implementar medidas preventivas y actuaciones coste-eficientes a nivel regional y nacional. El programa BigCoviData, del cual forma parte este estudio, es un buen ejemplo en esta línea.

En su estudio comentan ‘a diferencia de la gripe y otros virus, la carga de morbilidad del SARS-CoV-2 en pacientes con asma –es decir, el índice de personas enfermas- ha sido menos evidente, aunque superior que en población general’, ¿Esto demuestra que es algo mayor la incidencia de COVID-19 en personas asmáticas?

El paciente asmático sí que tiene un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, más posibilidades de complicaciones, hospitalizaciones, e incluso mayor mortalidad que los pacientes de COVID-19 sin asma

A diferencia de lo que se venía describiendo hasta la fecha, utilizando esta gran cantidad de información ha sido posible identificar dos aspectos muy importantes de la COVID-19 en pacientes asmáticos. En primer lugar, el paciente asmático sí que tiene un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad y, en segundo lugar, cuando desarrollan la enfermedad tienen más posibilidades de complicaciones, hospitalizaciones, e incluso mayor mortalidad que los pacientes de COVID-19 sin asma. Sin embargo, esto ocurre fundamentalmente en un grupo especial de asmáticos con edad mas avanzada y con comorbilidades asociadas, por lo que este tipo de población debe protegerse de forma especial frente a la COVID-19.

¿Qué aconsejas a una persona asmática para prevenir la infección por COVID-19? Consejos y cuidados para personas asmáticas ante el desafío de la COVID-19.

La tercera pregunta que estaba sin resolver era cuál podría ser el papel de los tratamientos, especialmente de los corticoides inhalados y el de los tratamientos biológicos que usan los asmáticos más graves, en la evolución de los que desarrollan COVID-19. Esto es sumamente importante dado que muchos pacientes han abandonado los tratamientos, ya sea por miedo a interacciones con el virus o a problemas logísticos de administración de los tratamientos biológicos, que frecuentemente se gestionan por las farmacias hospitalarias, cuyo acceso en algunas áreas sanitarias ha sufrido algunas complicaciones durante el periodo más álgido de la pandemia. De hecho, en muchas áreas sanitarias de España ha habido un elevado número de pacientes a los cuales no se les ha administrado el tratamiento biológico, por factores administrativos o por miedo del propio paciente.

El uso de corticoides inhalados y los tratamientos biológicos (claves en las formas más graves de asma) son seguros y se asocian con un efecto protector

Con la información de este estudio, podemos transmitir a los pacientes asmáticos el mensaje de que deben protegerse de una forma especial, vacunarse de la gripe y realizar el tratamiento de forma estricta porque de este modo es posible reducir la posibilidad de complicaciones, incluso graves. En este estudio, el uso de corticoides inhalados (base del tratamiento del asma bronquial) y los tratamientos biológicos (claves en las formas más graves de asma) son seguros y se asocian con un efecto protector frente a las formas graves de COVID-19.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí