De izq a dcha, Luis Planas, Joaquin Almunia, Maria Dolores Muñoz, Carmen Balbuena y Eulalio Fernández GC/FGL

Joaquín Almunia admite que el proyecto europeo atraviesa “un momento difícil”

 

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ha pronunciado la conferencia de clausura del curso “La memoria de Europa en un mundo global (X): Pensar el mundo desde la Europa del siglo XXI”, donde ha reconocido que el proyecto de la Unión Europa atraviesa “un momento difícil”. 

.

UCO / El exvicepresidente de la Comisión Europea, que considera que nos encontramos en “una encrucijada” que obliga a “mirar a Europa desde fuera”, ha iniciado su discurso recordando los años de la dictadura franquista, en los que España quería formar parte de la Unión Europea porque ésta “significaba el Estado del bienestar”. Esta situación la ha relacionado con la visión de Europa que había en el este del continente, donde se vivía una realidad distinta –comunismo- que permitía ver la UE como un “espacio de libertad”. “Los que ya estaban han hecho bien en apostar por la Unión Europea, llevando a Europa a su periodo más largo sin guerras”, ha apostillado. Por ello, cree que la UE comienza como un proyecto de reconstrucción que permitía “mirar al progreso con confianza”.

“El no haber estado a la altura de las circunstancias ha creado un contexto proclive a las dudas sobre el proyecto”, ha comentado

Joaquín Almunia ha manifestado que en la actualidad han aparecido “las dudas”. El contexto actual, que no achaca solo a la crisis económica, ha ido conformándose desde el fracaso del proyecto de Constitución Europea, rechazado por países fundadores de la UE como Francia o Países Bajos. El comisario de Competencia ha descrito esta circunstancia como “una sacudida desagradable”, que puso de manifiesto una desconfianza amplificada con la crisis económica. A esto hay que añadir que se ha propagado entre algunos Estados miembros la idea de que “todo lo malo” que les sucede “proviene de Bruselas”; y hay países que tienen niveles más altos de desempleo que otros. “El no haber estado a la altura de las circunstancias ha creado un contexto proclive a las dudas sobre el proyecto”, ha comentado.

Esta situación ha conducido a la intergubernamentabilidad, con Estados miembros condicionando las políticas de otros, propiciando que se hayan creado “fracturas internas” entre países y “frases y tonos” inadmisibles en las reuniones, pues hay gente que “no quiere escuchar lo que dicen otros solo por su origen”. Sin embargo, Almunia está convencido de que, frente al individualismo, hay que apostar por la UE ante la emergencia de nuevas potencias como China, India o Brasil. “Hay que ir al mercado exterior, pero juntos. Por separado tenemos menos garantías de éxito”, ha recalcado.

.

Reforzar la unión monetaria

Para el comisario de Competencia es necesario “reforzar la unión monetaria”, creando “instrumentos comunes” para incentivar el crecimiento. Almunia opina que muchas competencias seguirán siendo de los Estados miembros, pero hay que converger y hacer frente a “una tarea casi tan urgente” como la que llevaron a cabo nuestros antepasados tras la Segunda Guerra Mundial. Por ello, valora negativamente el euroescepticismo que cunde en países como el Reino Unido, que celebrará el próximo año un referéndum para decidir si abandona la Unión Europa. “Ya no conservan su imperio ni pueden plantear una alternativa a la UE”, ha declarado al tiempo que ha aseverado que “el mundo en el que un país puede vivir de espaldas a los demás no existe”.

Al acto, que ha sido presentado por la profesora María Dolores Muñoz Dueñas, han acudido la secretaria general de la Universidad de Córdoba, Carmen Balbuena y el decano de la Facultad de Filosofía y Letras, Eulalio Fernández Sánchez. Luis Planas, secretario general del Comité Económico y Social Europeo, ha sido el encargado de presentar al conferenciante, de quien ha destacado su europeísmo, visión reformadora y personalidad reflexiva.

.