La ingesta de yodo en Europa es baja

Las algas son la fuente más conocida y más fiable de yodo natural / Pixabay

Nuevos productos derivados de algas para combatir los trastornos por carencia de yodo

 

Según la Organización Mundial de la Salud, el 40 % de la población mundial corre el riesgo de sufrir carencia de yodo. Las algas son la fuente más conocida y más fiable de yodo natural, pero su producción está dominada por grandes empresas asiáticas y la contaminación del agua de mar afecta la calidad de los productos.

 

Cordis / Solo en Alemania, la carencia de yodo genera unos costes sanitarios anuales de casi 900 millones de euros. Además, hasta 2020, se prevé un crecimiento constante del mercado de los productos de yodo, en el que Europa será el principal mercado regional.

El proyecto Blue Iodine II (Boost BLUE economy through market uptake an innovative seaweed bioextract for IODINE fortification II) financiado con fondos europeos produjo unos nuevos y rentables productos con yodo de algas para hacer frente a la carencia de yodo de tres grupos objetivo principales: niños (de siete a catorce años) mujeres embarazadas y lactantes y personas de edad avanzada.

Hasta 2020, se prevé un crecimiento constante del mercado de los productos de yodo, en el que Europa será el principal mercado regional

Estos grupos tienen unas necesidades especiales de ingesta de yodo: no existe ningún producto en el mercado específicamente para niños y personas de edad avanzada, y no hay ningún producto en una clara posición de liderazgo para la suplementación natural de yodo para las mujeres gestantes o lactantes.

«Queríamos diferenciar nuestro producto especializándonos en el desarrollo de productos de algas de gran calidad basados en el enriquecimiento de proteínas con yodo natural que fuera rico en aminoácidos esenciales», declara el coordinador del proyecto, el doctor João Dionísio. Asimismo, explica que las algas son una especie autóctona de la región macaronésica de Portugal en la que se encuentran las instalaciones y piscifactorías del proyecto.

Las algas presentan un elevado contenido natural de yodo y proteínas, y son muy estables, por lo que resultan perfectas para su transformación en la producción de extractos de yodo.

 

Condiciones propicias para la explotación de las algas

La producción en tierra en condiciones estériles genera los plantones que garantizan un abastecimiento continuo de algas para la producción, mientras que el cultivo en el mar permite obtener una mayor cantidad de algas.

Los socios del proyecto lograron desarrollar y mantener en el laboratorio propágulos de una especie algal. Hicieron crecer algas en pequeños reactores, en los que se consiguió una buena tasa de crecimiento y se generó suficiente materia prima para la reproducción y los análisis de laboratorio. A continuación, transfirieron los propágulos algales a unos tanques de agua de mar.

La producción en tierra en condiciones estériles genera los plantones que garantizan un abastecimiento continuo de algas para la producción

Para el cultivo de algas en tanques ubicados en tierra, los investigadores utilizaron unas instalaciones especiales, cuya proximidad al mar permite el abastecimiento de agua durante todo el año con unos costes de bombeo mínimos.

La producción de algas cerca de piscifactorías en alta mar explotó los residuos ricos en nutrientes generados por la dorada y ayudó a evitar el vertido de residuos en el medio marino.

 

Un procedimiento de biorrefinería innovador para optimizar la producción

Los científicos desarrollaron además un proceso de biorrefinería para explotar plenamente toda la biomasa algal empleando técnicas de extracción de prensado en frío y de filtrado para obtener los extractos purificados.

El análisis del mercado y la respuesta de los posibles distribuidores pusieron de manifiesto la necesidad de demostrar las ventajas de los extractos de yodo. Además, se están llevando a cabo ensayos clínicos con humanos con el fin de validar la calidad de los productos. El consorcio está evaluando los posibles clientes en los mercados objetivo de Alemania, España, Francia e Italia.

El análisis del mercado y la respuesta de los posibles distribuidores pusieron de manifiesto la necesidad de demostrar las ventajas de los extractos de yodo

El producto de yodo de algas (IODOBEM) posee varias características novedosas. «Se trata de un extracto natural que aporta yodo y una amplia gama de nutrientes, proteínas, vitaminas y minerales beneficiosos para el metabolismo humano», afirma el doctor Dionisio.

El producto Blue Iodine II ofrece beneficios evidentes. «Las proteínas extraídas poseen aminoácidos esenciales y estabilizan el yodo durante su asimilación. Además, IODOBEM también evita una posible sobredosis de minerales —principalmente, de cloruro de sodio— para ofrecer un producto natural con ventajas evidentes respecto a los productos de origen inorgánico».

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí