WWF ha entregado en el Ministerio de Fomento un pen drive con casi 15.000 firmas recogidas en una ciberacción ‘Ni un lince más atropellado’ / SINC

Doce activistas disfrazados de linces entregan 15.000 firmas para protestar contra los atropellos

.

SINC / Con motivo de los atropellos mortales que ha sufrido la población de linces ibéricos en lo que llevamos de año, la organización WWF ha organizado una performance frente al Ministerio de Fomento en la que doce activistas se han disfrazado de los doce linces que han muerto atropellados en lo que llevamos de año. Todo ello para entregar al Director general de Carreteras las casi 15.000 firmas recogidas en una ciberacción.

El lince ibérico fue declarado especie en peligro en 1986 por el centro de seguimiento de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Se trata del felino más amenazado del mundo, con poco más de 300 ejemplares viviendo en libertad. La especie está estrictamente protegida y, por ello, las administraciones tienen que velar por su supervivencia.

De seguir con esta tendencia se podría llegar a los 24 ejemplares muertos al cabo del año

Mediante este acto, la organización conservacionista pretende poner de relieve el notable incremento de atropellos, ya que en lo que llevamos de año ya estamos a punto de alcanzar los 14 animales arrollador de 2013. Por lo que, des de la organización se advierte que este año puede convertirse en el peor de la historia, ya que de seguir con esta tendencia se podría llegar a los 24 ejemplares muertos al cabo del año.

Autor: "Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico www.lynxexsitu.es"

Autor: “Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico www.lynxexsitu.es

“El repunte de muertes puede deberse a tres factores: la población de linces ha ido creciendo y colonizando nuevos territorios, ha habido un descenso en las poblaciones de conejos, lo que hace que los animales se muevan más al buscar alimento y, por último, ha habido una falta de inversión en el mantenimiento de infraestructuras”, explica a Sinc Luis Suárez, responsable de especies de WWF. Y añade: “Nos encontramos con que los vallados que deberían impedir el acceso de la fauna a las carreteras están rotos, lo que también puede suponer un problema para la seguridad vial”.

La organización ha identificado cuatro puntos negros en las carreteras donde se repiten los atropellos, todos ellos en Andalucía. Los activistas consideran que la mayoría de estas muertes se podrían haber evitado aplicando medidas como reparar o mejorar el vallado de las carreteras, instalar la señalización pertinente o desbrozar los márgenes.

Por este motivo Suárez se ha entrevistado con Jorge Urrecho, Director general de Carreteras, para exigir que se tomen medidas necesarias para evitar los atropellos en estas zonas.

“Urrecho nos ha manifestado su preocupación y el interés del el Ministerio de Fomento para solventar este problema. Nos ha comunicado que van a acelerar las obras que están ejecutando y que además se van a firmar convenios con el Ministerio de Medio Ambiente, con la Junta de Andalucía y con el Proyecto Iberlince para acelerar este proceso y que las obras sean ejecutadas a finales de este año”, manifiesta Suárez.

Share