Leonardo da Vinci en la neurociencia moderna

Anciano pensativo. Hay quien considera que este dibujo es el último autorretrato de Leonardo. Biblioteca Real, Windsor. / Wikimedia

Las ideas fundamentales de Leonardo da Vinci son relevantes para la neurociencia moderna

 

Medio milenio después de Leonardo, la búsqueda continua de orden en los procesos dinámicos es una piedra angular de la biología moderna, indican los autores de un ensayo publicado en Current Biology del que Gustavo Deco, director del centro Cerebro y Cognición, es su primer autor.

 

UPF / Encontrar orden en el desorden es un sello distintivo de la ciencia y el arte. En la época de Leonardo da Vinci (1452-1519), el cisma entre ciencia y arte aún no se había establecido. De hecho, Leonardo utilizó libremente métodos científicos en su arte y viceversa; por ejemplo, cuando utilizó sus observaciones de agua turbulenta y arremolinada para guiar su imaginación artística.

Medio milenio después de Leonardo, una piedra angular de la biología moderna es la búsqueda continua de orden en los procesos dinámicos

Medio milenio después de Leonardo, una piedra angular de la biología moderna es la búsqueda continua de orden en los procesos dinámicos, indican los autores de un reciente ensayo publicado en Current Biology. Un trabajo de Gustavo Deco, director del Centro Cerebro y Cognición (CBC) y profesor de investigación ICREA del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF, junto con Martin Kemp (Universidad de Oxford, Reino Unido) y Morten L. Kringelbach (Universidad de Oxford y Universidad de Aarhus, Dinamarca).

El estudio científico de la turbulencia es uno de los grandes triunfos (y problemas) de la física moderna. Werner Heisenberg (1901-1976) descubrió las reglas estadísticas fundamentales de la turbulencia en 1946 y el matemático ruso Andrey Kolmogorov (1903-1987) se le anticipó con su revolucionaria teoría fenomenológica de la turbulencia.

“En neurociencia, la investigación se ha centrado en comprender la compleja dinámica del cerebro del espacio-tiempo”, indica Deco. “Recientemente, se ha demostrado que la turbulencia es un principio rector que subyace al procesamiento necesario de la información, lo que respalda la búsqueda del orden de Leonardo en el desorden. Aquí, argumentamos que las ideas fundamentales de Leonardo tienen una relevancia constante para la neurociencia moderna”, añade.

El compromiso de Leonardo con el estudio de las turbulencias del agua fue más allá de los fenómenos físicos observables. Se extendió a sus procesos de pensamiento

El compromiso de Leonardo con el estudio de las turbulencias del agua fue más allá de los fenómenos físicos observables. Se extendió a sus procesos de pensamiento. Los modos de pensamiento y representación no lineales y entrelazados de Leonardo asumieron “lo que podemos describir como un modo de operación turbulento. Este modo es una de las características generales del pensamiento creativo”, indican los autores.

Fig. 4 del trabajo: Turbulencias en el cerebro humano
.
La actividad cerebral exhibe turbulencia

“Recientemente, pudimos usar las herramientas desarrolladas en la física de las turbulencias para describir cómo la actividad de todo el cerebro exhibe turbulencia”, señala Deco. Y añade que esto no es sorprendente dado que, para sobrevivir en un mundo complejo, el cerebro tiene que mezclar una gran cantidad de información en el espacio y el tiempo. “Esto es exactamente para lo que sirven las turbulencias. También proporciona un principio general de orden en las dinámicas cerebrales complejas y aparentemente desordenadas”.

Como intuyó Leonardo, la turbulencia se caracteriza por la rica variabilidad de vórtices de diferentes tamaños, que ahora se pueden caracterizar como cúmulos locales sincronizados

Como intuyó Leonardo, la turbulencia se caracteriza por la rica variabilidad de vórtices de diferentes tamaños, que ahora se pueden caracterizar como cúmulos locales sincronizados. Siguiendo a Leonardo, el marco de turbulencias en la ciencia moderna no solo es un generador fértil para mezclar cosas y descubrir el orden en el desorden, sino que también podría ser clave para comprender los principios generales del procesamiento y la transferencia de información en el cerebro.

“La turbulencia en el cerebro se encuentra en las fluctuaciones de la sincronización local de la actividad neuronal más que en las fluctuaciones cinéticas de las moléculas en los fluidos. Los sistemas físicos son diferentes, pero el orden subyacente obedece a principios similares, a saber, que sus fluctuaciones aparentemente caóticas están ordenadas jerárquicamente, dando lugar a turbulencias”, explican los autores.

Referencia bibliográfica:
Gustavo DecoMartin KempMorten L. Kringelbach (2021), “Leonardo da Vinci and the search for order in neuroscience”, Current Biology, 7 de junio, vol. 31, nº 11, DOI:https://doi.org/10.1016/j.cub.2021.03.098

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.