Los pavimentos y la ornamentación en el neolítico

Izquierda, proceso de excavación de este año. Derecha, pieza de hueso con doble perforación vinculada con el trabajo textil.

La Draga aporta nuevos datos sobre la arquitectura neolítica

.

Las excavaciones realizadas este año en el yacimiento de la Draga (Banyoles) han permitido documentar los basamentos de travertino de construcciones que datan del neolítico antiguo, profundizando en el conocimiento de la arquitectura neolítica y cómo estaba organizado el asentamiento.

.

UAB / Los trabajos de investigación de este año en la Draga se han efectuado en la parte más elevada del yacimiento, donde el nivel arqueológico ha quedado por encima del nivel freático, y han permitido documentar los basamentos de travertino de varias construcciones que datan del neolítico antiguo.

Los hallazgos permiten afirmar que la construcción de pavimentos fue una práctica habitual y que se extendió por todo el poblado

Los hallazgos permiten afirmar que la construcción de pavimentos fue una práctica habitual y que se extendió por todo el poblado. Este tipo de estructura, probablemente, tenía por función nivelar el terreno y aislar la vivienda del barro y humedad subyacentes. Estos bloques fueron transportados desde las inmediaciones del Estanque, donde se acumulan depósitos carbonatados correspondientes a la actividad sedimentaria del mismo a lo largo del pleistoceno y holoceno.

El yacimiento de la Draga se encuentra al lado del Estanque de Banyoles, espacio que se inundaba periódicamente, tanto por las condiciones climáticas, más húmedas que en la actualidad, como por los hundimientos que se producían como consecuencia de la actividad kárstica. Cuando la población se asentó por primera vez al lado del Estanque construyó cabañas de madera levantadas sobre pilares, también de madera. Este tipo de construcción fue abandonada posteriormente, tal como se documenta a partir de la construcción de cabañas directamente sobre el suelo, con pavimentos de travertino en la base. Los bloques de travertino fueron dispuestos formando un pavimento que ocupa gran parte de los 30 metros cuadrados excavados en esta campaña. Este tipo de estructura ha sido documentado también en otros sectores del yacimiento, donde ha podido ser constatado que se hallaba por encima de un nivel con restos de construcciones en madera y que, por lo tanto, corresponden a la ocupación más reciente.

Asociadas a las estructuras de travertino han sido recuperados abundante residuos alimentarios, instrumentos líticos, cerámica y ornamentos elaborados con diferentes tipos de materiales, que permitirán definir la función de las estructuras y caracterizar las actividades desarrolladas en estos espacios.

Destaca la diversidad de ornamentos, tanto en cuanto a las formas como a las materias primas utilizadas en su elaboración

Destaca la diversidad de ornamentos, tanto en cuanto a las formas como a las materias primas utilizadas en su elaboración. Entre los objetos recuperados cabe destacar una pieza realizada en hueso con doble perforación en muy buen estado de conservación y que se puede vincular con tareas textiles. En este sentido, este objeto, junto con otros, evidencian que en la Draga se desarrolló una de las prácticas más antiguas de Europa de transformación de fibras vegetales, como la ortiga y el tilo, para elaborar tejidos.

En las excavaciones de la Draga han participado más de 50 personas de diferentes instituciones. El yacimiento de la Draga forma parte del Campus de Arqueología de la UAB, donde los estudiantes del grado de Arqueología realizan sus prácticas de campo. Además, las excavaciones han contado con la participación de estudiantes de bachillerato, a través del programa ARGO de la UAB, estudiantes de máster y doctorado de la UAB y de máster de la Universidad de Cádiz.

.

Uno de los primeros asentamientos de la Península

La importancia de la Draga radica en que fue uno de los primeros lugares donde las sociedades campesinas neolíticas se establecieron al nordeste de la Península ibérica, hace unos 7300 años, transformando el espacio que les rodeaba para desarrollar las prácticas agrícolas y ganaderas necesarias para su subsistencia. El rasgo más singular del yacimiento es la conservación de elementos elaborados en madera y otras materias orgánicas, hecho excepcional para cronologías tan antiguas, y que posibilita un acercamiento diferente y más completo a la comprensión de las primeras sociedades agrícolas del Mediterráneo occidental.

La Draga fue uno de los primeros lugares donde las sociedades campesinas neolíticas se establecieron al nordeste de la Península ibérica, hace unos 7300 años

Una muestra de los hallazgos y resultados de la investigación efectuada en el yacimiento se puede ver todavía a la exposición “La revolución neolítica. La Draga el poblado de los prodigios” hasta el día 16 de septiembre en el Museo Arqueológico de Girona. La exposición es una oportunidad única para ver los materiales orgánicos, que son expuestos al público por primera vez. Además la exposición permite hacer un viaje virtual al poblado.

Las excavaciones en el yacimiento de la Draga son coordinadas por el Museu Arqueològic de Banyoles, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IMF, Barcelona), la Universitat Autònoma de Barcelona y el Museu d’Arqueologia de Catalunya. La naturaleza y objetivos diferenciados de estas instituciones permiten realizar un acercamiento más completo a toda la singularidad del yacimiento, posibilitando la realización de tareas de investigación, formación de nuevos investigadores, conservación de los restos y difusión de sus datos.

Tanto las excavaciones como las actividades de investigación realizadas en el yacimiento han sido financiadas por el Museu Arqueològic de Banyoles, el Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, el CSIC, la UAB y el MAC, además del Ministerio de Economía y Competitividad.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí