Las huellas más antiguas jamás descubiertas

El estudio sugiere que su origen podría ser incluso anterior, unos 10 millones de años antes / Pixabay

Un animal sin identificar dejó la impresión de la primera huella más antigua descubierta

.

Un equipo de científicos acaba de anunciar que ha descubierto las huellas más antiguas pertenecientes a un animal misterioso que podría haber vivido hace 550 millones de años.

.

Cordis / Un equipo internacional de investigadores descubrió restos de huellas fósiles en China pertenecientes al período Ediacárico, justo antes de la explosión del Cámbrico sucedida hace unos 541 millones de años cuando comenzó a florecer la vida en la Tierra. Los descubrimientos se publicaron en la revista «Science Advances».

.

El lugar donde un animal dejó la primera huella

El equipo analizó huellas y madrigueras en la formación Dengying, cerca de las gargantas del río Yangtsé en el sur de China. Las huellas suponen el primer indicio de la evolución de apéndices.

El equipo analizó huellas y madrigueras en la formación Dengying, cerca de las gargantas del río Yangtsé en el sur de China

Shuhai Xiao, geobiólogo de la Universidad Tecnológica de Virginia (Estados Unidos), declaró lo siguiente al periódico británico «The Guardian»: «Los animales utilizan sus apéndices para moverse, construir sus madrigueras, luchar, alimentarse e incluso en ocasiones aparearse. Es importante saber cuándo aparecieron los primeros apéndices y en qué animales, ya que esta información puede desvelar cómo empezaron a evolucionar de un modo concreto los animales en la Tierra». Añadió que las huellas, de tan solo unos milímetros de ancho, se descubrieron inclinando losas pétreas a distintos ángulos. «El principal reto es lograr la iluminación adecuada para que se diferencien los fósiles de su fondo, ya que tienen muy poco relieve», añadió Xiao.

Hasta ahora se pensaba que los animales con apéndices bilaterales aparecieron durante la explosión del Cámbrico, un periodo en el que empezaron a surgir apéndices como la cabeza, la cola y las patas. El estudio sugiere que su origen podría ser incluso anterior, unos 10 millones de años antes. Previamente a este hallazgo, no existía ningún registro fósil de un animal con extremidades anterior a la explosión del Cámbrico.

También cabe preguntarse cómo se sabe que las impresiones son huellas. «Si un animal deja huellas, estas se muestran como depresiones en la superficie de los sedimentos y estas se llenan con sedimentos de la capa superior», explicó Xiao en el periódico del Reino Unido «Independent». A lo que añadió: «Este tipo de conservación es distinta a la de otros tipos de fósiles, por ejemplo los túneles o las madrigueras o los propios organismos fosilizados. Las huellas están dispuestas en dos filas paralelas, tal y como cabe esperar si pertenecen a animales con apéndices bilaterales. Además, están organizadas en grupos repetidos, lo que se corresponde con un animal con múltiples apéndices bilaterales».

.

¿Pertenecen las huellas a un insecto?

El aspecto real de la criatura no se puede saber, en parte porque no se ha descubierto ningún animal con patas tan antiguo hasta ahora

Según los investigadores, las huellas las dejó un ancestro primitivo de los insectos o gusanos modernos. No obstante, el aspecto real de la criatura no se puede saber, en parte porque no se ha descubierto ningún animal con patas tan antiguo hasta ahora.

Finalmente, el estudio no ofrece información suficiente como para determinar a qué tipo de animal pertenecen las huellas. Tampoco se han encontrado cuerpos fosilizados de estos animales. El equipo al cargo cree que este tipo de restos podrían no haberse conservado.

No obstante, es un pequeño paso para un bichejo rastrero fosilizado, pero un gran salto para el conocimiento de la historia evolutiva.

.

Fuente: 

Basado en artículos aparecidos en medios de comunicación

.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí