La importancia de la microbiota intestinal en la salud

Joan Miró, investigador ITN Marie Curie en el Grupo de Investigación Yaneslab de la URV

“La microbiota intestinal nos puede ayudar a afrontar los problemas de salud, o a empeorarlos”

.

La microbiota intestinal cambia según lo que comemos y el estilo de vida que llevamos: su composición puede ayudar al organismo a afrontar los problemas de salud o a no hacer nada para solucionarlos, o incluso empeorarlos. 

.

Fuente: URV

 ¿Cuál es el contexto de su investigación?

Nosotros investigamos la microbiota intestinal porque creemos que tiene un papel muy importante en el desarrollo de enfermedades que están apareciendo últimamente como la obesidad, la diabetes o el cáncer. Creemos que es importante entender la función que tiene la microbiota intestinal para poder intervenir y tratar mejor estas enfermedades.

.

 ¿Qué queréis demostrar?

“Los microorganismos que tenemos en los intestinos emiten mensajes bioquímicos que llegan a todas las células del cuerpo a través de la sangre”

Los microorganismos que tenemos en los intestinos emiten mensajes bioquímicos que llegan a todas las células del cuerpo a través de la sangre. Los mensajes son diversos y cambian según la composición de los microorganismos, que al mismo tiempo dependen de nuestro estilo de vida. En algunos casos, estas instrucciones pueden actuar como un interruptor y facilitar que determinados genes de nuestras células se enciendan o se apaguen. Los interruptores genéticos son modificaciones (no mutaciones) del ADN o de las proteínas que compactan este ADN y que hacen que se encienda o se apague un gen según de los mensajes que le lleguen de la microbiota. En el Yaneslab intentamos descubrir qué mensajes dependen exclusivamente de la microbiota y cuáles no.

.

Vosotros identificáis qué mensajes provienen exclusivamente de la microbiota a través de muestras animales

Sí, utilizamos el ratón como animal modelo y técnicas cromatográficas y de espectrometría de masas para mesurar estos mensajes bioquímicos.

.

Y nosotros, ¿podemos hacer algo?

“Ya tenemos la forma de modular estos mensajes que llegan en nuestras células cambiando nuestra microbiota y eso lo podemos hacer con el estilo de vida”

De forma natural o artificial y según lo que ingerimos (incluyendo los medicamentos), el deporte que hagamos, donde vivimos y incluso según la época del año, los mensajes que llegan en nuestras células van cambiando. Ya tenemos la forma de modular estos mensajes que llegan en nuestras células cambiando nuestra microbiota y eso lo podemos hacer con el estilo de vida: con lo que comemos, haciendo deporte y con el entorno donde estamos viviendo.

.

¿Qué expectativas abre la investigación?

Si sabemos a qué se asemeja la composición ideal de la microbiota y como se producen las modificaciones en el ADN y las proteínas, podremos afinar mucho más los tratamientos y cómo prevenir mejor las enfermedades como la diabetes, la obesidad o incluso el cáncer.

.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí