Este trabajo constata que para mejorar la competitividad de las películas españolas y alcanzar una mayor presencia internacional hace falta superar los obstáculos en la distribución

Los diferentes niveles de películas con ‘vidas paralelas’ deberían cruzar sus caminos en algún punto

.

Las películas tienen vidas paralelas. A esta conclusión han llegado investigadores de Ciencias de la Comunicación de la URJC en un estudio que analiza la trayectoria de las películas, desde la planificación de su producción hasta su amortización en el mercado.

.

URJC / Las producciones cinematográficas tienen su propio camino, que se ve condicionado desde su planteamiento inicial y que no se cruza con el recorrido de otras películas. De este modo las grandes superproducciones parten de una planificación global y de diferentes estrategias comerciales ligadas a las preventas de las plataformas de pago. Sin embargo, con la llegada de la tecnología digital, la nueva corriente de películas baratas tiene una trayectoria muy diferente, ya que no están en los circuitos comerciales tradicionales y su difusión es a través de la red. Además, en estos casos no cuentan con un retorno económico.

A pesar de las nuevas posibilidades que ofrecen las plataformas digitales, si bien repercuten en la mayor difusión de las producciones, no reportan beneficios económicos

El estudio ‘Vidas paralelas de las películas: circuitos estratificados de distribución y consumo’, realizado por José María Álvarez Monzoncillo y Javier López Villanueva, ambos profesores de la URJC, plantea que la llegada de Internet ha manifestado nuevos problemas en la producción cinematográfica española, como la poca presencia en los mercados internacionales, la falta de una estructura industrial fuerte y la escasa partida presupuestaria.

Por tanto, este trabajo constata que para mejorar la competitividad de las películas españolas y alcanzar una mayor presencia internacional hace falta superar los obstáculos en la distribución. Para ello, según este estudio, se deberían incrementar los costes unitarios de las producciones, aumentar las partidas de promoción y aliarse con la red multinacional de distribución que permita llegar a todas las ventanas, redes y soportes en todos los mercados.

Además, ante el nuevo escenario cinematográfico, los investigadores plantean que es necesario que los diferentes niveles de películas con ‘vidas paralelas’ consigan cruzar sus caminos en algún punto para poder aspirar a un mercado mayor, ya que a pesar de las nuevas posibilidades que ofrecen las plataformas digitales, si bien repercuten en la mayor difusión de las producciones, no reportan beneficios económicos.

.

Referencia bibliográfica:

Álvarez Monzoncillo, José María y López Villanueva, Javier (2015). Vidas paralelas de las películas: circuitos estratificados de distribución y consumo. En: adComunica. Revista Científica de Estrategias, Tendencias e Innovación en Comunicación, nº10. Castellón: Asociación para el Desarrollo de la Comunicación adComunica, Universidad Complutense de Madrid y Universitat Jaume I, 21-40.

.