La rendición de Appomattox

Rendición en Appomattox / Wikimedia

El 9 de abril de 1865, en Appomattox (Virginia, EEUU), en el salón de la casa de Wilmer McLean, el general Robert E. Lee, comandante en jefe de los ejércitos de Virginia, se rendía ante el general Ulysses S. Grant, comandante del ejército del Potomac, de la Unión. Concluía con ello una guerra que había empezado casi cuatro años antes, el 12 de abril de 1861, con el asalto a Fort Sumter y la proclamación de los Estados Confederados de América (CSA).

 

CV / Aunque la literatura y, posteriormente, el cine, han acostumbrado a presentar un enfoque romántico de esta guerra, lo cierto es que, como todas las guerras, tuvo más bien poco de romántica. Muy especialmente esta. Fue la primera guerra de movilización total de la historia. La Unión, el Norte, llegó a movilizar hasta dos millones y medio de hombres, la Confederación –el Sur-, hasta un millón trescientos mil. Se calcula que murieron en total entre seiscientas cincuenta mil y setecientas mil personas; unas cuatrocientas mil en el bando del Norte, y unas doscientas setenta y cinco mil en el bando del Sur. Lo más parecido a una movilización como esta en los tiempos modernos habían sido las guerras napoleónicas, que se quedaron en pequeñas. Murieron en ella más norteamericanos que en todas las guerras anteriores y posteriores libradas por este país. El Sur quedó completamente arrasado.

Se ha dicho que la guerra civil americana fue el resultado del choque entre dos sociedades, la del Sur, agraria, latifundista y esclavista, y la del Norte, industrial y expansiva. En realidad, hacía ya tiempo que la economía esclavista del Sur estaba tocando fondo y amenazaba con el colapso

Se ha dicho que la guerra civil americana fue el resultado del choque entre dos sociedades, la del Sur, agraria, latifundista y esclavista, y la del Norte, industrial y expansiva. En realidad, hacía ya tiempo que la economía esclavista del Sur estaba tocando fondo y amenazaba con el colapso. Los Estados del Sur se autoarrogaban representar el espíritu americano originario; la mayoría de Foundation Fathers eran procedentes del Sur. Aunque de extensión similar, si contamos los estados del Pacífico, el Norte estaba mucho más poblado y era económicamente mucho más pujante. Tenía unos veinticinco millones de habitantes, frente a los nueve millones del Sur, de los cuales se calcula que tres millones y medio eran esclavos. El desequilibrio era brutal. Fueron once estados, contra veintitrés.

Antes de la guerra, la mayoría de los oficiales del ejército eran del Sur, pero las fábricas, los astilleros y la población estaban en el Norte. Con la elección de Abraham Lincoln como presidente, los estados del Sur entendieron que se iba a prohibir la esclavitud y que esto los iba a sumir en la ruina. Los representantes de los estados del Sur se reunieron en Richmond, Virginia, y proclamaron la CSA, eligiendo como presidente a Jefferson Davis. Mientras tanto, en Charleston (Carolina del Sur), el general Beauregard tomaba Fort Sumter, la última plaza de la Unión en territorio de la nueva Confederación. Lincoln declaraba que no iba a aceptar la secesión y empezó a reclutar un ejército. La guerra había estallado.

La única posibilidad del Sur era obtener victorias en un rápido avance y forzar al Norte a negociar la independencia

Los generales del Sur sabían perfectamente que no podían derrotar a la Unión, porque la desproporción entre ambos bandos era demasiado apabullante. El general Robert E. Lee, al frente del ejército de Virginia –el más poderoso de la Confederación- tenía muy claro que la única posibilidad era un golpe de mano que pusiera al Norte contra las cuerdas antes de  haber podido optimizar todo su potencial militar, demográfico e industrial. Es decir, la única posibilidad del Sur era obtener victorias en un rápido avance y forzar al Norte a negociar la independencia. Tras las primeras victorias confederadas, Lee fue detenido en Antietam en septiembre de 1862, con lo cual el plan inicial se podía dar por fracasado, aunque el Sur siguiera teniendo una cierta superioridad, sobre todo por la mayor cualificación de sus oficiales y tropa.

