La pobreza afecta a la salud

Imagen: LIFEPATH

Nivel socioeconómico bajo: ¿el máximo culpable de los problemas de salud y la muerte prematura?

 

¿Es posible para pobres y ricos tener un envejecimiento saludable? Para descubrirlo, unos investigadores financiados con fondos europeos han estudiado los procesos que impulsan el envejecimiento saludable durante la vida de una persona.

 

Cordis / El envejecimiento nos afecta a todos, tanto a individuos como a comunidades. No obstante, para los más pobres, el impacto del envejecimiento es todavía mayor, ya que, al ser más propensos a tener una salud peor durante su vida, sus problemas de salud aumentan a medida que envejecen. Sin embargo, a medida que se asciende en la escala socioeconómica, el riesgo de tener problemas de salud disminuye. De hecho, en general, las personas con mejores situaciones sociales y económicas tienen por delante una vida más larga y saludable.

En general, las personas con mejores situaciones sociales y económicas tienen por delante una vida más larga y saludable

A lo largo de sus cuatro años de duración, el programa LIFEPATH, financiado con fondos europeos, se ha propuesto mostrar que la sociedad en su conjunto puede disfrutar del envejecimiento saludable que ya experimentan las personas de alto nivel socioeconómico. Para ello, los socios del proyecto han estudiado los procesos y mecanismos que impulsan el envejecimiento saludable durante la vida de una persona.

LIFEPATH «aborda el problema de las desigualdades en materia de salud desde un punto de vista específico, que es cómo las desigualdades en materia de salud se convierten en desigualdades biológicas, cómo se cuelan en nosotros», afirmó Paolo Vineis, coordinador del proyecto y profesor del Imperial College de Londres, en una entrevista de marzo de este año. Según él, su método incluyó el uso de indicadores comunes como la mortalidad y la velocidad al caminar, además de biomarcadores y mediciones ómicas, que contribuyeron a mejorar su comprensión de las desigualdades sociales en materia de salud.

 

El papel del nivel socioeconómico

El equipo del proyecto ha llegado a la conclusión de que la posición socioeconómica es un factor de riesgo independiente para el funcionamiento físico y la muerte prematura. Afirman que su importancia puede compararse con la de los factores de riesgo habituales como el tabaquismo, un consumo elevado de alcohol, una mala alimentación y la inactividad física.

De acuerdo con sus hallazgos, el tabaquismo es responsable de la mayor pérdida de años de vida (4,8), seguido de la inactividad física, que roba 2,4 años de la vida de una persona. El sufrir un nivel socioeconómico bajo les sigue de cerca y priva a las personas de 2,1 años de vida. Mientras que el consumo de alcohol en altas cantidades solo resta medio año.

Los investigadores mostraron que una situación socioeconómica baja puede conducir al estrés psicosocial crónico y tener efectos a largo plazo en el cuerpo y la salud

Los investigadores mostraron que una situación socioeconómica baja puede conducir al estrés psicosocial crónico, que a su vez puede tener efectos a largo plazo en el cuerpo y la salud de las personas. Además, descubrieron que las trayectorias de los problemas de salud relacionados con las condiciones desfavorables comienzan a edades tempranas y quedan establecidas a los tres años de edad.

Según explicó Michelle Kelly-Irving, miembro del socio del proyecto Inserm, en Toulouse, en una nota de prensa publicada en el sitio web del proyecto: «Nuestros datos epidemiológicos y biológicos muestran que la desventaja socioeconómica, en términos de ingresos, educación, vivienda o puesto de trabajo, se acumula desde los primeros momentos de vida debido a varios tipos diferentes de exposición y circunstancias. Las pruebas de nuestro proyecto muestran que este estrés crónico puede producir una inflamación sistémica en nuestros cuerpos que conduce a una aceleración de la edad biológica, enfermedades prematuras y la muerte en los casos de mayor pobreza. La pobreza se cuela literalmente en nosotros».

Estos descubrimientos destacan la importancia de una intervención temprana a fin de promover el envejecimiento saludable

Estos descubrimientos destacan la importancia de una intervención temprana a fin de promover el envejecimiento saludable.

El proyecto LIFEPATH (Lifecourse biological pathways underlying social differences in healthy ageing) termina a finales de abril. Los resultados, que fueron presentados en la última reunión del proyecto en Ginebra, tienen el potencial de proporcionar a los responsables políticos una perspectiva sobre el desarrollo de las políticas sanitarias, económicas y sociales.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí