“Aún no sabemos exactamente cuál es el camino a seguir en ese aspecto”, reconoció Peña quien, sin embargo, puntualizó que en toda la zona de influencia de España han triunfado las políticas de austeridad.

“A los españoles les espera un posoperatorio largo y doloroso para salir de la crisis”

.

El presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, ha señalado hoy en Santander que a los españoles les espera un “posoperatorio largo y doloroso para salir de una crisis” que definió como una enfermedad crónica que se ha llevado por delante dos millones de puestos de trabajo en los últimos tres años.

Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social.

Peña comentó que esta situación de emergencia tiene que traducirse en  un esfuerzo político de entendimiento y cooperación entre todos los poderes públicos del estado para reconstruir unos destrozos notabilísimos.

Durante su intervención, Peña aseguró que “tal y como están las cosas, si España quisiera volver a situar su economía en la misma posición en la que se encontraba en el último trimestre de 2007, el país tendría que crear al año durante una década 350.000 puestos de trabajo netos”.

Así lo apuntó en una rueda de prensa celebrada en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo de su participación en el Encuentro ‘La situación socioeconómica y laboral de España. La salida de la crisis: fortalezas y debilidades de la economía española’. En el marco del curso, el CES presentó la memoria sobre la situación socioeconómica y laboral de España en 2010.

Peña recordó que “España no es un pieza separada en el contexto internacional y que debe afrontar el conflicto que existe entre estimulación de la economía y las políticas de austeridad”, un problema que, según dijo, no está resuelto ni a nivel mundial, ni europeo ni nacional.

“Aún no sabemos exactamente cuál es el camino a seguir en ese aspecto”, reconoció Peña quien, sin embargo, puntualizó que en toda la zona de influencia de España han triunfado las políticas de austeridad, llegando a contraer la demanda en sectores clave para la recuperación, como pueden ser los que se refieren al capital tecnológico.

Sin abandonar el marco internacional y en referencia a Europa y los problemas de la eurozona, el presidente quiso subrayar que la situación de España es mucho mejor que la que viven Irlanda, Grecia y Portugal. Como ejemplo, comentó que los 12.000 millones de euros del segundo plazo de ayuda a Grecia, representan tres veces menos de lo que España paga al año en factura de desempleo. Por lo tanto, dijo, “con sus claros y sus sombras España es mucho más país”.