Logran recrear la fascinante travesía de Charles Darwin

La aplicación de RA Ruta Darwin. / Dicyt

A casi 200 años de una de las travesías científicas más fascinantes de la historia, un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata logró recrear, gracias a la tecnología, el mítico viaje de Charles Darwin a bordo del Beagle. Un juego de realidad aumentada que hace posible ser parte de un viaje desde Inglaterra hasta el Estrecho de Magallanes.

 

UNLP/DICYT

Científicos del Instituto de Investigación en Informática (LIDI) de la Facultad de Informática, diseñaron un juego de realidad aumentada que hace posible ser parte de esta aventura y ponerse en la piel de gran explorador que, en un viaje de 5 años recorrió el mundo desde las costas de Inglaterra hasta el Estrecho de Magallanes. El proyecto se gestó a partir de un acuerdo de cooperación con la subsecretaría de Gestión y Difusión del Conocimiento, ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia de Buenos Aires.

Hace posible ser parte de esta aventura y ponerse en la piel de gran explorador que, en un viaje de 5 años recorrió el mundo desde las costas de Inglaterra hasta el Estrecho de Magallanes

La investigadora Cecilia Sanz, directora del proyecto, expresó: “el objetivo del juego ‘Ruta Darwin’ es ofrecer una alternativa para conocer información de la travesía de este científico a través de una dinámica diferente, que combina tecnología analógica y digital. Se diseñó, por un lado, una aplicación móvil con realidad aumentada en formato de juego, y por otro lado, se realizó una simulación del barco, el Beagle, usando realidad virtual, esta simulación fue coordinada por el magister Pablo Thomas”.

“La aplicación de RA, Ruta Darwin, permite aumentar un mapa que muestra el recorrido de Charles Darwin a bordo del Beagle, en su travesía de casi 5 años. Este mapa con la aplicación de RA forman parte de una muestra itinerante referida al científico y naturalista. La aplicación propone un juego exploratorio cuyo objetivo es completar un álbum de medallas a partir del recorrido por diferentes puertos en los que estuvo Darwin en su viaje. En cada puerto, se aumenta información que presenta un relato en primera persona de Darwin sobre sus vivencias y observaciones en la zona y una trivia, que al responderla correctamente, permite ganar una medalla”, agregó Sanz.

Cabe destacar que este desarrollo se incorpora a la muestra itinerante que la subsecretaría de Gestión y Difusión del Conocimiento de la provincia de Buenos Aires venía realizando, la que contaba con diferentes paneles de información y juegos, en relación al trabajo y al viaje de Darwin. Sin embargo, hasta el momento no se utilizaba tecnología digital, sino que se trataba de una muestra tradicional.

“Para la creación de esta aplicación se trabajó durante un semestre en conjunto con el equipo de la subsecretaría, para analizar las posibilidades de aumentar el mapa impreso. De esta manera, se elaboró un guión que rescata de los libros de Darwin aspectos destacados de sus experiencias y observaciones durante la travesía. Se puso foco en el descubrimiento de especies y fósiles (contenido vinculado al área de Ciencias Naturales) y en su relación con reconocidos personajes de la época (contenido vinculado a Ciencias Sociales)”, explicó la investigadora.

 

Los objetivos educativos que se proponen a los visitantes de la muestra cuando participan del juego Ruta Darwin son:

– Conocer quién fue Charles Darwin, de una manera más cercana y vivencial a la que se propone en los libros de texto.

-Identificar las características de las diferentes especies con las que se encontró Darwin durante la travesía.

– Conocer el recorrido realizado por Darwin en su viaje alrededor del mundo a bordo del Beagle.

– Reconocer diferentes personajes de la época que se vincularon de alguna manera con la travesía realizada.

-Analizar los instrumentos y las tecnologías que utilizaban los científicos en aquella época.

 

Realidad aumentada o augmented reality

Por otra parte, en relación a las tecnologías utilizadas, la investigadora enfatizó: “en los últimos tiempos han surgido un gran número de tecnologías que están adquiriendo un fuerte impulso. Una de estas tecnologías emergentes es la realidad aumentada o augmented reality, tecnología que ha empezado a tener un interesante nivel de penetración en instituciones educativas. La RA es una tecnología que posibilita la creación de materiales y actividades educativas innovadoras”.

Hasta el momento la aplicación se ha utilizado en el contexto de la muestra itinerante de Darwin, tanto en Bahía Blanca como en Mar del Plata

La aplicación se desarrolló para dispositivos móviles. Los smartphones y tablets hace años que son parte del día a día de todos. Casi todas las personas tienen uno de estos dispositivos a su alcance. En vista de que estos han ampliado enormemente sus capacidades (poder de cómputo, velocidad de envío de datos, definición y tamaño de las pantallas, etc.), además de su conveniencia e inmediatez, se han convertido en uno de los dispositivos que ayudan a mediar actividades educativas.

Hasta el momento la aplicación se ha utilizado en el contexto de la muestra itinerante de Darwin, tanto en Bahía Blanca como en Mar del Plata, con una gran cantidad de visitantes de escuelas. También se ha trabajado en visitas a escuelas de la región de La Plata, donde se usó la aplicación en el marco de dinámicas de taller con alumnos y docentes.

 

Charles Darwin a bordo del Beagle

En 1831, con tan solo 22 años el joven naturalista Charles Darwin se embarcaba en el Beagle, para hacer un viaje de exploración alrededor del mundo para completar los trabajos de hidrografía de la Patagonia y Tierra del Fuego.

Desde Inglaterra viajó a la Isla Canaria de Tenerife y desde allí a Cabo Verde, donde Darwin recogió varias muestras e identificó a 67 especies diferentes de microorganismos.

Su viaje prosiguió hacia el continente americano desembarcando en San Salvador (Brasil). En 1833, el Beagle llega a la Argentina. Primero se ubica en Bahía Blanca y luego a la Patagonia. Darwin pasa su tiempo estudiando a los cóndores, las llamas salvajes y especialmente a los fósiles que va encontrando y ahí surgen, las primeras ideas sobre la evolución de las especies.

En 1831, con tan solo 22 años el joven naturalista Charles Darwin se embarcaba en el Beagle, para hacer un viaje de exploración alrededor del mundo

En 1834 la expedición llega a Chile y Darwin queda maravillado por los Andes. Continúa por el norte de Chile hacia Perú. Llega a Galápagos, un archipiélago que lo sorprenderá y cambiará por completo las ideas del científico. Aquí estudiará a las aves del lugar, los peces, las caracolas y especialmente los pinzones y sus picos.

Tras surcar el océano Pacífico el viaje del Beagle continúa por Nueva Zelanda y Sidney. De Oceanía el Beagle viaja al sur de África y en Ciudad del Cabo, Darwin tiene la oportunidad de conversar con el matemático John Herschel al que comenta sus primeras teorías sobre el origen de la humanidad y la aparición de nuevas especies.

En octubre de 1836, habían pasado cinco años y Charles Darwin había recopilado datos por todo el mundo que le permitieron formular sus teorías sobre la evolución natural y que fueron recogidas en su obra fundamental “El origen de las especies por medio de la selección natural”, que sentaría las bases de la biología evolutiva moderna.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí