La percepción de los padres influye en el éxito escolar

Escolares colombianos. Foto: UNAL.

El pensamiento de los padres tiene incidencia en la manera como los hijos adolescentes manejan las dificultades, sus resultados académicos y su adaptación al contexto escolar, según una tesis que evaluó la relación de las creencias parentales implicadas en el desempeño educativo de los hijos.

 

UNAL/DICYT

El pensamiento de los padres tiene incidencia en la manera como los hijos adolescentes manejan las dificultades, sus resultados académicos y su adaptación al contexto escolar. A esta conclusión llegó Juan Miguel Morales Castillo, en su tesis doctoral en Psicología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en la cual evaluó la relación de las creencias parentales implicadas en el desempeño educativo de los hijos en relación con el afrontamiento académico y el rendimiento escolar durante la adolescencia.

La crianza, entendida como la orientación de esfuerzos de los padres para influir en la supervivencia, bienestar, aprendizaje, cultivo de valores y el desarrollo de sus hijos, es estudiada teniendo en cuenta varias líneas de trabajo, como pautas, prácticas, estilos de crianza y temas sobre creencias parentales, que son las ideas de los padres que se ven comprometidas en el proceso de crianza de los hijos.

La investigación deja ver que existe una relación directa entre las creencias parentales y el rendimiento escolar de los hijos, en lo que está implicado el afrontamiento

Esas ideas pueden estar relacionadas con las experiencias humanas en general con lo que los padres piensan de sus hijos y de sí mismos.

Otro de los aspectos tiene que ver con la experiencia de ser adolescente, sobre lo que el investigador tuvo en cuenta las variables de crianza, afrontamiento en esa etapa (cómo los adolescentes planean los objetivos propios de su vida cotidiana), y factores psicosociales asociados al rendimiento escolar.

La investigación deja ver que existe una relación directa entre las creencias parentales y el rendimiento escolar de los hijos, en lo que está implicado el afrontamiento.

“Lo que los padres piensan puede asociarse a la manera en que los hijos manejan sus dificultades en el contexto académico y estas dos cosas le aportan a la comprensión del rendimiento escolar de los hijos adolescentes, tanto en términos de notas como en ajustes a la vida escolar”, asegura el investigador.

Para el estudio, se utilizaron instrumentos metodológicos, como cuestionarios auto diligenciados, aplicados a una muestra de 1.041 encuestados, cobijando a los padres y a sus hijos, de entre 11 y 14 años, en la región sabana centro, del departamento de Cundinamarca.

En los cuestionarios parentales, se abordaron aspectos sobre la perspectiva de los padres en torno al fracaso como oportunidad, la autoeficacia parental, es decir, la idea que los padres tienen sobre su desempeño tal y sobre lo que piensan acerca de las capacidades de sus hijos para desempeñarse en el contexto académico.

En ese mismo sentido, se realizaron cuestionarios a los adolescentes respecto a sus estrategias de afrontamiento en el contexto escolar -cómo se sienten con los parámetros y normas de la vida académica-, y sobre las notas de los estudiantes, suministradas por las instituciones educativas.

 

Manejo del fracaso

Cuando un adolescente tiene un problema, lo que busca es sentirse capaz de manejarlo, es decir hacer algo para solucionarlo; sin embargo, hay un conjunto de cosas que conducen a resultados más positivos que otros.

En estos casos, factores como la planificación estratégica es fundamental para entender las formas más adecuadas para afrontar las cosas y obtener mejores resultados académicos.

Cuando un adolescente tiene un problema, lo que busca es sentirse capaz de manejarlo, es decir hacer algo para solucionarlo

Dentro de esas estrategias se encontraron comportamientos, como la compasión -manifestarse a los otros como víctima- y el cubrimiento -ocultar los resultados negativos o culpar a otros sobre los resultados obtenidos.

Estas variables estudiadas corresponden tanto a logros académicos como a la manera en que los adolescentes perciben las dinámicas de enseñanza y aprendizaje.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí