“Los docentes catalanes se sienten mal valorados”

Imagen: Pixabay

OPINIÓN

El Sindicato Profesores de Secundaria (ASPEPC·SPS) ya hace años que denuncia que más del ochenta por ciento de los docentes catalanes se siente mal valorado. Este dato contrasta con los de otros estados, como por ejemplo Singapur, donde el sistema educativo obtiene grandes resultados con unos docentes muy satisfechos de su reconocimiento.

 

David Rabadà | Catalunya Vanguardista  @DAVIDRABADA

De hecho, los docentes que se sienten mal valorados en Singapur no llegan ni al 30 por ciento del total. Desde el Sindicado Profesores de Secundaria (ASPEPC·SPS) ya hace décadas que se está explicando el por qué de nuestro ochenta por ciento de docentes mal valorados.

Aun así, no se han llevado a cabo acciones de mejora por parte del Departamento de Educación, el cual, desde la llegada del consejero Bargalló, tiene mucha prisa en hacer infinitas reformas a corto plazo a pesar de saber que la enseñanza no puede mejorar con medidas inmediatas. Además, estos cambios de Educación han aumentado la frustración de nuestros docentes.

Estas innovaciones educativas alteran una y otra vez nuestro sistema educativo sin ganancias sustanciales

En resumen, estas innovaciones educativas alteran una y otra vez nuestro sistema educativo sin ganancias sustanciales. Un hecho fundamental, en Secundaria, ha sido la bajada de niveles en contenidos y exigencia desde hace décadas. Este hecho condena nuestros alumnos a una baja formación y a trabajos basura. Es decir, se ha facilitado el aprobado fácil y falso anihilando la formación de calidad.

La actual evaluación por competencias, y el hecho que la plataforma Esfera gestiona deplorablemente, está en linea con todo esto. Hay que sumar a lo anterior el desprecio al profesor especialista en su materia transfigurándolo en un monitor de ocio que no tiene que enseñar tantos conocimientos, sino solo orientar a los alumnos en sus habilidades. Y todo esto bajo un recorte perpetuo de sueldos y recursos en enseñanza, un conjunto de hechos que hacen que los docentes se sientan mal valorados bajo muchos experimentos que el Departament d’Ensenyament está perpetrando de hace tiempo y que no han mejorado la función docente.

Para formar más y mejor a nuestros futuros ciudadanos, los alumnos, hacen falta medidas desde los que pisan el aula y no desde el despacho de teóricos. Entonces los docentes catalanes se sentirán mejor valorados y la enseñanza hará de ascensor social para todos los alumnos actuales.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí