Luis II, el rey «loco».

S.M. Luis II de Baviera, c. 1874.

Tal día como hoy… 13 de junio de 1882 fallecía Luis II, el rey «loco»

.

El 13 de junio de 1882 fallecía en extrañas circunstancias el rey de Baviera Ludwig von Wittelsbach, conocido como Luis II, el rey «loco». Su cadáver fue encontrado ahogado en el lago de Starnberg, cerca del castillo de Neuschwanstein, que él mismo había ordenado construir y donde vivía recluido a causa de la esquizofrenia paranoide que se le había diagnosticado. Su psiquiatra apareció también ahogado en el mismo lago. Se desconocen las circunstancias que concurrieron en ambas muertes.

.

CV / Hay personajes históricos cuya tragedia biográfica va más allá de la historia y se convierte en leyenda romántica. El caso de Luis II es uno de ellos. Declarado oficialmente loco y apartado del gobierno, fue el gran admirador y mecenas del compositor de Richard Wagner, construyendo para él el teatro donde actualmente todavía se celebran los festivales de Bayreuth. Aficionado a las artes y amante de la poesía, se ha especulado sobre sus posibles amores con la emperatriz Isabel de Austria-Hungría, Sissí. Algo que parece improbable, aunque sí mantuvieron una gran amistad, dada la homosexualidad de Luis. En definitiva, todos los ingredientes para la construcción de un rey de cuento de hadas, en unos tiempos en que esto ya no estaba de moda.

Cruz en el lugar donde se encontró su cuerpo en el lago de Starnberg. Créditos: Nicholas Even (self) – Nicholas Even, Dallas TX (own work) / Wikimedia

Para unos fue sin duda un loco de camisa de fuerza al que hubo que separar del poder porque el presupuesto del reino se iba en Wagner y en sus extravagancias. Para otros, fue una víctima de oscuras maquinaciones políticas con el trasfondo de la unificación alemana bajo el II Reich de Bismark.

No es el único caso de  monarca con perturbaciones psíquicas en la dinastía reinante en Baviera durante el siglo XIX. Su abuelo Luis I, había sido obligado a abdicar por sus públicos y notorios amores con la bailarina irlandesa Lola Montez. En el caso de nuestro personaje, lo cierto es que los tiempos no le acompañaron. Su modelo de monarquía era el de un absolutismo que acaso un siglo antes hubiera encajado con del despotismo ilustrado, pero que en la segunda mitad del XIX ya no estaba de moda. Muy pronto se desinteresó por las tareas de gobierno.

Baviera era un reino alemán católico, más próximo a Austria –también católica- que a la emergente Prusia protestante. Derrotadas Austria y Baviera en la Guerra de las Siete Semanas (1866), Luis II pasó a ser en realidad un vasallo de Prusia. Con la creación del Imperio alemán tras la Guerra Franco-prusiana (1870-1871) Baviera se integró en el II Reich, aunque se le permitió seguir manteniendo la condición de rey de Baviera a modo casi meramente testimonial. Pasó sus últimos años recluido voluntariamente en sus castillos, evitando todo trato humano y viviendo en solitario hasta el punto de que incluso la comida se le hacía llegar en montacargas, hasta que dicha reclusión devino forzada.

Hasta dónde se sabe de las circunstancias de su muerte, salió a pasear con su psiquiatra al caer la tarde, siendo hallados ambos ahogados en el lago a las 23:30h.  No se sabe qué ocurrió, pero las primeras sospechas provinieron del hecho de que Luis II podía estar loco, pero era un gran nadador. Y tampoco contribuyó a disipar las sospechas que algunos lugareños aseguraran posteriormente haber visto a los paseantes acompañados de dos personas desconocidas. Se echó tierra de por medio…

Como curiosidad, el castillo de Neuschwanstein sirvió de inspiración a Walt Disney para su película ‘Fantasía’ (1940), y posteriormente como modelo para su parque de atracciones Disneylandia de Los Ángeles.

.

También un 13 de junio se cumplen estas otras efemérides

.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí