Mapeo de las deficiencias en la atención primaria infantil

La salud en los primeros años sienta las bases para su bienestar a lo largo del resto de la vida / Pixabay

A nivel mundial, 6,3 millones de niños menores de 5 años mueren cada año, mientras que 200 millones no alcanzan su pleno potencial de desarrollo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Cordis / Gracias al creciente reconocimiento de que la salud en los primeros años de la vida de las personas sienta las bases para su bienestar a lo largo del resto de la vida, las políticas y los programas destinados a mejorar la salud de los niños se han vuelto más importantes.

No hay consenso sobre la mejor manera de prestar los servicios de atención primaria infantil, que varían mucho de un país a otro en toda Europa

Los modelos existentes de atención primaria infantil suelen basarse en médicos de familia o pediatras genéricos. Sin embargo, no hay consenso sobre la mejor manera de prestar estos servicios, que varían mucho de un país a otro en toda Europa. El proyecto MOCHA, financiado con fondos europeos, ha abordado este reto analizando diversos aspectos de la atención primaria de la infancia en treinta países de la UE y del Espacio Económico Europeo. Abarca varias disciplinas, como medicina, enfermería, economía, informática, sociología y gestión de políticas.

Los investigadores que participaron en el proyecto revisaron las normas actuales y publicaron sus sugerencias en la revista «The Lancet Child & Adolescent Health». Esbozaron un conjunto de principios y requisitos esenciales para una atención sanitaria óptima tras llevar a cabo «un análisis de los datos recopilados en varios ámbitos, incluida la integración de la atención al niño en el punto de enlace de la comunidad con enfermedades agudas, el punto de enlace de la derivación y el servicio de altas, el punto de enlace de la atención social, el ejercicio de la enfermería para consultorios y las experiencias del niño y la familia».

Los investigadores esbozaron un conjunto de principios y requisitos esenciales para una atención sanitaria óptima tras llevar a cabo un análisis de los datos recopilados

En el mismo artículo, los investigadores indican lo siguiente: «Los tres principios fundamentales, basados en un enfoque centrado en el niño, son el acceso a la atención, la cocreación de la atención y una gobernanza integrada eficaz». El equipo añadió además la siguiente información: «En conjunto, los principios y las normas permiten comparar los servicios existentes para los niños que viven con necesidades de cuidado complejas, influir en las políticas en relación con la prestación de servicios a estos niños y proporcionar un conjunto de indicadores con los que evaluar la evolución futura de los servicios en este ámbito».

 

Mejores prácticas

El proyecto MOCHA (Models of Child Health Appraised) se creó para obtener y analizar información fundamental sobre una serie de temas relativos a la atención primaria infantil en toda Europa, que cubrían la prestación de asistencia a través de las fronteras organizativas, como la atención primaria y secundaria, la asistencia social y la educación.

La evaluación de MOCHA también incluyó atención compleja, así como servicios de salud escolar y de salud para adolescentes. Además, MOCHA analizó cuestiones relacionadas con la equidad en la prestación de servicios para todos los niños y el uso de sistemas de registro electrónico en la atención sanitaria infantil. También desarrolló medidas de calidad, resultados, costes y mano de obra.

Los socios del proyecto formularán recomendaciones basadas en pruebas para modelos óptimos de atención sanitaria infantil y sugerirán cómo los países podrían adoptarlos

El proyecto MOCHA se centra en la prevención y el bienestar. Tal y como se indica en CORDIS: «Es necesario centrarse en los cuidados preventivos y en el fomento de la buena salud en una población que, en gran medida, está bien y puede desarrollar buenos hábitos que pueden conducir a una edad adulta y una vejez sanas, sobre todo en un momento en que varios nuevos Estados miembros están revisando y desarrollando sus sistemas sanitarios».

Con el proyecto comenzando ahora su fase final, los socios formularán recomendaciones basadas en pruebas para modelos óptimos de atención sanitaria infantil y sugerirán cómo los países podrían adoptarlos.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí