La nueva moda se llama EBike

BcnEBike es un nuevo concepto para practicar este sano y ecológico método de transporte a través de bicicletas con pedaleo asistido o, lo que es lo mismo, bicicletas con motor eléctrico recargable. Con ello se consiguen todos los beneficios de la bici sin apenas esfuerzo.

Bicicletas eléctricas: una movilidad sana, ecológica y placentera

.

La bicicleta se ha convertido desde hace unos años en la opción preferida de muchos ciudadanos para recorrer diferentes puntos de la ciudad. Desde ejecutivos con traje por la Diagonal que deciden acudir en bici a su trabajo hasta personas de edad avanzada que disfrutan de un paseo en chándal por el Puerto Olímpico mientras hacen ejercicio cardiovascular.

Son muchas y variadas las ventajas que presenta su uso en desplazamientos urbanos como la agilidad y la rapidez de llegar puerta a puerta evitando los sufridos aparcamientos o los saludables beneficios para la salud que comporta un pedaleo que hace trabajar a un buen número de músculos.

Además, los entornos con menos coches aseguran una mejor calidad de vida, con menor índice de ruidos, polución y accidentes. En varios países europeos se promociona el uso de la bicicleta como una alternativa al transporte contaminante al tiempo que la UE se plantea facilitar la vida de los ciclistas creando condiciones e infraestructuras en varias ciudades.

Barcelona es prueba de ello, con sus más de 200 kilómetros de carril bici y ronda verde que permiten desplazamientos ágiles, aparcamientos inmediatos y encantadoras rutas en un trazado cada vez más extenso que se conecta entre la ciudad; sin embargo, subir al Tibidabo o llegar hasta el Parque Güell en bici requiere de ciertas condiciones físicas.

.

El disfrute del pedaleo asistido

BcnEBike es un nuevo concepto de practicar este sano y ecológico transporte a través de bicicletas con pedaleo asistido o, lo que es lo mismo, bicicletas con motor eléctrico recargable. Ubicada en una de las zonas turísticas por excelencia de Barcelona, la Sagrada Familia, su propuesta se dirige tanto a residentes de la ciudad como a turistas que desean disfrutar de una ruta sana, diferente y sin esfuerzo.

A su local acuden clientes de todas las edades interesados en esta alternativa. Por su negocio pasan personas jóvenes que buscan el confort de una bicicleta cómoda con un nutrido sillín de cuero y las ganas de disfrutar de un paseo con todos los sentidos puestos en el paisaje pero también personas de edad más avanzada que ven una ventaja en los pedales asistidos.

Lluís y Àngels Alías, propietarios del local e impulsores de esta nueva propuesta.

“Vivíamos por el Parque Güell, -comenta Lluís Alías, copropietario de este primer establecimiento junto a su hermana Àngels-, y observábamos cómo en el tramo final de subida muchos personas bajaban de la bici para poder llegar al parque sin tener que dejarse los músculos en esa última pendiente”.

Esta estampa muy conocida por muchos barceloneses se repite en aquellas zonas en las cuales la ciudad se aproxima a la montaña, donde el esfuerzo requerido para superar la cuesta en bici es propio de atletas de triatlón. “La pedaleada asistida reduce la sensación de fatiga y el paseo se convierte en un placer para los sentidos si se quiere, por ejemplo contemplar la ciudad desde arriba mientras se sube por la montaña o se pasea por el litoral”, comentan los Alías.

La bicicleta incorpora un motor eléctrico, un sensor en la zona de los pedales y una batería recargable de larga duración, con una autonomía que oscila de los 30 a los 70 Km, en función del peso y la potencia. El funcionamiento es bien sencillo. Tras tres o cuatro pedaleos normales, el motor se pone en marcha y permite que las ruedas se deslicen sin esfuerzo, de esta manera, el motor ejerce la fuerza sobre los pedales, otorgando una gran sensación de impulso.

Existen dos tipos de modelo: la plegable, con un peso aproximado de 22 kilos y la rígida, de unos 25 kg. El manillar incorpora un marcador que indica el nivel de batería así como la potencia deseada de entre tres opciones de marchas. Cuando la velocidad máxima alcanza los 25 km, el motor se para automáticamente. “La normativa así lo indica para diferenciarlo de un ciclomotor”, señala Lluís.

Por el momento, BcnEBike dispone de una flota de 100 bicicletas en modalidad de alquiler o venta. Sus precios oscilan desde los ocho euros de alquiler por dos horas hasta los 65 por toda una semana (con opciones de venta por 925 Euros la plegable y 975 la rígida). El usuario recibe junto a la bici el cargador de batería que debe utilizar del mismo modo en que se recarga un teléfono móvil con un gasto mínimo de energía. Además, la empresa ofrece la posibilidad de entrega y recogida a domicilio.

.

Recrearse y conocer durante el trayecto

Enclavada entre mar y montaña, Barcelona presenta un clima idóneo para disfrutar de diferentes rutas de paseo en bici al tiempo que se conoce parte de su patrimonio histórico-artístico, algo muy disfrutado por los turistas que visitan la ciudad y un verdadero placer para quienes desean conocer bien el entorno en el que residen.

.

Montaña

El Laberinto de Horta, El Parque Güell, El Tibidabo o el Castillo de Montjuïc, son enclaves situados en la montaña que se abrió a la ciudad para cohesionar sus arterias urbanas. Se trata de entornos tranquilos rodeados de naturaleza y de enorme belleza que permiten varias rutas, -no exentas de pendiente- para admirar la ciudad desde lo alto.

Casa Milà, de Antonio Gaudí en el Paseo de Gracia.

Partir de uno de estos puntos tomando después el Paseo de Gracia es una buena opción para poder contemplar la Casa Batlló o la Casa Milà del célebre Antonio Gaudí así como los establecimientos de diseño y grandes marcas que se concentran en esta modernista vía barcelonesa.

.

Asfalto

La Diagonal enlaza una ruta que cruza la ciudad desde la Zona Universitaria hasta Diagonal Mar, permitiendo contemplar a su paso maravillas arquitectónicas del espíritu creador catalán como la Casa de les Punxes del arquitecto modernista catalán Josep Puig i Cadafalch. A mitad de recorrido es de justicia hacer una visita a la Basílica de la Sagrada Familia y contemplar el pulso turístico de la ciudad.

Recorrer después el Barrio Gótico bajando por la Rambla y callejeando por vías y plazas de la Barcelona histórica permite recorrer rincones especiales de la ciudad medieval donde en los últimos años se han asentado bares con terraza, restaurantes, museos y comercios que dinamizan este entorno heterogéneo de ciudad cosmopolita.

.

Mar

El frente marítimo es sin lugar a dudas un entorno para deleitarse con la Barcelona más deportiva y marinera. Su incorporación a la ciudad tras las Olimpiadas ha ido ampliándose hasta conectar el Besós con la Barceloneta, barrio que todavía conserva la esencia de la ciudad pesquera, comerciante y viva que conecta la singularidad de lo vivido con la adaptación al turismo de playa del XXI.

Desde cualquier punto de este recorrido se puede disfrutar de un paseo que por el litoral conecta con los pueblos costeros del Maresme, una buena opción para disfrutar de un paisaje con mar durante todo el trayecto que puede ser de unos 25 kilómetros.

.

BcnEBike

Alquiler y venta de bicicletas eléctricas

Horario: de 10 a 20 h

C/ Roger de Flor, 189 (Barcelona)

Tel: 934 763 071 – email: info@bcnebike.com

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí