El trabajo de los hermanos Moro no solo fue un auténtico fenómeno pop, sino que inició  la publicidad cinematográfica en España, innovando tanto en los anuncios de animación como en los de imagen real, en una época en la que no existía publicidad audiovisual en nuestro país

Los anuncios de nuestra vida en una muestra de los creadores de la Familia Telerín

.

La Sala El Águila acoge la exposición El anuncio de la Modernidad. Los míticos Estudios Moro (1955-1970), un homenaje a los creadores de la publicidad de dibujos animados y a la historia de la industria de la animación en España.

Familia Telerín.

Los  madrileños  hermanos Moro,  José Luis como dibujante y Santiago como creativo, son autores, entre otros muchos,de la ‘Familia Telerín’ y el famoso separador televisivo ‘Vamos a la cama’, reconocido como uno de los hitos de Televisión Española, así como de la Ruperta y La Botilde, las mascotas del popular programa de televisión ‘Un, dos tres’.

La exposición, comisariada por el periodista y escritor Lluis Fernández recoge una selección de 200 de los mejores  anuncios publicitarios, especialmente de animación, pero también de imagen real y stop motion (animación foto a foto), realizados por los Estudios Moro desde mediados de los años 50 a finales de los años 70 del siglo XX.

También exhibe objetos, juguetes y artículos promocionales de algunos de los hitos publicitarios de aquellos años, así como una serie de electrodomésticos, protagonistas de numerosos anuncios realizados por los Estudios Moro, que tuvieron una especial relevancia en el desarrollo y modernización de la sociedad española en los llamados años del Desarrollismo español.

.

Inicio de la publicidad cinematográfica en España

El trabajo de los hermanos Moro no solo fue un auténtico fenómeno pop, sino que inició  la publicidad cinematográfica en España, innovando tanto en los anuncios de animación como en los de imagen real, en una época en la que no existía publicidad audiovisual en nuestro país.

Su expansión fue fulgurante. Montaron estudios en Madrid, Barcelona, Lisboa y Estados Unidos. Se hicieron populares por los  spots de Profidén,  el zapateado  de las botellas de Tío Pepe, los divertidos anuncios de las hojas de afeitar Palmera, La canción del Cola-Cao, los discos-sorpresa de Fundador, con el famoso don Pedrito y su jingle “Está como nunca el sabor que mejor sabe”,  o la promoción de Quina Santa Clemente.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que visitó esta mañana la muestra ha recordado que trae a la memoria de todos imágenes inolvidables como  el striptease de la Gallina Blanca de Avecrem,  “que les valió un premio en Cannes y algún contratiempo con la censura franquista”. Recordó asimismo la canción de la vaca Marcelina para mantequilla Lorenzana y las vaquitas rumberas de Starlux o la muñeca Blanquita de la campaña de Ese, mascota infantil pionera de los comerciales de detergentes a la que seguiría El Almendrito para turrones El Almendro.

Santiago y Jose Luis Moro  También realizaron sorprendentes anuncios de animación de marionetas (stop motion) y de imagen real para incontables anuncios de electrodomésticos, cremas de belleza, refrescos o licores, toda una evidencia de que los Estudios Moro representan el anuncio de la modernidad en España. “Su éxito fue tal –recordó Aguirre- que en los años 50 llegaron a concentrar el 90% de la producción nacional publicitaria”.

.

La entrañable Familia Telerín

Su inmensa popularidad se la deben a La familia Telerín y su mítico separador ‘Vamos a la cama’, reconocido como uno de los mayores hitos de televisión española, cuya idea se debe a Santiago Moro y el éxito,  a los inconfundibles dibujos de su hermano José Luis Moro.

Merchandising de la Familia Telerín.

Con esta familia televisiva se inicia en España el merchandising masivo de un producto, con la concesión de licencias y la producción en serie de juguetes de La Familia Telerín y de las demás mascotas televisivas en llaveros, muñecos y discos de regalo.

Además de recordados  anuncios para diversas marcas comerciales, Estudios Moro produjeron, en colaboración con Movierecord, los primeros programas de variedades televisivas como Gran Parada y películas tan populares como Los chicos con las chicas y Dame un poco de amooor, de Los Bravos. También realizaron diversos  carteles de cine y  las cabeceras animadas de las dos primeras películas de Marisol: Un rayo de luz y Ha llegado un Ángel.

Calabaza Ruperta.

Suyas son también las populares mascotas televisivas Ruperta, Botilde, el Chollo y el Antichollo, realizadas para el programa de TVE Un, dos tres, de Narciso Ibáñez Serrador; el Lobo, de turrones El Lobo, y los populares ‘Pezqueñines ¡No, gracias!’, de  las campañas estatales del FROM.

Además de dibujante, portadista y alma de la revista, Jose Luis Moro era el autor de la mayoría de los anuncios que publicaba la revista Chicas: el bebé inglés; las medias El Danubio Azul o los maquillajes en polvo Roberta, unos dibujos en los que sobresale un halo de modernidad tan personal como inimitable, especialmente  en sus chicas, que dibujaba al modo de estrellas juveniles de cine de Hollywood. Un fenómeno sociológico conocido como las Chicas Moro.

Ganaron durante cinco años consecutivos tres Palmas de Oro de Cannes y dos copas en Venecia y más de cien premios internacionales de publicidad en los más prestigiosos festivales. En los años 60, en sus estudios de cine y publicidad animada trabajaban trescientos profesionales fijos y realizaban cientos de anuncios mensuales.

Un buen resumen de su intensa y valiosa  producción de  spots publicitarios puede verse en el largometraje documental  El anuncio de la Modernidad, dirigido por Luis Fernández, que podrá verse a partir del 1 de marzo en el salón de actos de la Sala Comunidad de Madrid-El Águila, de martes a sábado, a las 17:30, y los domingos y festivos, a las 11:00.

La exposición El anuncio de  la Modernidad. Los míticos Estudios Moro (1955-1970) se podrá ver en la Sala Comunidad de Madrid-El Águila del  29 de febrero al 6 de mayo de 2012 de martes a sábado, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00. Domingos y festivos, de 11 y 2. Lunes, cerrado.

Las visitas guiadas serán los miércoles, a las 12:00, sábados, a las 13:00 y 19:00, y domingos a las 12:00 y a las 13:00, con la excepción de los días 7 y 8 de abril, que no habrá visitas guiadas. La exposición permanecerá cerrada los días 6 abril y 1 de mayo.