«La Pirenaica»

Dejó de emitir el mismo día que se celebraron las primeras elecciones democráticas/ Pixabay

Tal día como hoy… 22 de julio de 1941 «La Pirenaica» empezaba sus emisiones

.

El 22 de julio de 1941 empezaba sus emisiones la emisora radiofónica Radio España Independiente, más conocida como «La Pirenaica». Fundada por el Partido Comunista, fue la emisora por excelencia del antifranquismo. Dejó de emitir el mismo día que se celebraron las primeras elecciones democráticas desde los tiempos de la República: el 14 de junio de 1977.

.

CV / Se la llamaba “La Pirenaica” por presentarse así en sus emisiones “…Radio España Independiente, emitiendo desde su estación pirenaica”. Con ello se pretendía dar una imagen a la vez de proximidad y de gran emisora, “una” de cuyas estaciones de emisión estaba en los Pirineos. En realidad, comenzó a emitir desde Moscú, se trasladó luego a la remota república de Baskiria ante el avance alemán durante la II Guerra Mundial, regresando a Moscú tras la victoria soviética. En 1955 se emplazó en la capital de Rumanía, Bucarest, que fue última ubicación.

La historia de Radio España Independiente y de sus 108.000 emisiones durante 36 años ininterrumpidos se encuentra en los archivos del PCE

La historia de Radio España Independiente y de sus 108.000 emisiones durante 36 años ininterrumpidos se encuentra en los archivos del PCE. Se trata de un material que comprende desde las grabaciones de los programas más interesantes, en los que intervenían Carrillo o la Pasionaria, hasta las cartas que se recibían con informaciones sobre cuya publicación se decidía según su naturaleza.

La naturaleza y la finalidad de “La Pirenaica” fue desde siempre explícitamente la propaganda y para este fin fue concebida. Ello implicó que desde sus comienzos se caracterizara por su tono mitinero y aleccionador, con frecuencia de poca o incluso nula fiabilidad informativa. Era en este sentido la multiplicación por menos uno de la prensa franquista. Cuando el PCE convocaba sus huelgas generales, que no seguía prácticamente nadie, mientras que la prensa franquista silenciaba la noticia, “La Pirenaica” decía que la dictadura se hundiría en semanas y se hablaba de un seguimiento y de manifestaciones que nunca existieron. Simplemente, se optó por la propaganda en vez de por la información. Ello comportó que, ya en los años setenta, las emisoras internacionales que emitían en español, como la BBC o la RTF -mención aparte merecería “Radio Tirana”- empezaran a quitarle “audiencia”. Es posible que esto marcara una determinada dinámica en el PCE, que luego le impediría constituir un órgano de prensa similar a L’Unità del PCI o l’Humanité del PCF.

En cualquier caso, Radio España Independiente forma parte ineludible de la historia de España. Desde aquí nuestro homenaje.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí