La desconfianza en la política nacional se traslada a Europa

El estudio se ha realizado a partir del análisis de las complejas relaciones entre los diferentes niveles de gobierno que caracterizan los países de la UE.

La evolución de la política nacional determina la confianza de los ciudadanos españoles sobre la UE

 

Desde el año 2008, la confianza política en las instituciones europeas ha sufrido un deterioro notable en muchos de sus estados miembros, España incluida, y ha dado lugar a un creciente análisis sobre sus causas.

 

UPF / Este debate se ha focalizado en la evolución económica y social, consecuencia de las políticas de austeridad propiciadas desde las propias instituciones europeas, y en su evidente falta de respuesta ante las crecientes demandas ciudadanas.

Un estudio elaborado por Mariano Torcal, catedrático de Ciencia Política y co-director del Research and Expertise Center of Survey Methodology (RECSM) de la UPF, junto con Pablo Christmann, investigador postdoctoral de GESIS Leibniz Institute for the Social Sciences de Mannheim (Alemania), quiere explicar, a partir del caso de España, la disminución de la confianza utilizando un argumento poco explorado hasta ahora para analizar este reciente declive: las complejas relaciones entre los diferentes niveles de gobierno que caracterizan los países de la Unión Europea (UE).

Los ciudadanos de España han ido extrapolando su creciente desconfianza en las instituciones nacionales hacia las instituciones de la Unión Europea

La investigación, publicada recientemente en el Journal of European Public Policy, presenta evidencias basadas en la “hipótesis de congruencia”, según la cual los ciudadanos de España han ido extrapolando su creciente desconfianza en las instituciones nacionales hacia las instituciones de la Unión Europea. Según Mariano Torcal, “en nuestro trabajo mostramos que la hipótesis de la congruencia o el contagio desde la confianza expresada a escala nacional aparece como la lógica dominante a la hora de explicar tanto el deterioro como las diferencias individuales respecto al grado de confianza hacia las instituciones de la UE”.

Respecto a los diferentes aspectos que influyen en el hecho de que la política nacional sea el principal mecanismo a través del cual los ciudadanos españoles forman sus opiniones sobre la UE, la investigación destaca, en primer lugar, la crisis de confianza hacia las instituciones nacionales, propiciada por una síndrome general de desconfianza hacia las instituciones de representación política; en segundo lugar, por la evaluación negativa de la labor del gobierno nacional; y en tercer lugar, por la evolución negativa de la situación económica y política, con un creciente impacto de la visibilidad de la corrupción.

La metodología del trabajo se ha basado en un análisis longitudinal a partir de dos conjuntos de datos de diferentes paneles en España. El primero consiste en 28 encuestas agrupadas procedentes de las muestras españolas del Eurobarómetro y recogidas entre los años 1999 y 2015, lo que permite estimar los efectos del contexto a largo plazo. El segundo conjunto de datos proviene de una encuesta de panel realizada durante dos años sucesivos (2014 y 2015) con información de 3.916 ciudadanos españoles.

 

El nivel de confianza en las instituciones de la UE es dinámico

Mariano Torcal destaca que el efecto de esta extrapolación a España no es siempre uniforme y constante a lo largo del tiempo: las dinámicas de deterioro de confianza en las instituciones de la UE dependen de las condiciones económicas y políticas nacionales, así como de la aparición de escándalos nacionales de corrupción. En este sentido, se puede decir que el efecto contagio se agrava en épocas de crisis, conforme la situación económica empeora, o según si la percepción de corrupción política aumenta. (Ver gráficos).

 

Un componente racional que ayuda a formarse una opinión sobre la UE

Pese a todo lo anterior, este estudio también ha detectado, aunque en un grado mucho menor, la existencia de un componente “racional” a la hora de que los españoles se formen sus opiniones sobre la Unión Europea, y que hace que basen su juicio centrándose en el nivel correspondiente de gobierno; es decir, en la valoración del funcionamiento de las instituciones Europeas mismas. Este componente se puede decir que funciona como contrapeso, y que contrarresta el efecto de extrapolación o de contagio.

El nivel medio de confianza de los ciudadanos españoles hacia las instituciones de la UE es sustancialmente mayor que hacia las instituciones nacionales

Según Mariano Torcal, “el efecto de la valoración que un número nada despreciable de ciudadanos españoles hacen del buen desempeño a nivel de la Unión Europea importa bastante cuando se trata de formarse opiniones sobre las instituciones de la UE y el funcionamiento de la democracia en este ámbito. Este hecho ayuda a comprender que el nivel medio de confianza de los ciudadanos españoles hacia las instituciones de la UE es sustancialmente mayor que hacia las instituciones nacionales, pese a la presencia de un importante efecto negativo de contagio desde ese ámbito nacional”.

 

Algunos dudas por resolver y ámbitos en los que avanzar

Mariano Torcal apunta que, a pesar de las conclusiones del estudio, hay que tener en cuenta ciertas limitaciones. Por un lado, la medida en que estos argumentos y comportamientos son extrapolables a países que no están sufriendo una crisis tan severa, que sus gobiernos nacionales no están tan cuestionados, o en los que las instituciones nacionales gozan de mayor confianza. “Los resultados obtenidos en el caso español puede que solo puedan trasladarse a otros países de Europa con situaciones similares, como Portugal, Grecia o Italia”, afirma.

Por otra parte, el co-director de RECSM alerta que no se puede negar la posibilidad de que el carácter multinivel y supranacional del gobierno en los países europeos tenga efectos negativos en la percepción de falta de confianza en las instituciones nacionales, debido a que genere, entre los ciudadanos, una sensación de que las instituciones nacionales apenas juegan un papel importante frente al dominio de las decisiones de los organismos supranacionales. Pero “esta hipótesis, nada desdeñable, requeriría un modelo diferente de análisis y una discusión más general sobre gobernanza global y representación política nacional”, concluye Mariano Torcal.

Referencia bibliográfica: 
M. Torcal, Pablo Christmann (diciembre 2018). “Congruence, national context and trust in European institutionsJournal of European Public Policy. https://doi.org/10.1080/13501763.2018.1551922

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí