Méndez calificó de vergüenza escondida la situación en la que vive gran parte de la población mundial, lo que a su juicio impide aplicar con efectividad los conocimientos científicos disponibles en el primer mundo.

Expertos denuncian la descoordinación de los agentes implicados en la lucha contra las enfermedades relacionadas con la pobreza

.

La presidenta de la Fundación Ciencia y Conocimiento en Acción (CYCA), Pilar Mateo; el director del Centro de Estudios Económicos Tomillo, Juan Carlos Collado, y el médico del Hospital del Niño en México DF, Jorge Méndez, han denunciado hoy en Santander “la descoordinación existente entre los agentes implicados en la lucha contra las enfermedades de la pobreza y han exigido la puesta en marcha de planes integrales para la erradicación de las mismas”.

Méndez, Mateo y Collado hoy en Santander. Imagen: UIMP.

Así se expresaron durante una rueda de prensa con motivo de su participación en el Seminario ‘Acción contra las enfermedades de la pobreza: la Química como motor de cambio’ que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), y en el que analizan las experiencias prácticas en distintos puntos del mundo para acabar con la malaria, el dengue, la viruela o el mal de chagas.

“La mitad del planeta se muere de enfermedades que llevan muchos años erradicadas en la otra mitad”, lamentó Mateo, quien apostó por  pasar a la acción y explicó que las poblaciones afectadas han sido hasta el momento invisibles.

La científica aseguró que cuando existe una demanda social desde los países ricos, las empresas farmacéuticas y los investigadores consiguen resultados rápidos, y puso como ejemplo el caso de la Gripe A, en el que las vacunas estuvieron en el mercado y disponibles para la población en menos de un año.

La directora de este seminario destacó la importancia de la higiene y de unas condiciones de vida dignas para detener la expansión de estas enfermedades. En este sentido, recordó que la Química es la alternativa para encontrar soluciones desde el punto de vista racional.

Por otro lado, Méndez calificó de vergüenza escondida la situación en la que vive gran parte de la población mundial, lo que a su juicio impide aplicar con efectividad los conocimientos científicos disponibles en el primer mundo.

El médico, que dirigió la campaña de erradicación de la malaria en México, alertó de la posibilidad de que el mal uso de los medicamentos y los insecticidas generen resistencias en los agentes causantes de las enfermedades provocando nuevos rebrotes ante los cuáles serían ineficaces los tratamientos actuales, algo que calificó como un problema “muy grave a corto plazo”.

Por último, Collado puso de manifiesto la relación existente entre la economía y la salud y aseguró que la lucha contra la pobreza es básica para poner fin a las enfermedades endémicas de los países en vías de desarrollo. Además, apostó por realizar un análisis independiente de los costes para mejorar la salud de las personas.

Share