El publicista señaló que un paso importante para los futuros creativos publicitarios es conseguir “vender” las llamadas marcas blancas / UPF

Robert Rodergas apuesta por la publicidad personalizada

.

En la inauguración del curso del grado en Publicidad y Relaciones Públicas de la Facultad de Comunicación (UPF), el encargado de hacer la lección fue el creativo publicitario y ex presidente del gremio de Publicidad de Cataluña Robert Rodergas. Contó con la presencia del vicedecano de la titulación, Jordi Xifra, y de la jefa de estudios, Mònika Jiménez.

.

UPF / Robert Rodergas ofreció una clase magistral sobre la evolución de la publicidad a lo largo del último siglo, poniendo en perspectiva todas las herramientas que se han ido incorporando a anuncios hasta llegar a la era de Internet. Los sonidos, las voces, las canciones y, más tarde las imágenes son elementos que todo el mundo tiene asumidos como parte del producto publicitario. Rodergas explicó que el publicista les ha tenido que integrar en su imaginario desde la aparición de la radio, hasta la era digital, que es a la que deberán enfrentarse los futuros alumnos.

Según Rodergas, en los próximos cinco años, el publicista debería poner el foco de su creatividad en diseñar una publicidad centrada en las preferencias del usuario

Sin embargo, el creativo insistió en que nunca se debe perder de vista que lo más importante es el BES: la belleza, la emoción y la singularidad en la creación del producto. “Debéis aprender a crear sin dejar de lado la parte comunicativa”, terminó remarcando. Además, añadió que la creación no sólo era important en los spots de grandes marcas, sino en cualquier aspecto de la vida cotidiana y, por ello, hay que estar atento a todo lo que nos rodea. “Tenéis que ser curiosos, casi cotillas”, sentenció el publicista.

En relación a los retos de futuro, Robert Rodergas apuntó que en los próximos cinco años, el publicista debería poner el foco de su creatividad en diseñar una publicidad centrada en las preferencias del usuario, ya que con Internet se puede escoger qué se quiere consumir muy fácilmente. Finalmente, señaló que un paso importante para los futuros creativos publicitarios es conseguir “vender” las llamadas marcas blancas que compiten directamente con las marcas estándar.

El ponente concluyó que los problemas con los que se tendrá que enfrentar el futuro publicista serán difíciles, pero “hacer un buen producto es muy enriquecedor”. Una de las cosas más satisfactorias para un creativo publicitario es que el producto tenga vida fuera de la pequeña y la gran pantalla.

.