Los insectos contienen una gran cantidad de proteínas y son un componente natural de la dieta de muchos peces y aves de corral

Larvas de insectos como fuente adicional de proteína para los piensos europeos

.

Desde el proyecto financiado con fondos de la Unión Europea PROTEINSECT se recomienda revisar la legislación europea para permitir el uso de larvas de insectos como fuente de proteína para piensos.

.

© Shutterstock

© Shutterstock

Cordis / Europa importa hoy en día el 70 % de las proteínas destinadas a la alimentación animal, situación que expone al continente a cierto riesgo, dada la competencia creciente por obtener tales fuentes de proteínas, considerando que la población mundial muy probablemente superará los 9 000 millones para 2050. En concreto, en los países en desarrollo se está experimentando un aumento de la demanda de productos animales, hasta el punto de que el consumo de carne se ha multiplicado por cinco desde mediados de la década de 1940. Los responsables del proyecto PROTEINSECT entienden que una adaptación de la legislación europea para que permita el empleo en piensos de proteínas procedentes de insectos sería relevante para superar estos escollos.

Expertos de PROTEINSECT procedentes de Europa, China y África investigaron el empleo de dos especies de larva de mosca en la dieta de pollos, cerdos y pescado, para lo cual realizaron ensayos de alimentación y analizaron la calidad y la seguridad de criar moscas a partir de sustratos de residuos orgánicos como el estiércol.

Los insectos contienen una gran cantidad de proteínas y son un componente natural de la dieta de muchos peces y aves de corral. El equipo del proyecto argumenta que es posible criar larvas de mosca a partir de una amplia gama de residuos y subproductos y, de este modo, recuperar parte del valor de materiales que normalmente se desechan en los sectores agrícola y alimentario.

El empleo de insectos en la fabricación de piensos contribuirá tanto a aliviar el déficit de proteínas de Europa como a reducir el volumen de desechos

El reprocesamiento biológico de los residuos orgánicos fue uno de los pilares de PROTEINSECT, pues el empleo de insectos en la fabricación de piensos contribuirá tanto a aliviar el déficit de proteínas de Europa como a reducir el volumen de desechos. Durante la investigación se descubrió que las larvas de mosca son capaces de reducir la masa de residuos orgánicos en un 60 % en diez días, en un proceso que contribuye a alcanzar una economía verdaderamente circular. La investigación realizada también mostró que el empleo de proteínas de insectos en piensos como complemento a las fuentes vegetales tradicionales podría lograr la liberación de tierras de cultivo para su uso en cultivos destinados al consumo humano directo, todo lo cual redunda en beneficio de la seguridad alimentaria.

En 2015 se realizaron en Bélgica y Reino Unido ensayos de alimentación en peces, aves y cerdos con la proteína de insectos generada en el Reino Unido por PROTEINSECT. Estos ensayos sirvieron para evaluar la velocidad de engorde y crecimiento, así como otros factores específicos de cada actividad como el índice de supervivencia del salmón del Atlántico. No se observaron apenas diferencias entre el rendimiento de los animales e incluso se registraron mejoras a raíz del pienso de insectos. Por ejemplo, las concentraciones de microorganismos beneficiosos (Lactobacillus) eran considerablemente superiores en los cochinillos alimentados con el pienso a estudio.

.

Próximos pasos del proyecto

El equipo al cargo considera que Europa podría contribuir enormemente a escala mundial a esta fuente adicional y alternativa de proteínas y generar innovaciones que reduzcan los residuos orgánicos. No obstante, sus responsables aducen que la legislación europea, conservadora y obsoleta con respecto al empleo de insectos en piensos y alimentos, supone un obstáculo importante para los inversores y por ende para la comercialización de proteínas derivadas de insectos. En concreto, defienden una revisión de dos normativas europeas que prohíben el empleo de insectos como fuente de proteínas en piensos para animales de consumo humano y la cría de insectos a partir de abono o residuos alimentarios.

En un acto dedicado al tema, la Dra. Elaine Fitches, coordinadora de PROTEINSECT, comentó: «La insuficiencia de proteínas en Europa supone todo un riesgo para el progreso social, económico y medioambiental. En la búsqueda de soluciones europeas a largo plazo hemos de tener en cuenta los beneficios que aporta la introducción de los insectos, sobre todo las larvas de mosca, en los componentes de los piensos para animales».

.

Fuente:

Basado en información del proyecto

.

Share