Donald Trump, actual presidente de Estados Unidos, situó la música en el centro de la estrategia de personalidad de marca / UPF

El valor estratégico de la música en las últimas elecciones estadounidenses

.

Es el objetivo del estudio de Lluís Mas y Jordi Xifra, profesores del Departamento de Comunicación de la UPF, con Maria-Rosa Collell, docente de la Universidad de Girona, que acaban de publicar en un número especial de la revista American Behavioral Scientist.

.

UPF / Lluís Mas y Jordi Xifra, profesores del Departamento de Comunicación de la UPF, conjuntamente con Maria-Rosa Collell, profesora de la Universidad de Girona, acaban de publicar en la revista American Behavioral Scientist, un estudio sobre las músicas utilizadas en la última campaña electoral americana. El estudio, titulado: ‘The Sound of Music or the History of Trump and Clinton Family Singers: Music Branding as Communication Strategy in 2016 Presidential Campaign’, ha sido publicado en el American Behavioral Scientist en un número especial dedicado a las elecciones estadounidenses del 2016.

Trump utilizó una música sinfónica con ritmos militares no vocales, y con una connotación del héroe patriota hollywoodiense

Esta investigación analiza el valor estratégico de la música en las campañas electorales de Hillary Clinton y Donald Trump en las últimas elecciones estadounidenses. Mediante la combinación de un análisis acústico de la música y un análisis semiótico del mensaje, el trabajo se cuestiona la estrategia de marca aplicada por los candidatos a las músicas de las convenciones demócrata y republicana, los spots emitidos y los canales de Youtube. Ha sido un estudio de caso comparativo en el que se han analizado seis cortes musicales audiovisuales de la campaña electoral por cada candidato.

El estudio del sonido como recurso estratégico se basa en las características de los cuatro elementos del sonido: voz, música, efectos, y también el silencio. Estos elementos están incrustados intrínsecamente en la música, que puede contener voces cantadas o entonadas, determinados efectos y silencio. Sin embargo, la presencia de efectos añadidos y del silencio en la música es todavía marginal; por tanto, la investigación se ha centrado principalmente en la propia música y en la voz cantada.

Como indican los autores del estudio: “los resultados muestran que el controvertido candidato republicano, Donald Trump, actual presidente de Estados Unidos, situó la música en el centro de la estrategia de personalidad de marca: se trata de una música sinfónica con ritmos militares no vocales, y con una connotación del héroe patriota hollywoodiense”. Por el contrario, la candidata demócrata Hilary Clinton, “utilizó un mensaje más racional en el que la música jugó un papel menor. Sin embargo, Hillary Clinton intentó crear asociaciones de marca como la tolerancia, la feminidad, la universalidad, la integración o la modernidad, con una música bastante conocida, vocal, rítmica y con grandes cambios melódicos”, explica Lluís Mas, primer autor del trabajo.

Este estudio abre grandes posibilidades para futuras investigaciones sobre el papel de la música como transmisora de determinados valores en el proceso de construcción de una marca, o music branding, en el ámbito de la comunicación política.

.

Referencia bibliográfica:
Lluís Mas, Maria-Rosa Collell, Jordi Xifra (2017), ‘The Sound of Music oro the History of Trump and Clinton Family Singers: Music Branding as Communication Strategy in 2016 PresidentialCampaign’, American Behavioral Scientist, 22 de marzo, D.O.I.:10.1177 / 0002764217701214.

.

Share