Fotografía de archivo de alumnos en su primer día de clase en la facultad de Económicas, en la Universidad de Santiago de Compostela. / EFE

Solo dos universidades privadas aparecen entre las 25 primeras en productividad investigadora

.

La universidad pública y la privada presentan diferencias en la docencia, la investigación y la transferencia tecnológica. La pública destaca en producción investigadora mientras que la privada lo hace en producción docente. Así lo confirma la edición de 2015 del proyecto U-Ranking que incluye por primera vez a 11 universidades privadas. Las universidades catalanas son las que presentan mejores resultados.

.

SINC / La tercera edición del proyecto U-Ranking, desarrollado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), sitúa a 59 universidades españolas –que representan al 95% del alumnado español– en tres rankings que miden la productividad docente, la investigadora y la de transferencia tecnológica. Por primera vez, la iniciativa incluye a 11 universidades privadas.

Los resultados demuestran que existen diferencias entre la universidad pública y privada

Los resultados demuestran que existen diferencias entre la universidad pública y privada. Mientras que la primera lidera el área de investigación –14 centros con mayor productividad investigadora son públicos– y de transferencia tecnológica –ocho de las diez primeras son también públicas–, la privada sobresale en sus resultados docentes –siete de las once universidades con mayor productividad docente son privadas–.

La universidad pública mantiene su productividad respecto al año anterior. Sin embargo, según el informe, un tercio de estas empeora “ligeramente” en su volumen de resultados debido a una caída de recursos humanos y financieros, en especial para I+D+i.

A pesar de destacar en productividad docente superando en un 11% la media del sistema, las universidades privadas se sitúan un 37% por debajo de la media de productividad investigadora del sistema. Solo dos universidades privadas aparecen entre las 25 primeras en productividad investigadora.

Ejemplo de las diferencias que existen entre la pública y la privada es el caso de la universidad de Deusto (País Vasco). Esta universidad privada se alza en el primer puesto del ranking de producción docente, pero cae hasta los últimos lugares en el ranking de investigación. Esta tendencia se repite en la mayoría de las universidades privadas con un patrón de prioridad por la docencia en lugar de la investigación.

Según el informe, un tercio de las universidades públicas empeora “ligeramente” en sus resultados debido a una caída de recursos humanos y financieros

Los datos han sido recogidos y evaluados por un equipo formado por expertos de 12 universidades españolas distintas y liderado por Francisco Pérez, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia y director de Investigación del Ivie.

Para comparar y evaluar a las universidades en función de los recursos, la calidad, la producción y la internacionalización, el grupo de investigadores estableció 25 indicadores. Según señalan los autores, de esta forma se evita “considerar a todas las universidades de forma semejante y evaluarlas sin tener en cuenta sus objetivos y especialización”.

.

Las diferencias se repiten entre comunidades autónomas

U-Ranking también refleja las diferencias que se dan entre los sistemas universitarios de las distintas comunidades autónomas en materias de productividad y volumen. Cataluña es la comunidad que tiene el sistema universitario con un mayor nivel de productividad a iguales recursos utilizados. De forma cercana se sitúan los sistemas universitarios de Navarra, Cantabria, Comunidad Valenciana, Madrid e Islas Baleares.

Los autores del estudio destacan la importancia de reconocer la diversidad del sistema universitario español para conocer la capacidad real de generar resultados de I+D+i.