La energía de las olas

La tecnología undimotriz se encuentra aún en una etapa de desarrollo incipiente

Un impulso a la energía undimotriz: asignadas la mitad de las conexiones de Wave Hub

.

Ya están ocupadas dos de las cuatro tomas o conexiones posibles de una instalación de pruebas en alta mar para la obtención de energía undimotriz, financiada por la Unión Europea y llamada Wave Hub. Se encuentra frente a las costas de Cornish (Reino Unido) y es la más grande del mundo en su categoría.

Su instalación y funcionamiento son posibles gracias a la subvención de 23 millones de euros concedida por el Fondo europeo de desarrollo regional (FEDER) conforme a su objetivo de Convergencia, mediante el que se presta apoyo al desarrollo económico integrado sostenible y a la creación de empleos sostenibles.

Wave Hub constituye una infraestructura de uso compartido en alta mar para la demostración y prueba de series de dispositivos para la generación de energía undimotriz (energía de las olas) durante un período prolongado de tiempo.

Situada exactamente a 16 kilómetros de la costa, cuenta con un núcleo eléctrico en el lecho marino al que pueden conectarse dispositivos de energía undimotriz. Hay cuatro conexiones disponibles para su arrendamiento, cada una con una capacidad de entre 4 y 5 MW (megavatios). En total, estas cuatro conexiones poseen capacidad suficiente para atender la demanda de electricidad de más de 7 000 hogares.

La última empresa que ha decidido aprovechar Wave Hub es la irlandesa OceanEnergy Limited. Se suma así a Ocean Power Technologies (OPT), con sedes en el Reino Unido y Estados Unidos, que ya suscribió un acuerdo para acoplar su dispositivo PowerBuoy a Wave Hub.

OceanEnergy ha dedicado tres años a probar un prototipo de su OE Buoy, a la cuarta parte de su escala real, en la Bahía de Galway (Irlanda). Estas pruebas fueron posibles en parte gracias al apoyo del proyecto europeo CORES («Componentes para sistemas de energía marina renovable»), financiado parcialmente con más de 4,5 millones de euros gracias a una subvención concedida por medio del tema de Energía del Séptimo Programa Marco (7PM).

Próximamente la OE Buoy entrará en funcionamiento en Wave Hub, que viene a ser una gigantesca «toma de electricidad» en el lecho marino conectada a la red de suministro nacional en tierra a través de un cable submarino cuya longitud es de 25 km y su peso de 1 300 toneladas.

OE Buoy se fundamenta en el principio de la columna de agua oscilante (OWC). Cuando las olas penetran en su cámara submarina, impulsan el paso de aire a través de una turbina situada en la superficie, generando así electricidad. Cuando las olas retroceden, dejan un vacío, de manera que aspiran aire a través de la turbina de nuevo. De este modo, la tecnología utilizada mantiene la turbina en rotación constante, con independencia de la dirección que siga la corriente de aire. La eficiencia es elevada y sólo hay una pieza móvil, lo que reduce al mínimo los costes de mantenimiento.

La Comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia Máire Geoghegan-Quinn visitó OE Buoy en noviembre de 2010, en el transcurso del proyecto CORES.

La directora general de Wave Hub, Claire Gibson, declaró en relación a la asignación de la segunda toma: «Me complace confirmar nuestra asociación con OceanEnergy Limited y es motivo de ilusión ayudarles próximamente a acoplarse a Wave Hub en los próximos meses. OceanEnergy ha completado tres años de pruebas de su prototipo en el mar y se encuentra lista para dar un paso más implantando un dispositivo a plena escala en Wave Hub. Si las pruebas son fructíferas, está previsto que OceanEnergy instale toda una serie de dispositivos en este centro de pruebas. Por nuestra parte, al apoyar la instalación de OceanEnergy, podremos ensayar plenamente nuestros procedimientos operativos y establecer el proceso conducente a la obtención de una “licencia marina”. Todo ello impulsará y acelerará nuevos desarrollos futuros en Wave Hub.»

Gracias a que gran parte de su litoral se encuentra directamente expuesto al Océano Atlántico, el Reino Unido e Irlanda reúnen condiciones privilegiadas para el aprovechamiento de la energía undimotriz, puesto que las tormentas que ocurren océano adentro generan olas que llegan antes o después a sus costas.

El aprovechamiento de la energía de estas olas puede proporcionar un suministro seguro de electricidad ecológica para muchos años, constituyendo así una fuente de energía que no emite los nocivos gases de efecto invernadero a la atmósfera terrestre, ya saturada de ellos. El respaldo y fomento de este tipo de tecnología resulta fundamental para que la UE cumpla su objetivo de cubrir un 20 % de sus necesidades energéticas empleando fuentes renovables en 2020.

La tecnología undimotriz se encuentra aún en una etapa de desarrollo incipiente; para que los sistemas correspondientes evolucionen hasta un estado apto para su comercialización a gran escala es necesario desarrollarlos satisfactoriamente hasta contar con unidades aptas para la producción masiva.

El eurodiputado irlandés Phil Prendergast, del Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo (S&D), alabó el apoyo brindado por el 7PM a las pruebas de OE Buoy y puso de relieve los beneficios que reportará la nueva colaboración entre OceanEnergy y Wave Hub: «La Unión Europea ha dotado de más de 1,4 millones de euros a los participantes irlandeses que colaboraron en la investigación y el desarrollo de este producto, excepcional en el mundo. Esta inversión sin duda está dando frutos, puesto que éste y proyectos similares ya han generado resultados tangibles y beneficiosos para el conjunto de Europa. El acuerdo con OceanEnergy supone también un triunfo para el sector de la investigación y el desarrollo de Irlanda, sobre todo a la vista de las propuestas recientes relativas al nuevo programa de I+D, Horizonte 2020.»

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí