Las formas de tratamiento como reflejo de los cambios sociales

La progresiva democratización de una sociedad puede llevar a esta uniformización en el uso de las fórmulas de tratamiento / Pixabay

«Era la primera vez que me encontraba en una ciudad donde mandaba la clase obrera. (…) Las locuciones verbales de tipo servil e incluso ceremonial habían desaparecido temporalmente. Nadie decía señor don, y ni siquiera usted; todo el mundo se trataba de camarada y de , y decía ¡Salud!, en vez de Buenos días».

 

UB / Este fragmento del Homenaje a Cataluña de George Orwell, que nos sitúa en la Barcelona revolucionaria de 1936, es muy ilustrativo de cómo las lenguas —en este ejemplo, a través de las formas de tratamiento— reflejan los cambios sociales.

Precisamente los sistemas de tratamiento fueron el objeto de análisis del CLUB 26, el tradicional coloquio lingüístico que organiza cada año el Departamento de Filología Catalana y Lingüística General.

En esta edición, los participantes profundizaron en el funcionamiento de las formas de tratamiento en distintos idiomas y, desde una vertiente aplicada, también abordaron los problemas asociados a la traducción y el doblaje, o la enseñanza de segundas lenguas. En muchas lenguas se observa un retroceso en las formas de tratamiento más formales, como es el caso de las peninsulares.

Los sistemas de tratamiento fueron el objeto de análisis del CLUB 26, el tradicional coloquio lingüístico que organiza cada año el Departamento de Filología Catalana y Lingüística General. / UB

María Sampedro, profesora de la Universidad de Santiago de Compostela y experta en el sistema de tratamiento del español, enumeró numerosos ejemplos extraídos de conversaciones reales en que en una misma frase se mezclan el uso del  y el usted, prueba de la vacilación de muchos hablantes de español a la hora de usar las formas de tratamiento, por desconocimiento o por falta de hábito.

La llegada de multinacionales suecas a Alemania, como Ikea o H&M, generó un debate social muy intenso

La progresiva democratización de una sociedad puede llevar a esta uniformización en el uso de las fórmulas de tratamiento. Pero en ocasiones la autoridad lingüística también puede intervenir para revertir la sustitución de una forma por otra. Es el caso que explicó Neus Nogué, profesora de la Universidad de Barcelona, respecto a una fórmula de tratamiento del catalán que estaba retrocediendo desde mediados del siglo XX: el vós.

En los años 80, cuando la Generalitat restaurada tuvo que poner al día y normalizar el lenguaje administrativo, se tomó la decisión de apostar por el tratamiento de vós en documentos como cartas, solicitudes, certificados, etc., «porque no es distante y severo como el usted y se recupera el tratamiento tradicional».

En algunas sociedades, como la japonesa, que es muy jerárquica y está muy ritualizada, un error en el tratamiento es considerado como una falta de respeto

En algunas sociedades, como la japonesa, que es muy jerárquica y está muy ritualizada, un error en el tratamiento es considerado como una falta de respeto. Makiko Fukuda, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona, explicó que incluso entre adolescentes se deben respetar las fórmulas de tratamiento: un chico de trece años no puede tratar a uno de dieciséis como igual; si lo hace, se expone a que el mayor le propine un bofetón.

El alemán, si bien no es tan estricto, mantiene vivos diferentes niveles de formalidad. La llegada de multinacionales suecas a Alemania, como Ikea o H&M, generó un debate social muy intenso: los escandinavos —que han perdido las fórmulas de tratamiento formales— impusieron el tuteo a sus trabajadores germanos, hecho que despertó una gran contestación, hasta el punto de que, según explicó Marta Fernández Villanueva, profesora de alemán de la UB, las empresas suecas fueron llevadas a los tribunales, y el caso se ganó a favor de los germanohablantes.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí