El hábito de comer sano comienza en la infancia ©BELGA/WESTEND61

El Parlamento Europeo apoya medidas para promover alimentación sana

.

Comer sano es un hábito que se adquiere desde la infancia y, por eso, la UE y los Estados miembros deben hacer y gastar más para animar a los niños a consumir alimentos locales y saludables, según el Parlamento Europeo. Los eurodiputados aprobaron el miércoles un mandato para negociar con los países la formulación del nuevo programa comunitario de reparto de leche, frutas y hortalizas, que deberá hacer énfasis en la educación.

.

“Una dieta sana y equilibrada es fundamental para contar con buena salud. Pese a ello, el consumo de fruta, hortalizas y leche está disminuyendo en toda la UE, con consecuencias negativas para los ciudadanos. Las nuevas reglas pretenden garantizar que las escuelas no sólo distribuyen productos sanos, sino que también enseñan a los niños hábitos de alimentación saludables”, señaló Marc Tarabella (S&D, Bélgica), responsable de la redacción del texto legislativo en el Parlamento.

.

Más clases, más variedad, mejor financiación

La Cámara respaldó la integración de los dos programas de reparto de leche y fruta y la ampliación de las actividades educativas. Los eurodiputados también modificaron el borrador legislativo para:

  • incorporar productos lácteos cuyos efectos beneficiosos para la salud de los niños están demostrados, como queso, requesón y yogur, a la lista de productos financiables con dinero comunitario (siempre que no estén aromatizados y no contengan frutas añadidas, frutos secos o cacao), y dando prioridad a la producción local y regional,
  • exigir a los países que destinen entre el 10% y 20% de los fondos comunitarios recibidos a actividades educativas, para promocionar hábitos de alimentación saludables y luchar contra el desperdicio de comida. Proponen, por ejemplo, visitas a granjas y distribución ocasional de especialidades locales, como fruta y hortalizas procesadas (excepto si llevan azúcar añadido, grasa, sal, edulcorantes o potenciadores artificiales de sabor), miel, aceitunas y frutos secos,
  • destinar 20 millones de euros adicionales al año para el reparto de leche y otros productos lácteos, hasta situar la dotación para leche y sus derivados a 100 millones, mientras que para fruta y hortalizas el presupuesto anual será de 150 millones,
  • distribuir los fondos de la UE de manera más equitativa entre los Estados miembros, estableciendo dos criterios principales (el porcentaje de niños entre seis y diez años en la población del país, y el grado de desarrollo de la región). El uso en el pasado de los fondos del programa de reparto de leche se tendrá en cuenta durante los seis primeros años del nuevo esquema, y se equilibrará con un nuevo mínimo de ayuda anual por niño.

.

Próximos pasos

El Parlamento aprobó las enmiendas al borrador de reglamento y el mandato para iniciar negociaciones con los países con 458 votos a favor, 97 en contra y 28 abstenciones. Una vez que el Consejo adopte su posición, el Parlamento, el Consejo y la Comisión comenzarán a discutir la versión final de las normas.

.

 

Share