La presentación en Madrid tendrá lugar mañana, viernes 23 de febrero, a las 11 h, en la Facultad de Ciencias Biológicas / Créditos imagen: ©Charaxes jasius _Eloy Revilla ​

Nace el primer Observatorio Ciudadano de Mariposas Urbanas

.

La vida de ciudad no es fácil para una mariposa. Muchas mueren cuando se mueven de un jardín a otro buscando un alimento en particular que es escaso. Las especies que vuelan distancias cortas o que no son muy ágiles no consiguen llegar a los jardines más lejanos o poco conectados con otras zonas verdes.

.

UCM / Mañana, viernes 23 de febrero, a las 11:00 h, el salón de actos de la Facultad de Ciencias Biológicas acogerá la presentación en Madrid  del primer Observatorio Ciudadano de Mariposas Urbanas, que con la ayuda de un equipo de personas voluntarias seguirá la evolución de las poblaciones de mariposas en 54 parques y jardines de Barcelona y Madrid. Francisco José Cabrero Sañudo, profesor de Zoología de la UCM, presentará este proyecto que cuenta con la participación de la Universidad Complutense y que elaborará estrategias para convertir las zonas verdes de las ciudades en oasis de mariposas.

.

40 voluntarios en cada ciudad

En los jardines de Madrid y Barcelona se pueden encontrar hasta 49 especies diferentes de mariposas, pero no se sabe si sus poblaciones están en aumento o en regresión, ni si contamos ahora con más o menos especies que hace cinco años. Por ello, la investigadora Yolanda Melero, del CREAF, ha impulsado la creación del primer Observatorio Ciudadano de Mariposas Urbanas, bautizado con el nombre de uBMS (del inglés Urban Butterfly Monitoring Scheme).

Para que los voluntarios hagan un trabajo útil se creará una app específica y un grupo de trabajo con personas expertas

Este observatorio reclutará un mínimo de 40 personas voluntarias en cada una de las dos ciudades con un objetivo común: visitar cada quince días los jardines que les correspondan y anotar tanto las especies como el número de mariposas que ven. En la terminología científica, esto se llama monitorizar y sirve para crear un indicador para evaluar la calidad de una zona verde en términos de biodiversidad y comprender las razones de ciertas apariciones o extinciones de especies en la ciudad.

Para que los voluntarios hagan un trabajo útil se creará una app específica y un grupo de trabajo con personas expertas. Además, se les ofrecerán cursos gratuitos de identificación de mariposas.

 

Cómo crear oasis de mariposas en Madrid y Barcelona

Un programa de seguimiento es un paso importante hacia un modelo de ciudad más verde y más respetuosa con la biodiversidad. Con los datos recogidos se conocerán las poblaciones y especies de mariposas en cada parque y jardín, así como su evolución, y se podrá estudiar cómo les afecta la urbanización, qué plantas favorecen su desarrollo, cuál es el tamaño idóneo de una zona verde y otros muchos factores que permitirán al equipo científico asesorar a los ayuntamientos de Madrid y Barcelona –ambos colaboradores del proyecto– para que sean capaces de crear sus propios oasis de mariposas.

©Callophrys rubi_Jacinto Román

.

El observatorio es una iniciativa impulsada por el Centre de Recerca Ecológica i Aplicacions Forestals (CREAF), centro de investigación adscrito a la Universidad Autónoma de Barcelona como instituto universitario, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente) y la colaboración de la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid y el Museu de Ciencies Naturals de Granollers.

Cuenta asimismo con el apoyo de iniciativas similares, como el Grupo de Seguimiento de Fauna (Universidad Complutense), los programas de seguimiento de mariposas catalán (CBMS) y español (BMS España) y el proyecto europeo Butterfly Conservation Europe. Colaboran también los ayuntamientos de Madrid y Barcelona.

 

Retrato de una mariposa urbanita
Las mariposas más comunes de las ciudades son aquellas que se mueven con facilidad y que tienen hábitos de alimentación generalistas, que comen un poco de todo

Muchas mariposas de ciudad se alimentan solo de plantas concretas y tienen más dificultades para encontrar comida en parques donde la mayoría de la vegetación es ornamental. Por ello, las mariposas más comunes de las ciudades son aquellas que se mueven con facilidad y que tienen hábitos de alimentación generalistas, que comen un poco de todo. Es decir, especies como las blanquitas (Pieris rapae y Pieris brassicae).

Ocasionalmente también se pueden ver otras especies poco frecuentes pero que en determinados momentos del año pasan por las ciudades en el curso de migraciones; por ejemplo, la Vanesa de los cardos (Vanessa cardui), que llega a ver incluso cruzando carreteras.

Para encontrar especies menos frecuentes en la ciudad, como la mariposa macaón (Papilio machaon) y la medioluto ibérica (Melanargia lachesis), hay que visitar jardines cercanos a zonas naturales o jardines más grandes y con mejor vegetación nativa, que son los de mayor riqueza de especies.

.