Legalización del PCE

Acto de clausura de la primera Fiesta del PCE, celebrada en la Casa de Campo de Madrid en 1977. / Wikimedia - Autor: De Nemo - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6941462

El 9 de abril de 1977, el presidente del gobierno español, Adolfo Suárez (1932-2014), comparecía ante las cámaras de televisión y anunciaba al país que había procedido a la legalización del Partido Comunista de España, que podría así concurrir con su nombre a las elecciones de junio. Ilegal desde 1939, el PCE había sido la principal fuerza de la oposición a la dictadura franquista.

 

CV / Suárez había sido nombrado presidente del gobierno en julio de 1976 por el rey Juan Carlos I, substituyendo a Carlos Arias Navarro, un antiguo represor del régimen y franquista cerril. Suárez, de adscripción falangista, tenía entonces 44 años y pertenecía a la generación de franquistas que no había hecho la guerra por razones de edad. Hizo toda su carrera política durante la dictadura, ocupando sucesivamente cargos de gobernador civil, director general de TVE y ministro del Movimiento en el primer gobierno después de la muerte de Franco. Se le consideraba un funcionario adicto al régimen y nunca se había caracterizado por sus posiciones «aperturistas».

Suárez había sido nombrado presidente del gobierno en julio de 1976 por el rey Juan Carlos I, substituyendo a Carlos Arias Navarro, un antiguo represor del régimen

Llegaba en un momento de grandes tensiones políticas en España. El inmovilismo del gobierno de Arias y la creciente capacidad de movilización de la oposición había llevado al ministro del interior, Fraga Iribarne, a desatar una sangrienta represión que tuvo su máxima expresión en los sucesos de Montejurra, Elda, Vitoria, Tarragona… evidenciando la incapacidad del régimen dictatorial para avanzar hacia una democracia homologada. Se sobreentendía que éste era el encargo que precisamente Suárez había recibido para su mandato: avanzar hacia una democracia desde el aparato de la dictadura.

El Partido Comunista, por su parte, había sido la fuerza política con mayor militancia durante la clandestinidad y prácticamente la única con capacidad de movilización durante la dictadura. Dirigido por Santiago Carrillo (1915-2012), la cúpula dirigente residía en el exterior y estaba compuesta casi exclusivamente por veteranos de la guerra civil. Pero en el interior había conseguido crecer e implantarse en varios sectores, principalmente entre la clase obrera industrial y entre los estudiantes, así como también entre las fuerzas de la cultura e intelectuales. Santiago Carrillo había regreso clandestinamente a España en invierno de 1976, siendo detenido y posteriormente puesto en libertad. Poco después, los grupos de ultraderecha perpetraban la matanza de Atocha en un despacho de abogados laboralistas del PCE…

El Partido Comunista había sido la fuerza política con mayor militancia durante la clandestinidad y prácticamente la única con capacidad de movilización durante la dictadura

La legalización del PCE era la prueba del algodón de la democracia política, pero los sectores más inmovilistas del régimen no estaban dispuestos a permitirlo. Suárez, tras aprobar su proyecto de reforma política, que contemplaba unas elecciones libres, prometió a los generales franquistas que nunca iba a legalizar el PCE. A Carrillo le sugirió que concurriera a las elecciones con las siglas de alguna coalición electoral, que no incluyera la palabra «comunista», a lo cual éste se negó.

Las elecciones iban a ser en junio. Pero si se celebraban con restricciones, es decir, sin el PCE, el proyecto nacía viciado de entrada. A su vez, el PCE había renunciado a la lucha armada hacía más de veinte años y apostaba por la reconciliación nacional y la lucha política democrática, en la línea del partido comunista italiano. Suárez era un pragmático, y no tenía gran problema en legalizar al PCE, pero los todavía poderosísimos sectores ultras que ocupaban el aparato de poder del estado sí lo tenían: habían desayunado anticomunismo toda su vida.

Finalmente, el 9 de abril anunció su decisión de legalizar al PCE. La noticia conmocionó a los militares, produciéndose la dimisión del ministro de marina, un reconocido franquista. Al final, Suárez controló la situación. Además, le había arrancado a Carrillo unas cuantas contrapartidas, solo aparentemente simbólicas. En la primera reunión pública del comité central, el PCE renunció a la bandera tricolor republicana y asumió la monárquica, a la vez que renunciaba a postular una III República, aceptando la monarquía como forma de estado.

El PCE obtuvo unos resultados muy por debajo de sus expectativas. Con un millón setecientos mil votos y un 9,33%, consiguió veinte diputados al Congreso

Las primeras elecciones democráticas desde hacía cuarenta años tuvieron lugar el 15 de junio de 1977. Suárez las ganó con el partido que había creado con este fin, la UCD. El PSOE se convirtió en el primer partido de la oposición y el hegemónico en la izquierda. El PCE obtuvo unos resultados muy por debajo de sus expectativas. Con un millón setecientos mil votos y un 9,33%, consiguió veinte diputados al Congreso. Siendo la tercera fuerza en votos, fue el partido más perjudicado por la distribución territorial de los escaños, que primaba el voto rural sobre el urbano –sigue siendo así hoy en día-. A partir de este momento, el PCE inició su declive…

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

6 de abril de 1199:

El rey de Inglaterra, Ricardo Corazón de León, fallecía en Châlus (Francia), como consecuencia de la herida producida en un hombro por la flecha lanzada por un niño.

7 de abril de 1823:

Un ejército francés comandado por el duque de Angulema cruza la frontera invadiendo España para restablecer el poder absoluto de Fernando VII. Serán llamados lo Cien Mil Hijos de San Luis. Acabará con la etapa del trienio liberal y restablecerá el absolutismo, que desencadenará una terrible represión.

8 de abril de 1994:

Tras trece años de trabajos de reparación, se reabre al público la Capilla Sixtina.

9 de abril de 1977:

El presidente del gobierno español, Adolfo Suárez, anunciaba la legalización del Partido Comunista de España (PCE), que había permanecido en la clandestinidad durante toda la dictadura franquista.

10 de abril de 1970:

Paul McCartney anunciaba públicamente la separación de The Beatles.

11 de abril de 1905:

El físico Albert Einstein publicaba en una revista científica un artículo en que formulaba por primera vez la Teoría de la Relatividad Especial.

12 de abril de 1961:

A bordo de la nave Vostok 1, el cosmonauta soviético Yuri Gagarin completaba una órbita alrededor de la Tierra y se convertía en el primer ser humano en acceder al espacio.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí