La educación pre-primaria

Este gran estudio sobre toda Europa tiene el objetivo de averiguar cómo se puede ayudar a los niños a comenzar su vida del mejor modo posible.

Investigadores europeos ponen en un lugar destacado el bienestar durante la primera infancia

.

pintar_editedLa comunidad científica conoce desde hace tiempo las ventajas que ofrece la educación en edades tempranas, tanto para los hijos como para sus padres. Una vida mejor para los pequeños les ayuda a convertirse en miembros productivos de la sociedad.

Un grupo de investigadores liderados por la Universidad de Stavanger en Noruega y financiados por la Unión Europea trabajan con el objetivo de mejorar el bienestar de la primera infancia en toda Europa. El proyecto TODDLER («Oportunidades en la primera infancia para estudiantes con carencias y diversos en el camino de la infancia temprana») cuenta con 300.000 euros del Programa de Aprendizaje Permanente de la UE.

La educación pre-primaria es uno de los objetivos más importantes de la Unión Europea, tal como se indica en las prioridades de la Unión Europea para el 2010. Aunque decenas de personas saben que la educación y el cuidado juegan un papel esencial en el desarrollo temprano de un niño, no se ha hecho lo suficiente en cuanto se refiere a investigación en este tema. Este gran estudio sobre toda Europa tiene el objetivo de averiguar cómo se puede ayudar a los niños a comenzar su vida del mejor modo posible.

En el proyecto participan dos expertos de la Universidad de Kingston en el Reino Unido. Realizarán investigación en guarderías, ludotecas y centros infantiles en toda Inglaterra para determinar qué métodos proporcionan a los niños de primera infancia (entre 18 y 36 meses) las mejores oportunidades para asegurar la satisfacción en sus años adultos. Los investigadores dicen que sus descubrimientos también beneficiarán a los niños de primera infancia de familias migrantes o con pocos ingresos.

.

Combinación con siete países

Los descubrimientos de Helen Sutherland y Jan Styman se combinarán con datos obtenidos por sus homólogos en otros siete países, y se utilizarán con el fin de generar recomendaciones para mejorar la educación en los primeros años.

preprimaria_editedLos investigadores prepararán cursos de formación y materiales de enseñanza, como paquetes en línea, como apoyo para educadores y cuidadores en su labor de mejorar el bienestar durante la primera infancia. El equipo destacará las áreas específicas que se deben mejorar en los distintos países. Se pondrá especial énfasis en el impulso del bienestar y de las habilidades del lenguaje.

«Esperamos que el proyecto permita a los profesionales conocer mejor a los niños en su primera infancia y ver cómo se puede alcanzar su máximo potencial», indica la Sra. Sutherland, que tiene más de dos décadas de experiencia en educación en la primera infancia. «Analizaremos los factores que ayudan a los niños en su primera infancia a alcanzar el bienestar emocional, incluyendo su entorno, el tipo de apoyo que reciben de educadores y padres, y cómo aprenden a hablar».

La Sra. Sutherland señala que en el Reino Unido no hay ninguna exigencia legal para que los niños reciban enseñanza antes de los cinco años de edad, y por este motivo, históricamente, ha habido poco enfoque en la educación de los niños más pequeños, aunque el gobierno financie guarderías para los niños de tres y cuatro años.

«Los años entre el nacimiento y los cinco años son años de aprendizaje que pueden dotar a los niños de habilidades de por vida que les ayudarán a aprender y desarrollarse», afirma la Sra. Sutherland. «Esperamos que este proyecto de a los niños en la primera infancia el tipo de oportunidades que les ayude a obtener lo mejor de sus vidas, y que aumente el nivel y el conocimiento de los profesionales relacionados con los primeros años».

Expertos de Bélgica, Dinamarca, Alemania, España, Portugal y Rumanía realizarán aportaciones de gran importancia a este estudio.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí