Los Homo sapiens arcaicos

Todos estos Homo surgieron de un episodio de especiación que comenzó cerca de los 600.000 años / Flickr - Adam Foster (National Museum of Natural History)

Si bien algunos erectus pudieron articular monosílabos básicos como nuestros párvulos lo hacen con mamá, papá y demás fonemas repetitivos, no fue hasta la evolución de los Homo sapiens arcaicos que el PAS (pensamiento abstracto sofisticado) y su habla articulada se manifestaron en toda su extensión. De hecho hace unos 600.000 años en Europa, África y Asia evolucionaron diferentes Homo modernos. Pero, ¿cómo eran estos humanos?

 

David Rabadà | Catalunya Vanguardista  @DAVIDRABADA

Aquellos humanos poseían un gran cerebro pero bajo un aspecto muy ancestral. Además la mayoría de ellos utilizaban inicialmente la técnica de talla II con sus bifaces característicos. Su estatura media era baja y menor que la media de sapiens actual. Se estima entre el metro sesenta y setenta, con cuerpos robustos y una masa muscular un 20 por ciento superior a la nuestra. En ello su índice de encefalización era algo menor que los sapiens actuales pero claramente superior a los erectus que les precedieron. De hecho superaban siempre los 1.000 c.c. cerebrales, alcanzando hasta los 1.400 con una bóveda alta y redondeada.

Su variabilidad morfológica era muy extensa y equiparable a la actual en sapiens, todo ello con muchas ambigüedades y sin consensos claros entre los expertos. Cabe añadir que los rasgos de un continente se mezclaban con los de otro dando al traste con todo intento sencillo de sistematización. Por ello hay quienes piensan que configuraron una sola especie por Europa, Áfria y Asia.

Su estrategia cazadora organizada, más su dominio del fuego en campamentos y cabañas está bien contrastada, por lo que resultaría insólito imaginarlos sin una habla articulada

Su estrategia cazadora organizada, más su dominio del fuego en campamentos y cabañas está bien contrastada, por lo que resultaría insólito imaginarlos sin una habla articulada en todo ello. Además su esperanza de vida superaba su etapa fértil, como hoy en día hacen sapiens, orcas, belugas y otros mamíferos muy encefalizados.

Una explicación para ello reside en la hipótesis de la abuela según la cual la longevidad de sus hembras contribuye positivamente al desarrollo de toda la familia. Es más, y en poblaciones de sapiens recientes, se ha observado que los cuidados de las abuelas hacia sus nietos aumentan significativamente su esperanza de vida y su supervivencia. El lector puede consultar el Current Biology de febrero de 2019.

Su esperanza de vida superaba su etapa fértil / Wikimedia – Amédée Forestier (1845 – 1930)

 

Homo sapiens arcaicos

Independientemente de todo lo anterior, toda la clasificación de los sapiens arcaicos sigue pendiente de más ejemplares y de mayor acuerdo entre los expertos. Por ahora la categoría de Homo sapiens arcaicos sirve para todo el grupo, aunque en cada continente hay ejemplares más sapienizados y otros más afines a erectus.

En África existen por un lado ejemplares que comparten rasgos con Homo sapiens moderno. Citaremos al caso Elandsfontein en Àfrica austral, Broken Hill en Zambia, y Kébibat y Salé en Marruecos. Con tendencias mezcladas entre erectus y sapiens cabe mencionar a los de Cave of Hearths en África austral, los de Ndutu en Tanzania, los de Kapthurin en Kenia y los de Bodo en Etiopía.

Toda la clasificación de los sapiens arcaicos sigue pendiente de más ejemplares y de mayor acuerdo entre los expertos

En Asia también estos sapiens arcaicos presentaban dualidad. Por un lado algunos ejemplares compartían ciertos rasgos con los sapiens actuales como los chinos de Dali, Yinkou y Maba, más los de Narmada en India. Pero por el otro hay restos que se aproximan más a los erectus como los de Ngandong en Java.

En Europa, y por ahora, la cosa ha resultado más fácil ya que todos ellos presentaban rasgos compartidos con los venideros neandertales. En concordancia con ello el patrón de crecimiento dental entre ambos, incluyendo a los sapiens, era equivalente. Por todo ello, y con un gran número de ejemplares hallados, a estos sapiens arcaicos se les designó como Homo heidelbergensis.

Ejemplos de ellos son los restos de Petralona en Grecia de entre 700.000 a 200.000 años de antiguedad, Swanscombe en Gran Bretaña de quizás 600.000, los de Mauer en Alemania de entre 600.000 y 400.000, los de Tautavel en Francia de unos 450.000, los de la Sima de los Huesos en Atapuerca de unos 400.000 años, los de Schöningen en Alemania de 400.000, los de Portugal en el yacimiento de Aroeira de también 400.000, los de Bilzingsleben en Turingia de unos 370.00, los de Roccamonfina en Italia de entre 325.000 a 385.000, y los de Vertesszöllos en Hungría de unos 300.000.

De todos ellos evolucionaron los neandertales por Europa y Próximo Oriente, más tarde los sapiens por África, y finalmente otros Homo por Asia

Todas las dataciones anteriores no devienen ningún dogma ya que a menudo dependen de la técnica empleada y del equipo que las ha publicado. Hay demasiados buscadores de plusmarcas en el mundo de la paleoantropología.

Fuere como fuese podemos concluir que todos estos Homo surgieron de un episodio de especiación que comenzó cerca de los 600.000 años. De todos ellos evolucionaron los neandertales por Europa y Próximo Oriente, más tarde los sapiens por África, y finalmente otros Homo por Asia. En todo ello quizás no hubo cambios de especie biológica sino evolución de nuevas variedades de Homo sapiens. Para dilucidar tal encrucijada cabe analizar el paso a neandertal.

Este artículo es la continuación de una serie titulada “Prejuicios y Evolución Humana“, a cargo de nuestro colaborador científico, David Rabadà.

Entrega anterior: El origen del habla articulada humana (entrega 24)

Ver todas las entregas

2 Comentarios

  1. Me “suena” mas normal las separación de Homos, en miles de años y según el lugar que han ido ocupando, que las diferencias que algunos científicos han comentado. Parece que los cambios de especies es lenta, y adaptándose a su entorno, tal como ya explicó y claramente el gran sabio Charles r. Darwin.. Buena colección de articulos comentados y estudiados por el buen paleogeozooantropólogo Prof David Rabadà.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí