La lucha titánica de Pantalones

El olmo Pantalones, que se encuentra en el Real Jardín Botánico de Madrid./ CSIC

El emblemático olmo Pantalones continúa su lucha contra la grafiosis

.

La primavera ya ha llegado y con ella la amenaza de que se extienda la grafiosis que padece Pantalones, el emblemático olmo de aproximadamente 225 años y forma de pantalón invertido del Real Jardín Botánico de Madrid. En mayo del año pasado, los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) detectaron en el centenario ejemplar esta enfermedad fúngica que se transmite mediante un escarabajo, el Scolytus scolytus. Desde entonces, científicos y conservadores del CSIC intentan evitar que la enfermedad se extienda y que vuelva a ser atacado de nuevo por estos escarabajos.

.

CSIC / Como explica Mariano Sánchez, técnico del CSIC, jefe de la Unidad de Horticultura y conservador del Jardín, “Pantalones está enfermo, es una enfermedad que esperamos que sea crónica, pero desgraciadamente le ha atacado el hongo más agresivo, por lo que la lucha será titánica. Hasta la fecha hemos realizado un tratamiento aéreo contra los escolítidos y lo repetiremos semanalmente hasta que dejen de detectarse estos escarabajos en el ambiente”.

Para evitar que el hongo se extienda hacia la rama principal, se le ha hecho un anillo a la rama infectada que ha cortado la conducción de savia

El tratamiento aéreo se aplica con un cañón que permite distribuir el insecticida hasta los 25 metros de altura para impedir que nuevos escolítidos se posen en el árbol.  “Ante el avance de la enfermedad, la única solución es seguir tratándolo como estamos haciendo desde que se detectó y, si sigue avanzando, se deben podar las ramas infectadas poco a poco. De momento, para evitar que el hongo se extienda hacia la rama principal, se le ha hecho un anillo a la rama infectada que ha cortado la conducción de savia. Confiamos en poder controlar así la grafiosis”, destaca el conservador del CSIC.

“El año pasado, en los meses de junio y julio, recurrimos además a inyecciones de fungicida para controlar el hongo. La floración del árbol ha sido prácticamente normal, salvo en un cimal”, añade Sánchez.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí