La guerra de Yom Kipur y la crisis del petróleo

Fuerzas egipcias cruzan el canal de Suez el 7 de octubre. / Wikipedia

El 6 de octubre de 1973, los ejércitos egipcio y sirio atacaban por sorpresa a Israel, iniciando la que se conoce como guerra de Yom Kipur, por coincidir con la festividad judía de tal nombre –el día de la expiación-. Su duración no llegó a las tres semanas, acordándose un alto el fuego el 25 de octubre. La victoria militar correspondió a los israelíes, pero en sus efectos políticos, fueron los árabes quienes se llevaron la mejor parte.

 

CV / La festividad judía del Yom Kippur coincidía aquel año con la musulmana del Ramadán. Al menos desde este punto de vista, no era de esperar que ninguno de los contendientes desencadenara el inicio de las hostilidades por estas fechas. Es verdad que siempre cabe el factor sorpresa, pero los informes del servicio secreto israelí –el Mossad- consideraban que los egipcios no iniciarían la guerra hasta que hubieran recibido los nuevos aviones Mig 23 y los misiles Scud, soviéticos en ambos casos, y constaba que aún no disponían de ellos. También daban por seguro que Siria no iría a la guerra si no tenía asegurada la intervención egipcia.

En base a estos informes, se desestimaron las alarmas que suscitaron los movimientos de tropas egipcias al oeste del canal de Suez, que se consideraron maniobras de rutina, y los movimientos sirios en las proximidades de los Altos del Golán –territorios ambos ocupados por Israel desde 1967-. Fue un sonado error del Mossad, y el factor sorpresa funcionó.

Los egipcios cruzaron masivamente el Canal de Suez y desplegaron 6 divisiones –unos 100.000 soldados, 1350 tanques y 2000 cañones y morteros- en el Sinaí

Los egipcios cruzaron masivamente el Canal de Suez y desplegaron 6 divisiones –unos 100.000 soldados, 1350 tanques y 2000 cañones y morteros- en el Sinaí, rebasando la zona desmilitarizada e iniciando el avance hacia el este, aplastando la resistencia israelí -que disponía en el Sinaí de unos 250 tanques y unas cinco brigadas-. El mismo 6 de octubre, más de 200 aviones egipcios lanzaron un ataque masivo contra las bases aéreas israelíes, baterías de misiles Hawk y posiciones de artillería.  Al principio, el avance fue imparable. El día 9, tras la reacción israelí, las posiciones se estabilizaron y los egipcios no progresaron más.

El ejército sirio, por su parte, atacó los Altos del Golán. Este fue el frente al cual los israelíes dedicaron su mayor atención y esfuerzos desde un primer momento, por su importancia estratégica. Si los sirios conseguían ocuparlos, su artillería tendría varias ciudades israelíes a su alcance. Pese a los éxitos sirios en un primer momento, y a las cuantiosas pérdidas sufridas por la aviación israelí, los sirios fueron detenidos.

Tras unos días de combates indecisos, el 14 de octubre Israel lanzó su contraofensiva, cruzando sorpresivamente el Canal de Suez, invadiendo directamente territorio egipcio y amenazando la mismísima capital egipcio, El Cairo. En el Sinaí, las fuerzas israelíes embolsaron al tercer ejército egipcio al completo y cercaban la ciudad de Suez. En el frente sirio, se plantaron a 40km de Damasco…

El 25 de octubre, a instancias de los EEUU y de la URSS, la ONU declaró un alto el fuego, marcando el final oficial de la guerra. Hubo todavía combates, pero de menor envergadura. El 11 de noviembre, Egipto e Israel escenificaban el alto el fuego en el kilómetro 101 de la carretera entre Suez y El Cairo.

La intensidad de la guerra tuvo un fuerte impacto en la opinión pública israelí, y sus dirigentes se convencieron de que no podían seguir manteniendo los territorios de la península del Sinaí

El balance real de la guerra es discutible. Por un lado, egipcios y sirios demostraron unos niveles de efectividad militar muy superiores a los demostrados en los conflictos anteriores, rompiendo el mito de la invencibilidad del ejército israelí, pero por el otro, habían sido una vez más derrotados. Otra cosa son las consecuencias políticas de la guerra. La intensidad de la guerra tuvo un fuerte impacto en la opinión pública israelí, y sus dirigentes se convencieron de que no podían seguir manteniendo los territorios de la península del Sinaí, ocupados a Egipto en 1967, durante la guerra de los Seis Días. Acabó devolviéndolos tras los acuerdos de Camp David en 1978.

En otro orden de cosas, el conflicto activó la solidaridad árabe de los países productores de petróleo, que decidieron aprovechar la situación barriendo pro domo sua: en represalia contra Occidente por su apoyo a Israel, iniciaron una súbita subida de los precios del crudo, que desencadenó la primera gran crisis económica desde la II Guerra Mundial.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 5 de octubre de 1934:

Se iniciaba la revolución de Asturias, enmarcada en principio en un proyecto de huelga general revolucionaria que, al no ser secundado en el resto de España, se remitió básicamente a esta región.

Martes, 6 de octubre de 1973:

Siria y Egipto atacaban por sorpresa a Israel, comenzaba la Guerra de Yom Kippur.

Miércoles, 7 de octubre de 1960:

En los Estados Unidos, durante la campaña para las elecciones a la presidencia, tenía lugar el segundo debate electoral televisado entre los candidatos John F. Kennedy y Richard Nixon. Fue la primera campaña electoral en que se realizaron este tipo de debates.

Jueves, 8 de octubre de 1894:

En Fuente de la Higuera (Valencia), nacía Vicente Rojo Lluch (f. 1966), militar español que fue jefe del estado mayor republicano durante la Guerra Civil 1936-1939. Está considerado el militar más competente de los que intervino en esta guerra.

Viernes, 9 de octubre 1967:

El líder revolucionario argentino-cubano Ernesto «Che» Guevara era asesinado clandestinamente en La Higuera (Bolivia), por un grupo de mercenarios financiados por la CIA. Había sido capturado por el ejército boliviano el día anterior, en una emboscada en la cual su grupo guerrillero fue destruido.

Sábado, 10 de octubre de 732:

Batalla de Tours –Poitiers, en la historiografía española-. El ejército franco, dirigido por Carlos Martel, derrotaba al ejército musulmán invasor y detenían su avance en Europa Occidental. Murió en la batalla el emir de Córdoba, Abdul Rahman Al Ghafigi.

Domingo, 11 de octubre de 1962:

En Ciudad del Vaticano, el papa Juan XXIII inauguraba el Concilio Vaticano II, que durará hasta 1965. Se abordó en él la modernización de la Iglesia. Entre otros aspectos, se autorizó que las misas no tuvieran que ser obligatoriamente en latín.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí