El objetivo es facilitar a los gobernantes la comprensión de las necesidades de los ciudadanos para mejorar las políticas sociales.

Un software permitirá a los políticos analizar las opiniones en las redes sociales

.

Desde ahora y hasta el año 2015 un equipo de expertos en ciencia política y en tecnologías de simulación y de computación, pertenecientes a un consorcio de 17 socios de Europa y China, desarrollarán herramientas avanzadas de inteligencia artificial para asesorar a los políticos en el diseño e implementación de políticas sociales.

Las tecnologías del proyecto FUPOL permitirán aprovechar la información que se genera en las redes sociales, como Twitter, como herramienta para hacer política. Imagen: Isaac Maho. / SINC.

El proyecto de investigación FUPOL (Modelado de la Política Futura), está financiado por el 7º Programa Marco de la Unión Europea con 9,1 millones de euros.
Inicialmente se centrará en asesorar las tomas de decisiones de autoridades locales y política urbana, pero las tecnologías y las innovaciones desarrolladas serán genéricas y podrán ser utilizadas a cualquier nivel y para cualquier ámbito de la política.

El sistema desarrollado será capaz de recoger, analizar e interpretar de forma automática las opiniones expresadas a gran escala a través de Internet, con herramientas que darán forma a la gran cantidad de información que se genera en las redes sociales. El objetivo es facilitar a los gobernantes la comprensión de las necesidades de los ciudadanos para mejorar las políticas sociales. Mediante modelos simulación, el software permitirá incluso predecir los beneficios y las carencias de estas políticas cuando aún están en fase de diseño.

Los investigadores de la UAB que participan en el proyecto, liderados por Miguel Mújica Mota y Miguel Ángel Piera, del Departamento de Telecomunicaciones e Ingenieria de Sistemas, desarrollarán modelos de simulación de comportamiento social. El proyecto está coordinado, a escala internacional, por Peter Sonntagbauer, investigador de Cellent AG (AT), filial austriaca de una empresa multinacional con sede en Alemania.

Según el investigador de la UAB, Miguel Mújica, “FUPOL apunta a un enfoque completamente nuevo con respecto a la política tradicional. El procesado de la información de las redes sociales va a cambiar la forma en que los políticos se comunican con los ciudadanos y los procesos de toma de decisiones. El proyecto contribuirá al desarrollo sostenible de las ciudades y disminuirá la barrera entre los ciudadanos y los políticos”.

El proyecto ya ha generado un gran interés incluso más allá de la Unión Europea. Uno de los socios es la ciudad de Yantai, en la provincia de Shandong de la República Popular de China, y algunas ciudades miembros de la asociación “Mayor Cities of Europe” (MCE) serán sitios piloto. El plan de trabajo incluye cinco pruebas de campo en China, Croacia, Chipre, Italia y Reino Unido, en las áreas políticas de planificación urbana, usos del suelo y desarrollo sostenible, migración y segregación urbana.