Los efectos psicológicos del confinamiento afectan más a las mujeres

Imagen de Rudy and Peter Skitterians en Pixabay

Las mujeres son el sector de la población que más depresión, soledad y ansiedad está ocasionando el confinamiento, según un estudio de la UCM. La situación de las personas se ha complicado con una mayor presencia de sintomatología depresiva.

 

UCM / La cátedra Contra el Estigma de la Universidad Complutense y Grupo 5 continúa analizando los efectos que la situación de alarma y confinamiento están ocasionando sobre la salud psicológica de la población española.

Una pandemia que está suponiendo “una oportunidad de aprendizaje única para la Psicología y un auténtico desafío a los modelos predominantes de atención social y sanitaria a la salud mental”, según el director del estudio, el catedrático de Evaluación y Diagnóstico Psicológico de la Universidad Complutense, Manuel Muñoz.

Entre el 21-29 de marzo la situación de las personas se ha complicado con una mayor presencia de sintomatología depresiva, manteniéndose la ansiedad y preocupación

En esta segunda oleada de la investigación se han comparado los resultados obtenidos entre el 21-29 de marzo, durante la suspensión total en España de toda actividad laboral no considerada imprescindible, y los datos recogidos entre el 13-27 de abril, cuando en España se había levantado la restricción de las actividades no esenciales.

Entre las diferencias entre una fase y otra, remarcar que la situación de las personas se ha complicado con una mayor presencia de sintomatología depresiva, manteniéndose la ansiedad y preocupación. Mientras que los resultados de la primera oleada sugerían que en general las personas más jóvenes mostraban un mayor impacto psicológico, en esta segunda oleada, los datos arrojan que es el género femenino el que está resultando más vulnerable a la ansiedad, la depresión y al estrés postraumático.

Un hecho probablemente relacionado a la mayor carga que puede suponer el combinar el trabajo o teletrabajo junto al cuidado de hijos y otros roles de género durante la pandemia. Asimismo, se deduce ahora una mayor exposición a la soledad entre la población de menor edad que en los primeros estadios sufrieron una mayor sintomatología depresiva, incertidumbre y ansiedad, al ver sus vidas más afectadas cuando se interrumpieron bruscamente sus rutinas diarias.

En esta segunda oleada, los datos arrojan que es el género femenino el que está resultando más vulnerable a la ansiedad, la depresión y al estrés postraumático

Respecto al entorno laboral, la variable de trabajar presencialmente frente al teletrabajo o al hecho de no trabajar cobra peso en esta segunda oleada con respecto a la sintomatología postraumática, ya que estos profesionales han estado en la primera línea frente la lucha contra el virus, y probablemente hayan tenido que vivir situaciones que pueden ser categorizadas como sucesos estresantes, no recogidos en el primer tramo del estudio.

Igualmente, en esta segunda oleada de la investigación se ha analizado la percepción de discriminación y estigma, observándose un incremento significativo en aquellas personas que tenían un diagnóstico previo de salud mental; en los profesionales que luchan contra el virus en primera línea, y en personas con problemas respiratorios previos.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí