Madrid y Barcelona: más de 50 especies de mariposas

Los 64 voluntarios han reportado más de 6000 observaciones de mariposas / Pixabay

El primer Observatorio Ciudadano de Mariposas Urbano liderado por Yolanda Melero, investigadora del CREAF, ha dado a conocer las cifras de su primer año de funcionamiento en Madrid y Barcelona. Los sesenta y cuatro voluntarios han reportado más de 6000 observaciones de mariposas urbanas gracias al proyecto de ciencia ciudadana.

 

UAM / Dentro de las ciudades de Madrid y Barcelona viven por lo menos 51 especies de mariposas diferentes. Esto significa que si eres muy urbanita, en tu vida habrás podido ver casi el 22% de las mariposas que hay en España.

Se acaba de dar a conocer esta cifra que resume el primer año de funcionamiento del uBMS, el Observatorio Ciudadano de Mariposas Urbanas liderado por Yolanda Melero investigadora del CREAF, en coordinación con la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad Complutense de Madrid y el Museu de Ciències Naturals de Granollers. Impulsado por la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Transición Ecológica, el proyecto cuenta con un total de 64 personas implicadas de forma voluntaria (35 personas en Barcelona y 29 en Madrid).

La mariposa más abundante en ambas ciudades es una mariposa muy común en la península, la blanquita de la col (Pieris rapae)

Los datos que han aportado estas personas han desvelado, entre otra información, que la mariposa más abundante en ambas ciudades es una mariposa muy común en la península, la blanquita de la col (Pieris rapae) y que algunas de las mariposas más observadas son tan espectaculares como la mariposa macaón (Papilio machaon) o la chupaleches (Iphiclides feisthamelii).

Todas estas personas han visitado de marzo a septiembre, cada quince días, uno o dos jardines en su ciudad. Según sus observaciones, el mes de junio ha sido el mes con más mariposas volando por las dos metrópolis. Los voluntarios han hecho habitualmente un mismo recorrido y han apuntado las mariposas que han visto en una aplicación que el proyecto ha desarrollado con tal finalidad.

En total, el observatorio ha hecho el seguimiento de mariposas en 44 jardines (21 en Madrid y 23 en Barcelona). Entre todas las personas voluntarias se han observado más de 6000 mariposas, 3636 en Barcelona y 2529 en Madrid que se pueden consultar en el mapa colaborativo del proyecto.

El proyecto ha editado las dos primeras guías de mariposas de la ciudad de Madrid y de Barcelona

Convertir a estos ciudadanos y ciudadanas en expertos en mariposas ha sido uno de los retos del proyecto. Para hacerlo posible el proyecto ha editado las dos primeras guías de mariposas de la ciudad de Madrid y de Barcelona. Una publicación editada en papel por el proyecto que se ha repartido a todos los voluntarios y entre diferentes centros ambientales y sedes de los ayuntamientos.

 

El observatorio continúa en 2019 con el apoyo de los ayuntamientos

¿Cómo tiene que ser un jardín para que puedan vivir más especies de mariposas diferentes? ¿Cuántos jardines se necesitan como mínimo para albergar o proteger algunas especies? Estos primeros datos son muy importantes porqué es la primera vez que se obtienen, hasta ahora técnicos y científicos iban a ciegas en esta temática. Por este motivo, los ayuntamientos de Madrid y Barcelona saben que es muy importante continuar con la iniciativa y tener una colección de datos que permita comparar datos entre un año y otro. Así se podrán ver tendencias y mejorar los jardines de estas ciudades para que alberguen una mayor biodiversidad.

Dentro del Pla del Verd i de la Biodiversitat de Barcelona está el objetivo de mejorar los jardines y conectarlos más unos con otros, para fomentar la biodiversidad y la supervivencia de insectos como las mariposas. “Los datos que hemos conseguido hasta ahora ya nos sirven para mejorar nuestros modelos predictivos y probar las diferentes formas de gestionar los jardines metropolitanos. Si continuamos obteniendo datos estos modelos serán más fiables y podremos ver con nuestros propios ojos si las medidas que se toman son efectivas o no”, comenta Yolanda Melero.

Ejemplar de mariposas Chupaleches, de Murray Foubister (Creative Commons CCBY)

El año que viene queremos conseguir una red de voluntarios más amplia, cubrir cada jardín de forma más continua y, si es posible, hacer el seguimiento en más jardines para empezar a acumular datos y poder ver tendencias.

El observatorio es una iniciativa del  CREAF en colaboración con el Museu de Ciencies Naturals de Granollers, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Autónoma de Madrid. Cuenta con el apoyo de iniciativas similares como  el Grupo de Seguimiento de Fauna (Universidad Complutense de Madrid), los programas de seguimiento de mariposas catalán CBMS y español BMS España y el proyecto europeo Butterfly Conservation Europe. Cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y la colaboración de los ayuntamientos de Madrid y Barcelona.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí