La era digital en los menores de ocho años

Según el profesor Poveda, el hallazgo principal es que los menores han incorporado en sus rutinas las tecnologías digitales como una forma más de ocio y entretenimiento

La UAM presentó los resultados nacionales de una investigación sobre el uso de las tecnologías digitales por niños de entre 0 y 8 años

.

Investigadores de la UAM participaron en la segunda fase del proyecto“Los niños pequeños (0-8) y la tecnología digital”, un estudio comparativo a nivel europeo que busca ampliar la comprensión sobre cómo los menores de ocho años utilizan internet y los nuevos dispositivos digitales en el contexto familiar. El informe nacional fue dado a conocer el pasado 9 de febrero en la Facultad de Psicología.

.

UAM / “Este es el segundo informe comparativo que se hace (el primero se llevó a cabo a lo largo de 2014 y se publicó en 2015), pero es la primera vez que participa España”, explica David Poveda, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y uno de los dos coordinadores del trabajo de campo de esta investigación en el país.

Pese a que la percepción generalizada sobre las tecnologías digitales es positiva, los padres adoptan variadas estrategias para minimizar los posibles riesgos

El estudio ha sido coordinado por el Joint Research Center (JRC) de la Unión Europea, encargada de elaborar las conclusiones comparativas generales a partir de cada informe nacional, y en esta segunda edición han colaborado investigadores de los 19 países participantes: Alemania, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Italia, Letonia, Malta, Noruega, Países Bajos, Portugal, República Checa, Rumanía, Rusia y Reino Unido. En el informe sobre el caso español, además de la UAM, también participó la Universidad Autónoma de Barcelona.

Según el profesor Poveda, el hallazgo principal es que los menores han incorporado en sus rutinas las tecnologías digitales como una forma más de ocio y entretenimiento: “desde una edad muy temprana, los niños acceden a una variedad de dispositivos conectados a Internet, e incluyen algunas aplicaciones (YouTube, etc.) y juegos digitales entre sus actividades favoritas. No obstante, son poco conscientes de lo que es Internet, lo que significa estar “en línea”, o los beneficios y riesgos que pueden obtener”.

Sobre el papel mediador de los adultos, una novedad de este segundo estudio, Poveda afirma que “los padres ven las tecnologías digitales principalmente en términos positivos, pero, al mismo tiempo, encuentran desafiante gestionar su uso. A veces perciben las tecnologías digitales como algo problemático que debe ser cuidadosamente regulado y controlado, agradeciendo asesoramiento para fomentar la seguridad online de sus hijos”.

Los menores se adaptan a las tecnologías digitales
Los menores se adaptan a las tecnologías digitales

Entre los beneficios que señala el informe está el que los padres perciben el acceso temprano a la tecnología como un proceso de familiarización y de preparación de cara al futuro, pues estos dispositivos necesariamente van a formar parte de sus vidas. En cuanto a los riesgos, se menciona que los menores pueden estar expuestos a contenidos inapropiados (sexo, violencia, etc.) en el transcurso de sus actividades online, aunque se especifica que ninguna familia ha sufrido experiencias especialmente negativas por parte de alguno de sus miembros.

Esto último está relacionado a que, pese a que la percepción generalizada sobre las tecnologías digitales es positiva, los padres adoptan variadas estrategias para minimizar los posibles riesgos a los que puedan verse expuestos sus hijos. “Las estrategias de mediación varían de unas familias a otras: algunos padres controlan y restringen con frecuencia el acceso online a los dispositivos, lo que fomenta su uso individual. Otros padres no limitan la conectividad de los dispositivos pero vigilan de cerca lo que hacen los niños, lo que favorece oportunidades para la interacción en torno a ellos”, detalla el profesor Poveda.

Finalmente, el estudio señala otros contextos en los que sería oportuno explorar el uso de las tecnologías digitales por parte de los niños pequeños. En este sentido, Poveda asegura que “la actividad digital en la escuela también es importante. Los planes de estudios pueden proveer oportunidades para la alfabetización digital”.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí