La potencia de las microondas para reciclar plásticos

Imagen: DEMETO

Un grupo de científicos ha desarrollado un método innovador de desintegración del tereftalato de polietileno (PET) de las botellas y tejidos de plástico para su reutilización en varios productos.

 

Cordis / A pesar de los continuos esfuerzos por reducir los residuos de plástico, solo se recicla una pequeña parte de ellos. Por ejemplo, en la Unión Europea (UE), solo se recicla menos del 30 % de los residuos plásticos, y una parte se exporta a países de fuera de la UE para su tratamiento. El resto llega a vertederos, se incinera o termina en las playas, los bosques, los ríos y los océanos.

El PET es un polímero termoplástico de uso general que se utiliza ampliamente en las industrias del embalaje y la confección

Para abordar este reto, el proyecto DEMETO, financiado con fondos europeos, ha probado una nueva tecnología con el fin de ofrecer una alternativa sostenible, limpia, segura y rentable para tratar los residuos plásticos de poliéster o PET. El PET es un polímero termoplástico de uso general que se utiliza ampliamente en las industrias del embalaje y la confección.

En un artículo de prensa de la Universidad Técnica de Dinamarca, socia del proyecto, el profesor asociado Ioannis V. Skiadas comenta: «Al combinar la nueva tecnología de microondas con una reacción química ampliamente conocida, se ha creado un proceso singular que nos permite reciclar el PET de forma eficiente en términos económicos y utilizar el método de reciclaje a escala industrial».

 

Reciclaje químico

A diferencia del extensamente utilizado método de reciclaje mecánico que implica la separación del polímero de sus contaminantes y su reprocesamiento en gránulos por medios mecánicos, DEMETO se centra en el tratamiento químico del PET.

Desarrollada en el marco del proyecto financiado con fondos europeos SYMBIOPTIMA, la tecnología patentada de radiación de microondas de DEMETO y el proceso químico asociado implican el desmontaje de polímeros para recoger sus componentes y reutilizarlos como material de grado virgen en la producción de plásticos. El plástico virgen, o plástico primario, es el plástico recién extraído que nunca ha sido utilizado o procesado con anterioridad.

El método DEMETO «utiliza una hidrólisis alcalina como reacción de despolimerización»

En un folleto del proyecto se señala que el método DEMETO «utiliza una hidrólisis alcalina como reacción de despolimerización». La técnica de despolimerización DEMETO fue desarrollada por el socio del proyecto gr3n, quien también participó en SYMBIOPTIMA. En el sitio web del proyecto se indica lo siguiente: «La adopción de las radiaciones de microondas como catalizador energético permite a DEMETO reducir el tiempo de reacción y la complejidad de las etapas de purificación del ácido tereftálico purificado (PTA, por sus siglas en inglés), al tiempo que aumenta la productividad a través de un proceso continuo (en lugar de los procesos por lotes típicos del estado del arte industrial)».

 

La «vida infinita» del PET

En el sitio web del proyecto se añade que «la tecnología de reciclaje de DEMETO dará una vida infinita al PET, al permitirle volver a dividirse en sus componentes (etilenglicol, EG, y ácido tereftálico, PTA) sin degradar los materiales y, en consecuencia, se allanará el camino para una economía circular a gran escala para los productos plásticos».

Un beneficio importante del proyecto será la reducción de la huella medioambiental de la producción y el uso del PET

Un beneficio importante del proyecto será la reducción de la huella medioambiental de la producción y el uso del PET. «Gracias al proceso de despolimerización, el PET ya utilizado puede verse como una alternativa al petróleo y al gas», como se indica en el sitio web de gr3n. El motivo es que «los componentes básicos del nuevo PET virgen provienen de la basura» y no de recursos fósiles.

Está previsto que el proyecto trienal DEMETO (Modular, scalable and high-performance DE-polymerization by MicrowavE TechnolOgy) finalice en 2020. Los socios del proyecto esperan que su tecnología se aplique a diferentes formas de plástico, incluidas fibras como el nailon o el poliéster que se utilizan en alfombras y textiles.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí