El 32,2% de los autónomos españoles son mujeres, porcentaje que en diez años ha crecido un 45,4%

Los negocios creados por mujeres aguantan mejor la crisis

.

¿Cuál es el perfil del emprendedor en época de crisis? El estudio “Cómo son las empresas que han nacido durante la crisis” realizado por la Business School de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) muestra que el 30,8% de las empresas constituidas desde 2008 han sido creadas por mujeres.

El director de la Business School señala que con la crisis se está consolidando una nueva tipología de empresa vinculada con las competencias emprendedoras de las mujeres, con una clara orientación hacia los clientes y a la sostenibilidad de los puestos de trabajo.

Imagen: diadeinternet.org

En tiempos de crisis, dar el paso de crear una empresa no es nada fácil. Sin embargo, es un recurso creativo mediante el cual los trabajadores y desempleados buscan mejores oportunidades en la creación de sus propios negocios.

Aunque el porcentaje más elevado de empresas son las creadas por hombres, las mujeres emprendedoras han aumentado en los últimos años. El 32,2% de los autónomos españoles son mujeres, porcentaje que en diez años ha crecido un 45,4%, según apunta un informe de la Confederación Nacional de Autónomos y Microempresas (CONAE).

Además, los negocios creados por mujeres aguantan mejor la crisis. Según un informe del Consejo Superior de las Cámaras de Comercio el índice de fracaso de las empresas concebidas por mujeres es de un 30%, cuando se calcula que el 70% de las pymes fracasa en los 4 o 5 primeros años. Así, ellas solo representan el 16% de la pérdida total de autónomos desde 2008.

En palabras de Inger Berggren, presidenta del Banco Mundial de la Mujer, la clave es que las mujeres crean empresas que pueden controlar. Se esfuerzan más en consolidarlas. Son más modestas que los hombres y nunca piden más de lo que necesitan. Son menos ambiciosas y gracias a ello han aguantado mejor la crisis. ¿Cómo es la mujer emprendedora?

En cuanto al nivel de formación de los emprendedores/as se comprueba que el 40,4% de las mujeres son universitarias, frente al 30,4% de los hombres. Además, las mujeres se preocupan más por ampliar su formación reglada (25,2% frente al 23,8% de los varones) y la no reglada (39,3% frente a 35,3%).

Otro distintivo es el estilo de dirección. Mientras que las emprendedoras apuestan por el personal propio (73,9%), sólo la mitad de los emprendedores lo hacen. También destacan por su interés en las nuevas prácticas de organización del trabajo en red. En las empresas femeninas, la supervisión por objetivos, el trabajo en equipo y el fomento de la autonomía del trabajador se dan en ratios más altos que en las empresas lideradas por hombres.

No obstante, las empresas creadas por mujeres también tienen una serie de aspectos que mejorar, como por ejemplo: hacer un mayor uso de las redes locales; evolucionar hacia prácticas de retribución variable; utilizar el comercio electrónico en toda la cadena, etc.

Articulo publicado en: http://bit.ly/H8B38y