La Complutense coordina la participación española en un estudio europeo que demuestra un gran influjo de factores ambientales en la psicosis.

El riesgo de sufrir trastornos psicóticos es en algunas regiones de Europa hasta 8 veces mayor que en otras

La incidencia más baja corresponde a Santiago (6.0) y la más alta, a París (46.1)

.

Una investigación europea en la que han participado 17 ciudades, seis de ellas españolas, describe cómo la incidencia de psicosis puede ser casi ocho veces más alta en algunas regiones que en otras, lo que pone en entredicho la idea de que la prevalencia de esquizofrenia era universalmente del 1 por ciento, sin diferencias entre países o continentes ni entre sexos.

.

UCM / Publicado en JAMA Psychiatry –una de las revistas más prestigiosas en el ámbito psiquiátrico– con el título de Treated Incidence of Psychotic Disorders in the Multinational EU-GEI Study, es el mayor estudio comparativo a nivel internacional y el primero de gran envergadura en los últimos 25 años; la última investigación de incidencia internacional de los trastornos psicóticos se realizó en la década de 1980. El estudio ha sido coordinado en España por Celso Arango, profesor de Psiquiatría de la Universidad Complutense.

Las ciudades españolas que han participado en el estudio son: Santiago de Compostela, Barcelona, Cuenca, Valencia, Oviedo y Madrid

La investigación estima la incidencia de trastornos psicóticos en 17 áreas de seis países –Reino Unido, Francia, Italia, Holanda, Brasil y España– utilizando una metodología comparada. Los datos recogidos de un total de 2.774 pacientes (1.196 mujeres y 1.578 hombres) corresponden a personas de entre 18 y 64 años que contactaron con servicios de salud mental tras un primer episodio psicótico. Las ciudades españolas que han participado en el estudio son: Santiago de Compostela, Barcelona, Cuenca, Valencia, Oviedo y Madrid. Las otras áreas participantes son: Palermo, Bolonia, Véneto, Puy-de-Dôme, Val-de-Marne, París, Amsterdam, Gouda & Voorhout, el área sudeste de Londres (South East London) y Ribeirão Preto (Brasil). Los resultados evidencian que la incidencia de los trastornos psicóticos es hasta 8 veces mayor en algunas zonas. La incidencia más baja corresponde a Santiago (6.0) y la más alta, a París (46.1).

“El riesgo de psicosis en España y el resto del sur de Europa –sobre todo en zonas rurales– es mucho menor que en zonas más al norte, y especialmente que en grandes ciudades como Londres o París”, asegura Celso Arango, profesor de la UCM en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón e investigador del CIBERSAM. “En un trastorno psicótico como la esquizofrenia, con una heredabilidad genética superior al 70 %, estas diferencias ponen de manifiesto una importante contribución ambiental y epigenética”.

Así, por ejemplo, las áreas con tasas más altas de vivienda ocupada por el propietario tienen tasas más bajas de psicosis. La explicación podría encontrarse en el hecho de que “la vivienda ocupada por el propietario es un indicador de estabilidad social”, en opinión de la primera autora del estudio, Hannah Jongsma, de la Universidad de Cambridge.

.

Mayor incidencia: hombre joven y de minorías étnicas

De acuerdo con investigaciones previas, el estudio ratifica el hecho de que una mayor incidencia de psicosis también se asocia con tener una edad más joven (si bien los autores han identificado un pico secundario entre mujeres de mediana edad), con ser hombre y con pertenecer a minorías étnicas.

La explicación de que las zonas urbanas aumenten el riesgo de psicosis podría estar relacionada con la exclusión social

Los investigadores consideran que sus hallazgos podrían ayudar a planificar los servicios de salud mental, identificando las regiones en las que cabría esperar una mayor incidencia de trastornos psicóticos. Algunos de los autores han desarrollado modelo predictivo que está siendo utilizado por las agencias de salud, ya que se puede predecir con un grado cada vez mayor de precisión las tasas de incidencia en una zona determinada basándose en datos demográficos fácilmente disponibles. La explicación de que las zonas urbanas aumenten el riesgo de psicosis podría estar relacionada con la exclusión social y es motivo de estudio por parte de grupos como el del profesor Celso Arango.

En el estudio, financiado por la Comisión Europea, han participado 25 grupos de universidades, hospitales y centros de investigación. En España: la Universidad Complutense, las Universidades de Barcelona y Valencia, el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago y grupos del CIBERSAM de Madrid, Oviedo, Valencia y Barcelona.

.

Share