Paralelamente, el general en jefe de la Unión, Winfield Scott, y el almirante Farragut –hijo de un héroe de la independencia de origen balear-, diseñaron el Plan Anaconda, llamado así porque consistía en rodear todo el Sur mediante un bloqueo naval, oceánico y fluvial –en el Mississippi-. La superioridad naval del norte aisló a la Confederación, sometida a un bloqueo absoluto por parte de la Unión, del que no consiguió zafarse en ningún momento. Algo más de un año después de haber sido detenido en Antietam, Lee lanzó una nueva ofensiva dirigiéndose ni más ni menos que hacia Washington. Entre el 1 y el 3 de julio de 1863 tuvo lugar la batalla de Gettysburg, en la cual la total victoria de la Unión sentenció el destino de la guerra.

La superioridad naval del norte aisló a la Confederación, sometida a un bloqueo absoluto por parte de la Unión, del que no consiguió zafarse en ningún momento

Los dos años que quedaban fueron para el Sur de auténtica agonía. El bloqueo hacía estragos, tanto en alimentación, como en suministro de materias primas y armamento. Además, en el Norte habían hecho su aparición nuevos generales, como Grant, Sherman, Sheridan, más adaptados a la guerra de masas que se estaba librando. Por otro lado, el Norte podía reponer sin problemas sus numerosas bajas, el Sur no, y pronto empezaron a faltar hombres. Grant entendió muy pronto que podía intercambiar bajas con el Sur, sin importarle cuántos hombres perdiera, porque el daño siempre sería mucho peor para el Sur, por irreparable. También, a Grant se le conoció como Unconditional Surrender Grant –Rendición Incondicional Grant-, porque no estaba dispuesto a aceptar otro trato que no fuera la rendición total…

Al parecer de algunos  historiadores, si la guerra todavía duró dos años después de Gettysburg, fue por la impericia de la oficialidad del Norte, porque el Sur estaba ya derrotado, sin esperanza alguna de victoria, aunque siguió resistiendo no se sabe exactamente a la espera de qué.

Aquella mañana del 9 de abril de 1865, el general había abandonado con su mermado ejército de Virginia la capital confederada, Richmond. Mientras se dirigía hacia el oeste con la intención de unirse a las fuerzas confederadas de los ejércitos de Tennesse y de Carolina del Norte, fue interceptado en Appomattox por las fuerzas del general Philip Sheridan. Al principio, pensó que se trataba solo de fuerzas de caballería y presentó batalla. Al constatar que también había infantería, quedó rodeado y sin posibilidades.

Grant acudió a la ceremonia de rendición. Fue el final de la guerra.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 4 de abril de 1917

En Petrogrado –actual San Petersburgo- Lenin, recién llegado de Suiza en un tren blindado, exponía sus Tesis de Abril.

Martes, 5 de abril de 1794

George-Jacques Danton, uno de los principales líderes de la Revolución Francesa, era guillotinado en París a instancias de su enemigo político. Maximilien de Robespierre.

Miércoles, 6 de abril de 1896

Comenzaban en Atenas los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna.

Jueves, 7 de abril de 1739

Dick Turpin era ejecutado en York, acusado de ser un ladrón de caballos. Un siglo después, durante la época victoriana, se construyó sobre él una leyenda que lo veía como un nuevo Robin Hood.

Viernes, 8 de abril de 1546

El Concilio de Trento adopta la Vulgata como versión oficial de la Biblia.

Sábado, 9 de abril de 1865

En Appomattox (Virginia, EEUU), el general confederado Robert E. Lee se rinde ante las fuerzas de la Unión comandadas por el general Ulysses S. Grant. Concluye con ello la guerra civil americana (186º-1865).

Domingo, 10 de abril de 1919

En Chinameca (Morelos, México) era asesinado en una emboscada el líder revolucionario Emiliano Zapata.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.