Alberto Orfao, director científico del Banco Nacional de ADN Carlos III de la Universidad de Salamanca en la UIMP /Fotografía: Juan Manuel Serrano

“Para muchas fases de la investigación se necesitan células y tejidos vivos”

 

El director científico del Banco Nacional de ADN Carlos III de la Universidad de Salamanca, Alberto Orfao, ha destacado la importancia de los biobancos en el apoyo a la investigación que aceleran los tiempos que tardan las investigaciones en llevarse a cabo, lo que supone acortar hasta tres años proyectos de gran envergadura en el campo de la investigación, y hasta un 30% el tiempo empleado en la misma.

.

UIMP / Santander. Orfao ha participado en el seminario Herramientas moleculares e informáticas en investigación biomédica que se celebra esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en el que ha incidido en la repercusión de los biobancos, “o grandes bibliotecas dinámicas” donde se encuentran muestras de aquellas enfermedades de individuos sanos que “sirven de control”. Estos archivos poseen una estructura profesionalizada que desemboca en un trabajo de mayor calidad y con más eficacia.

Orfao ha explicado que la pieza fundamental de todo biobanco son los donantes vivos

“De alguna manera acelera la investigación” ha destacado Orfao quien también ha explicado que la pieza fundamental de todo biobanco son los donantes vivos, “porque para muchas fases de la investigación se necesitan células y tejidos vivos”.

.

Proyecto 1000 genomas

Por otro lado, Orfao ha destacado la repercusión de los biobancos para el apoyo a proyectos internacionales como el conocido como ‘Proyecto 1000 genomas’ y en el que participa activamente el Banco Nacional de ADN. Tras la descripción de la secuencia del genoma humano en el año 2000, “se sabía que el genoma no era igual en todos los seres vivos” ha destacado. Por ello se planteó hacer un mapa de viabilidad del genoma humano en diferentes poblaciones de todo el mundo.

El catedrático ha explicado el planteamiento del proyecto, basado en simular el genoma completo de 1000 individuos, de los cuales “150 donantes son españoles”. De esta forma, se ha secuenciado el genoma de todos los individuos y se ha hallado “una referencia de la secuencia de ADN de cada población en todo el mundo”.

.

 

Share